Sensor al Mar sin Problemas


 

Nota del editor: este artículo se publicó originalmente en http://www.diabetica.it/ y se reproduce aquí con el permiso del autor.


El sensor de glucosa, del tipo que sea, es de gran ayuda en la vida de una persona con diabetes Tipo 1.

Pero el verano ciertamente trae otros retos.

Quieres disfrutar del calor, de bañarte en el mar, en la piscina y, al menos nuestra experiencia ha sido que los sensores en esos casos no duran tanto como deberían, así que por primera vez en tres años hice una prueba y ¡funcionó!

Pruebas y más pruebas.

Probé alcohol antes de aplicar el sensor.

Los parches de todo tipo y forma.

Las bandas elásticas.

Una banda adhesiva conocida como Vetrap.

Pero nada, quizás por esas tres o cuatro horas diarias de nado, donde a estas alturas estaba ya segura de que al menos durante la temporada cuando estuviéramos disfrutando del mar, el sensor nunca duraría tanto como prometía.

Luego, este año recibí accidentalmente una serie de tres sensores defectuosos, cuyo pegamento no duró más de tres días.

Obviamente, con mi suerte habitual fue el período de bloqueo e incluso el servicio al cliente no prometió nada rápido, así que comencé a buscar en línea algunas soluciones y ahora ya no puedo prescindir de ellas.

El pegamento extra para el sensor.

A menudo había oído hablar del pegamento extra del sensor, pero quién sabe por qué nunca había confiado.

Hay dos opciones diferentes a la venta:

  • Skin-Tack
  • Mastisol.

El primero se vende en botellas o toallitas desechables.

El segundo, por otro lado, lo encontré solo en viales de un solo uso.

El costo del primero, cerca a los 100 euros, me hizo optar inmediatamente por el segundo.

Ordené la opción con el costo más bajo finalmente esperando probar lo que cada revisión dio como el mejor producto para fortalecer los sensores de glucosa en sangre.

Después de tres días, todo llegó a casa.

Si los hubiera probado antes …

A un coste de 28 euros, llegaron a casa 8 viales desechables con su manual de instrucciones, ¡esta es la solución definitiva!

Pero teniendo en cuenta que solo los usaría en verano y me aseguraron que ese sensor permaneciera en su lugar durante vacaciones, este vaivén valió la pena.

Antes de partir, hicimos “el experimento”.

Entre las diversas posibilidades de uso, preferimos aplicar primero el sensor y solo luego rociar el parche con mastisol.

(Si lo usas para FreeStyleLibre, mi consejo personal es aplicar el pegamento y solo luego aplicar el sensor).

El envase parece una muestra de perfume, el líquido que contiene, en mi opinión, es la cantidad ideal para rociar toda la zona del dexcom en este caso.

Aún dentro del paquete, se debe apretar el vial hasta que se escuche el típico CRACK, a partir de ese momento es perfectamente utilizable.

Solo aplícalo en la zona y déjalo secar durante unos minutos.

A partir de ese momento el sensor está a salvo.

Para estudiar mejor su funcionamiento, a pesar de que estábamos en el mar, preferí no poner ningún parche de refuerzo y a los 6 días el parche blanco del mismo sensor seguía perfectamente pegado.

En ese momento utlicé un parche fortalecedor, más por que se viera bien que por otra cosa, ya que tenía la forma de un oso azul.

Mis pros y contras:

Como mi primera vez utilizando estas soluciones, puedo decir en voz alta: “¿Por qué no lo había probado antes?”

Es realmente fácil de usar, a pesar del costo, la versión monodosis es útil para llevar, tal vez en una maleta en anticipación a un cambio de sensor en las vacaciones, pero, lo más grandioso es que el sensor permanece pegado durante toda su duración.

En cuanto a los contras:

Primero que nada el costo.

¿Por qué todas las cosas para la diabetes tipo 1 cuestan tanto?

Otro aspecto es la remoción.

Si, como Matilde, de vacaciones te conviertes en pez o tienes la piel del tipo donde se despegan fácilmente los sensores, entonces en mi opinión no tendrás problemas para despegarlo con aceite o como normalmente lo harías.

Pero si tienes una piel más sensible o cuando caduca el sensor, la adherencia sigue siendo demasiado fuerte, entonces necesitasrás un removedor y posiblemente DETACHOL. Este es un producto típico para remover dispositivos para el control de la diabetes, como equipos de infusión o sensores.

Está hecho de látex, no irrita y no deja residuos de pegamento.

La venta es diferente en cada país pero podrás seguramente encontrarlo en la web en formato individual o en kits.

¡Espero haberte dado algún buen consejo y que me leas en el próximo experimento!

 

 

ESCRITO POR Ilenia, PUBLICADO 09/04/20, UPDATED 09/11/20

Mi nombre es Ilenia, tengo 32 años, vivo en Sicilia y soy madre a tiempo completo.