Sé valiente

1/18/17
ESCRITO POR: Stacey Obrecht

“El coraje comienza cuando nos aparecemos y nos dejamos ver”. ~Brene Brown

Un par de años antes de que diagnosticaran a mi hijo con diabetes Tipo 1, me encontré con los libros, investigaciones y Ted Talks de Brene Brown. Lo que leí me impactó en el trabajo, el hogar, la crianza de los hijos y con las amistades. Pero desde que mi hijo fue diagnosticado con diabetes Tipo 1 hace un año, sus escritos han llegado a significar mucho más para mí.

Desde su diagnóstico, he luchado con cuánto compartir con la gente sobre nuestras vidas ahora y lo que realmente significa cuidar a mi hijo. También he luchado con cuánto poner en las redes sociales. No sé qué decirle a la gente cuando preguntan: “¿Cómo estás?” porque probablemente esperan una respuesta de una sola palabra, no un monólogo sobre la tecnología médica, el cuidado de la diabetes y un poco de falta de sueño; y me cuesta mucho discernir quién pregunta cosas porque realmente quiere saber y quién solo está preguntando por preguntar.

Al mismo tiempo, me he sentido más real y calmada en momentos en que me ha parecido sorprendente cuando compartía todos los entresijos y altibajos con la gente. Una vez, en medio de una hora feliz rodeada de 40 de mis compañeros de trabajo, un amigo me preguntó: “No, de verdad, ¿cómo estás?” Comencé a desmoronarme mientras compartía parte del peso del cuidado de la diabetes y mis temores como madre de un niño con diabetes Tipo 1. En otra ocasión me quebranté y compartí con mi mejor amiga lo preocupada que estaba por no ser suficiente para mi hijo y no poder hacer esto. Y pasó su precioso tiempo levantándome de nuevo y ayudándome a sentirme más segura. Hay algo acerca de la comunidad de diabetes en línea que brinda oportunidades para estos momentos de conexión también.  Sin embargo, es principalmente una forma anónima de apoyo porque la mayoría de las personas en línea no son amigos ni familiares que vivan cerca. Entonces, hay una desconexión entre aquellos que realmente entienden por lo que estoy pasando y las personas con las que interactúo todos los días.

“Sentir que verdaderamente pertenecemos solo ocurre cuando le presentamos nuestro yo auténtico e imperfecto al mundo”. ~Brene Brown

Esta cita me hace pensar que todos deberíamos compartir nuestros miedos y vulnerabilidades dentro de nuestros sistemas de soporte natural. No significa que no haya un lugar para la increíble comunidad en línea de personas dispuestas a ayudar, o un momento en que compartir demasiada información y emociones sobre la diabetes no es apropiado, pero no hay nada tan alentador como cuando las personas que conocemos y amamos se interesan y comprenden nuestras vidas (y la vida de nuestros hijos) después del diagnóstico.

Entonces, me reto a mi misma y a ti, para compartir, mostrarnos y permitirnos ser vulnerables. Hasta que lo hagamos, el apoyo que nosotros y nuestros hijos necesitamos no estará disponible. La gente no se dará cuenta de que es algo que se necesita porque no lo comprende; y esta enfermedad permanecerá oculta en las sombras.  Sé que quiero que mi hijo llegue a ver su diabetes Tipo 1 como una fuente de fortaleza y no como un secreto, o como algo de lo que avergonzarse.

“Si podemos compartir nuestra historia con alguien que responde con empatía y comprensión, la vergüenza no puede sobrevivir. ~Brene Brown

Además, hay una bonificación si somos lo suficientemente valientes como para hacerlo: podríamos compartir lo suficiente para salvar a otras personas de diagnósticos erróneos y de la cetoacidosis diabética, porque las historias reales y la vulnerabilidad real serán recordadas más vívidamente que cualquier hecho o campaña de información.


Lee: Querido extraño por Stacey Obrecht.

 

 

Stacey Obrecht

Stacey Obrecht es una consultora de administración de Wyoming y la orgullosa madre de Evan, de 6 años (a quien se le diagnosticó diabetes Tipo 1 a los 5 años en noviembre de 2015), Sam de 9 años y una hija de intercambio, Irem, de 18 años. A ella le apasiona retribuir a las maravillosas organizaciones y personas que ayudan a avanzar la investigación y el cuidado de las personas con diabetes Tipo 1 cada día, y escribir un poco sobre las experiencias de ella y su hijo es una pequeña parte de eso.