Qué Hacer Con Los Suministros y Los Medicamentos Para La Diabetes Sobrantes o Caducados


 

Nota del editor: las personas que usan insulina requieren fuentes de insulina económicas en todo momento. Si tú o un ser querido tiene dificultades para pagar o tener acceso a la insulina, puedes crear planes personalizados basados ​​en tus circunstancias personales por medio de nuestra herramienta, GetInsulin.org.


Si tienes suministros o medicamentos para la diabetes sobrantes o vencidos, ¡hay algunas cosas que debes saber antes de donarlos o tirarlos a la basura!

Lo primero que debes saber es que Estados Unidos tiene leyes estrictas en torno a la donación de medicamentos. Lo segundo que debes saber es que muchas personas tienen dificultades para pagar sus medicamentos y suministros para la diabetes, por lo que tus donaciones podrían salvarle la vida a alguien, ¡y vale la pena averiguar cómo donar o deshacerte de los medicamentos vencidos en el área en la que vives!

Echemos un vistazo más de cerca a las formas en que puedes donar los medicamentos y los suministros sobrantes, o cómo desecharlos de manera segura si están vencidos.

DONAR EN LOS EE. UU. EN COMPARACIÓN CON DONAR A OTROS PAÍSES

Decidir dónde piensas donar tus suministros para la diabetes es importante porque diferentes organizaciones atienden a diferentes poblaciones: dentro o fuera de los EE. UU.

  • Donar a personas en los EE. La Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales puede ayudarte a determinar si puedes donar tus medicamentos y cómo. Durante una crisis, como después de un huracán u otros desastres naturales, algunas leyes se suspenden temporalmente y las donaciones pueden ir a personas dentro del país por medio de una organización que normalmente donaría a quienes viven fuera de los EE. UU.
  • Fuera de los EE. UU.: Una organización conocida en el espacio de la diabetes es Insulin For Life, que acepta medicamentos para la diabetes y entrega donaciones a las regiones necesitadas. Insulin For Life y Life for a Child ayudan a las personas de países marginados de todo el mundo a tener acceso a la insulina y los suministros de medición que necesitan para sobrevivir. Debido a la ley de los EE. UU., la mayoría de las veces, estas donaciones se destinan a personas necesitadas que viven con diabetes fuera del país, con la excepción de una crisis, como se explicó anteriormente.

DETERMINA LAS DIRECTRICES DE TU ESTADO PARA LAS DONACIONES A DEPÓSITOS DE MEDICAMENTOS

Una donación a depósitos de medicamentos es la donación de medicamentos y suministros no utilizados o descontinuados a una farmacia o centro médico participante. Estas donaciones se distribuyen adecuadamente para ayudar a los necesitados. Para determinar las leyes de tu estado con respecto a las donaciones de depósitos de medicamentos, consulta el mapa de programas estatales de donación y reutilización de medicamentos recetados.

Hasta la fecha, los estados con programas promulgados como ley que están operativos incluyen Arizona, California, Colorado, Florida, Georgia, Illinois, Iowa, Kansas, Luisiana, Maryland, Michigan, Minnesota, Montana, Nebraska, Nevada, Nuevo Hampshire, Carolina del Norte, Dakota del Norte, Ohio, Oklahoma, Oregón, Pensilvania, Tennessee, Virginia, Washington, Wisconsin y Wyoming. De los estados con programas operativos y leyes promulgadas, solo California, Florida, Michigan, Montana, Nebraska, Nevada, Ohio, Pensilvania, Washington y Wisconsin aceptan medicamentos contra el cáncer.

Otros estados y territorios de EE. UU. no tienen leyes ni programas vigentes o leyes promulgadas y tampoco programas operativos.

EL IMPACTO DE DONAR TUS MEDICAMENTOS O SUMINISTROS EXCEDENTES

Si donas medicamentos excedentes, puedes ayudar a salvar innumerables vidas. Las donaciones también pueden ayudar a prevenir el desecho inadecuado de medicamentos que puede hacer que los niños, las mascotas o los adultos tomen medicamentos que no deben tomar si revisan la basura.

La diabetes sigue siendo una de las enfermedades crónicas más costosas en los Estados Unidos, con un costo promedio de 800 por ciento más en los Estados Unidos que en otras economías desarrolladas. Aunque las personas con diabetes representan el 10 por ciento de la población, representan el 25 por ciento del gasto en atención médica cada año. La Asociación Estadounidense de Diabetes informa que el costo nacional de la diabetes en los EE. UU. en 2017 fue de más de $327 mil millones, frente a los $245 mil millones en 2012.

US News informa que, a partir de diciembre de 2021, 13 millones de estadounidenses se quedan sin medicamentos cada año debido a su alto precio: una estadística que incluye 2.3 millones de estadounidenses con Medicare y 3.8 millones con seguro privado. Lo que es aún más alarmante, un estudio de 2020 de West Health predijo hasta 1.1 millones de muertes entre los pacientes de Medicare debido a la omisión de medicamentos debido a la falta de acceso.

Los centros de donación generalmente no aceptan medicamentos abiertos o vencidos. También es posible que ciertas fechas de vencimiento no cumplan con la elegibilidad de varios programas, por ejemplo, si la fecha de vencimiento del medicamento es dentro de una semana en el momento en que lo entregas, pero la cantidad de medicamento que intentas donar debe durar más de una semana.

Cada centro de donación que pueda aceptar suministros o medicamentos para la diabetes puede aclarar qué se puede donar en tu región.

DESECHAR MEDICAMENTOS CADUCADOS O MEDICAMENTOS QUE NO SE PUEDEN DONAR

Si debes deshacerte de algún medicamento caducado, cada estado tiene reglas y regulaciones diferentes. Si tu medicamento no califica para donarlo en el estado en el que vives, la Administración Federal de Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) tiene una guía concisa sobre cómo deshacerte de los medicamentos vencidos:

  • Tirarlo o no tirarlo por el inodoro: Según las pautas de tu estado, algunos medicamentos se pueden tirar por el inodoro. Otros podrían ser dañinos. Mira la lista de medicamentos que puedes tirar por el inodoro aquí. No deseches tus medicamentos a menos que estén en esta lista o si tu región desaconseja tirar los medicamentos debido a peligros potenciales como la contaminación del agua.
  • Es seguro tirarlo a la basura: si tu estado no ofrece un programa de devolución de medicamentos, la mayoría de los medicamentos (excepto los que se encuentran en la lista de desecho por el inodoro de la FDA) se pueden tirar a la basura. Los medicamentos recetados y de venta libre en presentación de píldoras, líquidos, gotas, parches y cremas se pueden tirar. Para desechar correctamente tus medicamentos, sigue estos pasos de la FDA:
    • Retira tus medicamentos de sus envases originales y mézclalos con tierra, posos de café o arena para gatos (algo que no es atractivo para los niños y las mascotas y que nadie que esté hurgando en la basura en busca de drogas reconocerá fácilmente).
    • Coloca la mezcla en un recipiente que se pueda cerrar para evitar derrames o fugas, como una bolsa de almacenamiento con cierre, una lata de café vacía o algo similar.
    • Tira el recipiente sellado a la basura.
    • Tacha tu información personal del paquete de medicamentos vacío para ocultar tu privacidad y luego deséchalo.

Si tienes preguntas sobre cómo desechar tu medicamento, habla con tu farmacéutico local, proveedor de atención médica o el departamento de servicios de salud de tu estado. También puedes buscar recipientes de eliminación de medicamentos cerca de ti por medio de las Ubicaciones públicas de eliminación de sustancias controladas del Departamento de Justicia de EE. UU. – Servicio de búsqueda.

 

ESCRITO POR Julia Flaherty, PUBLICADO 04/20/22, UPDATED 04/20/22

Julia Flaherty es autora, escritora y editora de libros infantiles publicados, comercializadora digital galardonada, creadora de contenido y activista de la diabetes tipo 1. Busca el primer libro de Julia, “Rosie Becomes a Warrior” (“Rosie se convierte en guerrera”). A Julia le parece terapéutica la construcción de conexiones dentro de la comunidad de diabetes tipo 1. Poder contribuir a su progreso le da alegría. Le encanta conectarse con las comunidades de diabetes, ser creativa y contar historias. A Julia le gusta hacer senderismo, viajar, trabajar en su próximo libro o sumergirse en un nuevo proyecto de arte en su tiempo libre. Conéctate con Julia en LinkedIn o Twitter.