PHOTOS BY Lindsey Freitas

Sigue tu Camino


 

La historia es así…

Hace poco estaba conduciendo de Brooklyn a Maine cuando, durante la sexta hora de mi viaje, noté una señal para un mercado de pulgas. No me puedo resistir a una buena visita al mercado de pulgas, pero estaba tratando de regresar para el servicio de las 5 de la tarde y no tenía mucho tiempo. Sin embargo, tenía la sensación de que debería parar, y así lo hice.

Entré al estacionamiento, conduje por el largo camino de tierra, estacioné mi auto y comencé a caminar. No sabía necesariamente a dónde iba y obviamente no estaba buscando nada, pero sabía que tenía que estar allí. Estaba caminando sin un propósito, pero con ese propósito. Probablemente había 300 puestos, así que lo escaneé. Seguí caminando hasta que vi un puesto escondido en el rincón más alejado. Una mujer estaba sentada en una silla con un letrero de cartón garabateado que decía: “Algo algo DIABETES algo algo algo”.

Obviamente, el resto del letrero no importaba, ya que la palabra que me llamó la atención fue “diabetes”. Me acerqué hasta que finalmente pude leer el letrero. Decía algo así como de ayudar a una niña pequeña con diabetes Tipo 1 que no podía mantener su nivel de azúcar en la sangre sin su MCG Dexcom. Obviamente entré en el modo ninja de vuelo rápido y le pedí a la mujer que me contara la historia detrás del letrero. Ella dijo que su pequeña nieta con diabetes Tipo 1 había ido a un viaje de campamento, se metió en un lago para nadar y dejó el receptor de su MCG en una roca. Cuando regresó, su dispositivo había desaparecido misteriosamente (personalmente creo que un oso negro se lo comió). Después de que la mujer me habló de su nieta, le dije que yo también tenía diabetes Tipo 1 y señalé mi gorra con la gota “Drop” en mi cabeza y el tatuaje en mi dedo para hacerle saber que ella no estaba sola. ¡Inmediatamente, estalló en lágrimas y le dije que estaba bien y que íbamos a solucionar este problema!

Tomé el teléfono y llamé a una de mis compañeras (Sarah Lucas) para que me ayudara a diseñar un plan sobre cómo podíamos ayudar. Sarah mencionó que su hija Mary acababa de actualizar su Dexcom y que tenían un receptor extra. En dos días, la niña de Maine recibió un nuevo receptor gracias a la familia Lucas en California.

Beyond Type 1 se desarrollo sobre los principios de comunidad, educación y apoyo. También quiero dejarte con esto… sigue tu camino ya que nunca sabes con quién te puedes encontrar. Este día tuvo que ser uno de los mejores días de mi vida. Lloré de camino a casa no porque estuviera triste, sino que diablos estaba muy emocionado. Conduce, se detiene, camina por el lugar, lee el rótulo, lágrimas de tristeza se convierten en lágrimas de alegría.

Ve más allá.

 

 

 

ESCRITO POR SAM TALBOT, PUBLICADO 09/12/15, UPDATED 02/28/19

El cofundador de Beyond Type 1, Sam Talbot fue diagnosticado con diabetes Tipo 1 a la edad de 12 años. Una estrella en el mundo culinario, ha convertido su amor por la comida en una carrera innovadora, abriendo varios restaurantes y participando en la temporada 2 de Top Chef, donde fue nombrado "Favorito de los fans". Sirve como modelo a seguir tanto para adultos como para niños al aplicar su estilo de cocina "totalmente natural" a cada receta.