Riesgos de Intoxicación Alimentaria y Diabetes Tipo 1


 

Nota del editor: Kyla Schmieg (BSN – título de grado en enfermería, RN – enfermera registrada), es una enfermera en endocrinología pediátrica que trabaja en Cincinnati, OH, EE. UU., y vive con diabetes tipo 1. Ella trabaja en la misma unidad donde se le diagnosticó hace 26 años.


Riesgos de una intoxicación alimentaria con diabetes tipo 1

Se sabe que las personas con diabetes en general, tienen mayor riesgo de contraer infecciones cuando los niveles de glucosa en sangre no se encuentran en rangos óptimos. Este riesgo incluye las enfermedades transmitidas por los alimentos. Es una buena idea que todos sean conscientes de las enfermedades transmitidas por los alimentos cuando se come fuera o al preparar alimentos; es una necesidad en el caso de la diabetes tipo 1.

¿Por qué los riesgos son más altos?

La diabetes puede causar que el cuerpo tenga una reacción retardada para reconocer un cuerpo o una bacteria extranjera. Esto puede dar como resultado que el patógeno de transmisión alimentaria persista en tu sistema digestivo por un tiempo antes de que sea reconocido. Este retraso en la respuesta inmune afecta la capacidad del cuerpo para mantener al patógeno en jaque. Los niveles elevados de glucosa también afectan este proceso porque los niveles de glucosa en la sangre puede suprimir la función de los glóbulos blancos. Los glóbulos blancos son los que tu cuerpo utiliza para combatir las infecciones.

Gastroparesia

Una complicación común de la digestión es la gastroparesia. También se le llama vaciamiento gástrico retardado. En esas condiciones, el movimiento de los alimentos ingeridos desde el estómago hasta el intestino delgado se ralentiza drásticamente o incluso se detiene. De acuerdo con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, la diabetes es la causa más común de la gastroparesia. Esto se debe a que los niveles elevados de glucosa pueden afectar los nervios en el estómago y su capacidad para mover las cosas a través del sistema digestivo.

Cuando hay diabetes tipo 1, la demora en la capacidad del cuerpo para reconocer y combatir la infección junto con la movilidad más lenta de los alimentos a través del tracto digestivo es una receta para el desastre. Si comes un alimento que contiene un patógeno transmitido por medio de alimentos, podría sentarse en tu sistema inmunológico por un tiempo antes de ser reconocido como algo malo. Durante este tiempo, las bacterias pueden multiplicarse. Si también tienes un sistema digestivo que es lento para moverse, esto significa que las bacterias estarán en el sistema incluso más tiempo.   

Síntomas de intoxicación

  • náuseas
  • vómitos
  • diarrea
  • fiebre
  • cólico abdominal

Si tienes estos síntomas o si piensas que puedes tener una intoxicación alimentaria, debes comunicarte con tu médico de inmediato con el fin de formar un plan para tratarlo. Cualquier infección puede causar enormes problemas. Las infecciones pueden causar niveles altos de glucemia que afectan el proceso de curación del cuerpo. Además, si tienes náuseas y no puedes comer ni beber nada, esto afectará tus niveles de glucosa en la sangre. La infección puede causar un aumento en los niveles de glucosa en la sangre y puede ponerte en riesgo de cetoacidosis diabética (CAD).

Además, si tienes náuseas y no puedes comer ni beber nada, esto afectará tus niveles de glucosa en sangre, posiblemente reduciéndolos a niveles peligrosos. Especialmente si tienes insulina a bordo es posible que debas usar glucagon. Siempre ten glucagon contigo, especialmente cuando viajes a países extranjeros donde el riesgo de intoxicación alimentaria es mayor.
Un gran recurso si deseas obtener más información sobre seguridad y directrices para los alimentos es www.espanol.foodsafety.gov. El sitio web incluye una lista de retiradas de alimentos y, preparación de almacenamiento y consejos de almacenamiento para prevenir enfermedades transmitidas por los alimentos.

La gripe estomacal lejos del hogar – Prepara a tu hijo(a) con DM1 para la universidad por Bonnie O’Neil

Una historia sobre la intoxicación alimentaria en un país extranjero: Lo que salvó la vida de mi hijo por Bonnie O’Neil

ESCRITO POR KYLA SCHMIEG, BSN, RN, PUBLICADO 08/25/16, UPDATED 09/13/21

Kyla Schmieg, BSN (título de grado en enfermería), RN (enfermera registrada), trabaja actualmente como enfermera registrada en endocrinología pediátrica en Cincinnati, Ohio. Ella fue diagnosticada con diabetes tipo 1 en 1990. A ella le encanta que su trabajo le permite trabajar con niños y familias con nuevos diagnósticos de diabetes tipo 1. A ella le encanta educar a la gente acerca de la diabetes; ¡es la razón principal por la que se convirtió en enfermera! Ella también cree que es importante difundir que a pesar de que la diabetes tipo 1 tiene que ser tomada en serio, no es algo que debería afectar o limitar tus sueños o ambiciones.