La Universidad con Diabetes Tipo 1: Cuando la Salud Mental Afecta los Niveles de Glucosa


 

Los últimos años de la adolescencia y los principios de los 20 pueden ser una época de grandes transiciones, y esas nuevas experiencias pueden sentirse aún más intensas si estás manejando la diabetes tipo 1 de forma independiente por primera vez. Mudarte de casa, comenzar la universidad o un trabajo de tiempo completo son experiencias intensas en sí mismas.

Si manejar la diabetes tipo 1 en medio de grandes cambios en la vida te parece muy difícil, no estás solo.

LOS JÓVENES TAMBIÉN PUEDEN LUCHAR CON LA SALUD MENTAL

Sin importar tu edad, manejar la diabetes tipo 1 puede fluctuar entre ser factible y muy retador. Es posible que experimentes períodos de sentirte abrumado o resentido por la carga de lidiar con todo. Al final del día, cuidar tu bienestar mental es tan importante como medir tus niveles de glucosa (azúcar) en sangre y administrarte insulina.

Y cuidar tu bienestar mental puede tener un impacto positivo en el cuidado de tu diabetes.

A los hombres y a los niños se les enseña con demasiada frecuencia que deben internalizar sus sentimientos negativos y sus luchas y como resultado es más probable que se sientan aislados y no busquen servicios de salud mental u otros tipos de apoyo.

Además de ingresar al mundo de los adultos, ya sea en la universidad o en el lugar de trabajo, es posible que también debas encontrar un nuevo equipo de atención de la diabetes. Encontrarte repentinamente sin tu sistema de apoyo habitual también puede llevarte a reevaluar tu plan de manejo de la diabetes.

Existen recursos y profesionales capacitados que pueden ayudarte a superar sentimientos como el estrés, la ansiedad, la depresión, la desesperanza y la frustración cuando la vida se pone difícil.

En esta serie, los jóvenes que viven con diabetes tipo 1 hablan sobre el manejo de su salud en la universidad, en su vida profesional y su enfoque general del autocuidado y la salud mental.

PARA ADRIAN MILANIO, EL CUIDADO PERSONAL ES UNA PARTE ESENCIAL DEL MANEJO DE LA DIABETES

Adrian Milanio, de 24 años, de Tacoma, Washington, ha vivido con diabetes durante ocho años. Durante la universidad, Adrian notó que su salud mental se resintió, al igual que su manejo de la diabetes.

“Cuando estoy mentalmente cansado por tener diabetes o simplemente por tener niveles altos de glucosa (azúcar) en sangre, definitivamente afecta la forma en que trato mi diabetes día a día”, dice Adrian.

Todos sabemos que los nuevos factores estresantes o las fuentes de cambio pueden afectar el manejo de tu diabetes. Tal vez te hayas relajado con la frecuencia con la que mides tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre y estés aproximando tu dosis de insulina. También podría ser que un nuevo entorno de trabajo no te brinde una manera de almacenar fácilmente tu insulina o tus suministros y no te sientas cómodo pidiendo adaptaciones. O bien, tu rutina predecible se ha visto alterada por las largas noches que ahora dedicas a estudiar, trabajar o socializar.

“A veces me descuido un poco cuando me administro la insulina, o me vuelvo hipervigilante y corrijo en exceso y hago cosas que me estresan más. Puede ser un círculo vicioso”, dice Adrian.

Los períodos de transición pueden ser un momento en el que trabajar con un profesional calificado puede ayudarte a lidiar con el estrés, hacer cambios en tu protocolo de manejo y encontrar formas de ajustar tu atención de la diabetes para tener en cuenta los cambios en tu vida.

“Poder hablar con terapeutas definitivamente me ha abierto la puerta para comprender mejor mi salud mental en el contexto de la diabetes tipo 1”, explica Adrian. “Aprendí lo que debo hacer para descomprimirme de un día duro en el trabajo y la manera en que eso afecta mis niveles de glucosa (azúcar) en sangre”.

“Es una combinación de lidiar con los síntomas reales de la diabetes, pero también comprender que tengo que manejar estas cosas todos los días. Realmente no puedes tomarte ningún día libre con diabetes, ¿verdad?”, dice Adrian.

Hoy, Adrian trabaja con enfermeras como gerente de programas y también hace música. Rodearse de personas que entienden su diabetes hace una gran diferencia.

“Trato de estar consciente de mi salud mental porque ser capaz de cuidarme a mí mismo brindándome empatía, gracia y apoyo es lo que necesito para seguir cuidando mi diabetes. Es tan importante como cuidar la diabetes en sí misma”.

Adrian también ha aprendido a establecer expectativas razonables para sí mismo, sabiendo que tomar decisiones imperfectas o tener un día difícil es normal.

“Todo tiene un equilibrio y es muy posible tener un estilo de vida saludable, feliz, fructífero pero emocionante”, dice Adrian, “siempre que no seas muy duro contigo mismo”.

La salud mental tiende a ser un término generalizado. Hay muchos tipos de problemas y preocupaciones relacionados con la salud mental. Las necesidades varían en severidad. Si trabajar con un profesional te puede ayudar a abordar tus necesidades de salud mental, busca apoyo.

Consulta estos recursos sobre cómo encontrar apoyo para la salud mental:


Nota del editor: Este contenido fue posible en parte con el apoyo de Lilly. Beyond Type 1 mantiene un control editorial completo de todo el contenido publicado en nuestras plataformas.

 

ESCRITO POR Julia Sclafani, PUBLICADO 05/09/22, UPDATED 05/09/22

Julia Sclafani es una escritora, editora y productora multimedia cuyo trabajo sobre derechos humanos y temas de salud pública la llevaron a Beyond Type 1. Recibió una licenciatura de Columbia University y una maestría de Newmark Graduate School of Journalism en City University of New York. Julia es una periodista galardonada que tuvo sus inicios en el periódico de su ciudad natal. Puedes encontrar su trabajo previo impreso, en la radio y en la web.