El Verano Llegó: ¿Aún Estás Más Seguro en Casa?


 

 

Hay estados y regiones por todo Estados Unidos que están reabriendo lentamente, lo que significa que las pautas de distanciamiento social se han vuelto un poco confusas. Sin embargo, los mismos principios aplican para garantizar que te estás protegiendo mejor a ti mismo y a los demás lo mejor posible. El COVID-19 sigue siendo una amenaza y lo seguirá siendo hasta que tengamos una vacuna generalizada.

Es importante recordar que tú puedes elegir si quieres o no quieres volver a integrarte lentamente a la sociedad. Puedes quedarte en casa si eso te hace sentir más seguro y se te hace posible. Pero a medida que se abran más negocios y lugares de trabajo, es posible que no tengas esa opción. 

También es completamente comprensible que, después de meses de estar en confinamiento, estés listo para comenzar a sopesar los riesgos de ciertas actividades que te ayudan a mantener otras necesidades de salud física, mental y emocional. Ambas mentalidades están bien. Pero si piensas resurgir o tienes que hacerlo, hay pautas importantes que debes tener en cuenta.

Aprende cuáles son los riesgos:

  • Reuniones públicas: Para ser cauteloso, limítate a los círculos sociales pequeños. Continúa limitándote a interactuar con las personas con las que vives y mantente pendiente de las enfermedades emergentes entre los miembros de tu hogar. Los CDC recomiendan poner en cuarentena a un miembro de la familia enfermo en una habitación específica de la casa (si no tiene que ser monitoreado en un centro médico) para mantener a todos a salvo de la propagación.

    Los expertos han descrito los factores de riesgo de ciertas actividades de verano. Si bien organizar una parrillada al aire libre en el patio trasero con personas provenientes de otra casa es de riesgo bajo a medio, ir a una playa o una piscina entre extraños es de riesgo medio a alto.
    Los expertos también dicen que comer dentro de un restaurante es de riesgo medio a alto.
    Relacionarnos con amigos y familiares a través de chats virtuales, ordenar comida para llevar en lugar de sentarnos a comer en los establecimientos (mientras tanto apoyas la economía local) y disfrutar del aire libre aún tiene muchos beneficios de seguridad. Los expertos califican el ejercicio al aire libre y acampar como actividades de verano de bajo riesgo.
  • Higiene: Mantén las manos y la cara (ojos, nariz, boca) limpias. Los CDC continúan recomendando lavarte las manos después de tratar a una persona enferma, de comer, de preparar alimentos, de ir al baño, de atender heridas o llagas, de tocar la basura de las mascotas, comida o golosinas, de tocar la basura, de interactuar con superficies fuera de la casa, etc.

    Mójate las manos con agua corriente limpia cada vez que las laves y enjabónatelas cubriendo todas las áreas durante al menos 20 segundos. Sécalas bien con una toalla de mano limpia cada vez. El desinfectante de manos con al menos un 60 % de volumen de alcohol es bueno para usar provisionalmente si no tienes acceso inmediato a agua y jabón, pero el mejor método es lavarte las manos, ya que el desinfectante de manos no erradica todo tipo de gérmenes. Ten en cuenta esta normativa mientras realizas todas tus actividades de verano para mantenerte seguro.

    Lava la ropa y la ducha habitualmente. Tose o estornuda en un pañuelo de papel o en la ropa, y luego bota el pañuelo o cámbiate de ropa. Usa un producto desinfectante aprobado por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) para limpiar. Limpia las superficies de alto contacto con frecuencia.
  • Mascarillas: Aunque muchos de nosotros estamos cada vez más ansiosos por estar cerca de amigos y familiares y sufriendo de agotamiento y fatiga por el encierro, aún es importante recordar que las mascarillas no reemplazan la regla de distanciamiento social de seis pies de distancia. Si vas a resurgir lentamente, ten en cuenta que no todos adoptarán de manera obediente la práctica de seguridad de usar mascarilla, lo que te pone en riesgo.

    Algunos no saben cómo usar las mascarillas correctamente, mientras que otros aún no tienen acceso a ellas, y algunos podrían elegir no usar una. Para garantizar tu seguridad, continúa usando una mascarilla en lugares públicos, como la tienda de comestibles o si regresas a tu lugar de trabajo, y mantente a seis pies de distancia. Los expertos han comentado que no se conocen casos vinculados con las tiendas de comestibles, lo que indica que las compras en las tiendas de comestibles siguen siendo de bajo riesgo siempre que se sigan las pautas de distanciamiento social. 

Para más información sobre lo que puedes hacer para protegerte y proteger a los demás, visita coronavirusdiabetes.org.

 

 

ESCRITO POR Julia Flaherty, PUBLICADO 06/08/20, UPDATED 06/08/20

Julia Flaherty es especialista en marketing digital en Ledgeview Partners, y escritora profesional, editora, comercializadora de contenido y estratega de redes sociales. Es una activista de la salud y la igualdad que tiene como objetivo crear un cambio positivo y duradero para las personas a lo largo de su carrera. En 2019, comenzó la petición de apoyo de precio límite de insulina en Wisconsin. Conéctate con Julia en LinkedIn o Twitter.