Investigación sobre Raza, Racismo y Diabetes


 

La cobertura de las Sesiones Científicas de la ADA es proporcionada por ADA x BT1 Collab.

Un panel de expertos de la Asociación Americana de Diabetes de 2022 analizó el papel del racismo en las disparidades en la salud de la diabetes y por qué sigue siendo un problema en la actualidad.

Presentación: Raza, racismo y diabetes

Los oradores en esta presentación de las Sesiones científicas de la ADA incluyeron a: Arleen Tuchman, PhD (Centro médico de la Universidad de Vanderbilt), Clarence Gravlee, PhD (Universidad de Florida), Marshall Chin, doctor en medicina, PhD (Universidad de Chicago), Elizabeth Selvin, PhD, máster en salud pública (Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg).

No sorprende que las comunidades de personas de color tiendan a tener más complicaciones de salud debido a la falta de acceso a atención y recursos. Durante años, el sistema de salud le ha echado la culpa de la enfermedad al paciente y no ha abordado el racismo en las instituciones de atención médica.

Retos para las prácticas antirracistas:

  • Las personas de color tienen una desconfianza significativa en el sistema de atención médica.
  • Las personas de color tienen calificaciones más bajas de las medidas de experiencia del paciente.
  • Los proveedores de atención médica en formación generalmente no están bien capacitados sobre cómo abordar el racismo y el sesgo implícito.
  • La mayoría de las interacciones médico-paciente son estructuradas (listas de verificación) en lugar de llegar a un acuerdo con los pacientes (conversaciones naturales).
  • Falta una lente antirracista intencional en la práctica.

El Dr. Marshall Chin señaló que la investigación y los proveedores han estado haciendo preguntas equivocadas, centradas en la raza en lugar del racismo.

Centrado en la raza Centrado en el racismo
¿Por qué los niños negros con asma tienen tasas más altas de hospitalización que los niños blancos con asma? ¿Por qué nuestro sistema de salud tiene menos éxito en ayudar a los niños negros con asma a evitar las hospitalizaciones que a los niños blancos con asma?

Por qué es importante: Varios panelistas enfatizaron que la raza es una construcción social, no una base genética. La raza de una persona no debe jugar un factor decisivo en su cuidado, sino más bien su genética individual. Un ejemplo proporcionado indicó que a muchas personas afroamericanas con diabetes no se les mide el A1c debido a que su raza tiene niveles históricamente más altos de A1c, por lo que consideraban que la prueba era “inadecuada”. Este “cuidado racializado” en realidad está haciendo más daño ya que no mide ni monitorea lo suficiente el cuidado de cada persona.

“Para que realmente hagamos el progreso que necesitamos, tenemos que nombrar explícitamente el racismo, tener esa conversación y luego abordar las barreras y luego las soluciones, pero solo se puede hacer si tenemos estas conversaciones sobre qué es realmente el racismo”, dijo el Dr. Chin.

Dónde está: El racismo en el cuidado y la investigación de la diabetes todavía tiene un largo camino por recorrer, pero este panel, junto con otros proveedores e investigadores, continúan teniendo estas conversaciones difíciles pero muy necesarias para servir mejor a la comunidad de diabetes. Los investigadores deben comenzar a hacer las preguntas correctas y los proveedores deben recibir una mejor capacitación y recursos para brindar a la comunidad de diabetes la atención que se merece.

ESCRITO POR Liz Cambron-Kopco, PUBLICADO 06/07/22, UPDATED 06/07/22

Liz ha vivido con diabetes tipo 2 desde 2014, pero creció rodeada de ella como mexicoamericana de primera generación. A Liz le gusta la investigación y recibió un doctorado en biología molecular y dedicó los primeros años de su carrera a estudiar la señalización de la insulina en los invertebrados para comprender cómo funcionan los diminutos cuerpos de los insectos. Además de hacer activismo por las mujeres y las niñas en STEM, Liz comparte su experiencia personal con la diabetes en sus plataformas de redes sociales para ayudar a enseñarles a las personas a convertirse en sus propias activistas. Su pasión por el activismo la llevó a unirse al equipo de Beyond Type 1. Cuando no está haciendo activismo, a Liz le gusta ir de excursión con su esposo y Burberry, un cachorro mixto de terrier y schnauzer.