Trata de mejorar esta pizza con corteza de almendra
2/7/19
ESCRITO POR: Sara Jensen

Es un hecho bien conocido que la pizza es una pesadilla absoluta para la mayoría de las personas con diabetes. También es un hecho bien conocido que la pizza es una de las mejores comidas de todos los tiempos. Esto es lo que la hace mejor. Una corteza de pizza crujiente y crocante está a la altura de mis comidas favoritas y aunque PUEDES comerla, probablemente no debes, o al menos no mucho, y por favor no se la des a mi hijo justo antes de ir a la cama. Se me ocurrió esta masa de pizza de harina de almendra y aunque no es ideal, es bastante buena y a mi familia le gusta y es solo una fracción de los carbohidratos (y normalmente también duermo toda la noche).

Siempre estoy ajustando esta receta y tal vez te encuentres haciendo lo mismo. Mientras tanto, aquí hay un punto de partida y dos versiones de ingredientes que nos encantan. Necesitarás algunos artículos de cocina si aún no los tienes. Recomiendo encarecidamente una piedra de pizza rectangular, si usas una redonda tendrás triángulos que se desprenden, es un desastre y no es agradable. ¡No te olvides de comprarla con Amazon Smile para Beyond Type 1! También necesitarás papel de horno, envoltura de plástico y un rodillo (aunque un vaso largo o una taza funcionarán en caso de apuro).

 

INGREDIENTS

INGREDIENTES PARA LA CORTEZA piedra de pizza rectangular

papel de horno

envoltura de plástico

rodillo

1 bolsa de harina de almendras

3 huevos

aceite de oliva

sal y pimienta

ajo en polvo

hierbas frescas como romero (opcional)

salsa de pizza (solo la compro porque tengo otras cosas que hacer)

INGREDIENTES PARA PONER SOBRE LA CORTEZA (estas son dos de nuestras combinaciones favoritas)

8 pimientos cubanos (sabor dulce suave)

salami seco 10 a 15 rebanadas para 1/2 pizza

pistachos sin cáscara 1/2 taza picada

mozzarella rallada bolsa de 8 onzas

queso de cabra 8 onzas

6 calabacitas pequeñas (amarillas y verdes)

2 cebollas y o 4 chalotes en rodajas finas

albahaca fresca

limón fresco

aceite de oliva

sal y pimienta

 

PREPARATION

Precalienta el horno a 200 ºF (400 ºF)

Esta es la parte pegajosa. En un tazón grande, pon 3 tazas de harina de almendras, agrega 2 a 3 huevos según el tamaño, 1 cucharada de aceite de oliva y agrega 1 cucharadita de sal, 1 cucharadita de pimienta (recién molida), 1 cucharadita o más de ajo en polvo y cualquier otra hierba fresca picada que pienses que podría ir bien con tus ingredientes. En el caso de mis ingredientes aquí, el ajo en polvo debería ser suficiente.

Mezcla los ingredientes a mano. Va a ser muy pegajoso. Una vez que parezca que todo está bien incorporado, déjalo hecho una bola.

Luego, corta un trozo de papel de horno de modo que sea un poco más grande que la piedra de pizza, está bien si cuelga de los bordes. Coloca la bola en el medio. Ahora, toma 1 a 2 piezas de envoltura de plástico y extiéndelas al mismo tamaño o más que el papel de horno abajo. Por lo tanto, debe apilarse primero el papel de horno, luego la bola de pizza y luego la envoltura de plástico. Ahora extiéndelo tan uniformemente como puedas con el rodillo. Puedes recortar los bordes y colocar una pieza adicional donde pueda parecer demasiado delgada. No será perfecta, pero aún así harás un trabajo increíble.

Retira la envoltura de plástico y coloca la masa extendida en el horno hasta que se sienta seca al tacto, pero no demasiado seca porque la volverás a colocar en el horno. Mientras tanto prepara los ingredientes que podrás sobre la corteza. En unos 10 minutos, revísala, retírala, baja el horno a 160 ºC (325 ºF).

 

Sara Jensen

El hijo de Sara, Henry, fue diagnosticado con Tipo 1 a la edad de 5 años en 2013. Sara es la directora creativa de Genevieve Gorder y de Beyond Type 1. Ella ha trabajado para Kramer Design Group en Nueva York y ha trabajado con una amplia gama de clientes en los últimos 15 años. Le apasiona la adopción temporal, Beyond Type 1, la buena comida y el humor. Ella vive en una pequeña isla en medio de un gran océano.