Sobre el Acceso: Patty Murray (D-WA), Miembro del Senado y del Comité HELP (ayuda)

3/13/19
ESCRITO POR: Patty Murray

Nota del editor: Este artículo forma parte de “Sobre el acceso”, una serie de contenido donde se comparte recursos y perspectivas sobre los precios de la insulina en los Estados Unidos. Explora la serie completa aquí.


¿Puede explicar el papel del comité de AYUDA del Senado? ¿Qué temas cubren?


HELP significa Salud, Educación, Trabajo y Pensiones (por sus siglas en inglés). Cubrimos temas con los que las personas de todo el país se enfrentan todos los días, entre ellos cómo obtener la atención médica que necesitan, cómo obtener una educación de calidad, cómo garantizar que todos se sientan seguros en el trabajo y así llegar al punto en el que nadie  sienta que tiene que elegir entre su cheque de pago y su familia, y cómo ayudar a las personas a mantenerse financieramente seguras en la vejez.

En nuestro trabajo, abordamos muchos problemas que enfrentan las personas con diabetes. Por ejemplo, he estado luchando para defender las protecciones para las personas con enfermedades preexistentes, como la diabetes, y para buscar formas de reducir los costos de los medicamentos prescritos (aquellos para los que se necesita una receta médica para poder realizar una compra), como la insulina.

 

¿Por qué decidió abordar el tema de los precios de la insulina?


He escuchado de familias en todo el estado de Washington que están preocupadas por los altos costos de la insulina, ya que de continuar así tendrán  que elegir entre poner comida en la mesa y pagar por un medicamento que necesitan para vivir. De hecho, diría que este es tema de conversación número uno cuando la gente se acerca a mi en el supermercado y sé que mis colegas en otros estados también escuchan sobre esto en sus zonas geográficas.

Algunas de las historias son increíblemente preocupantes: escuché a un estudiante universitario que racionaba la insulina compartiéndola con su compañero de cuarto, y escuché la historia de un paciente que dejó de utilizar insulina durante más de un mes y consideró comer comida de gato para obtener proteínas y retrasar realizar un gasto de inyección. Y sé que otros pacientes, estudiantes, padres, trabajadores, jubilados y muchas más personas en todo el país se enfrentan a decisiones difíciles similares, y eso es simplemente inaceptable. Nadie debería ser obligado a poner en riesgo su salud o racionar los medicamentos que necesitan para sobrevivir.

Nota del editor: En febrero de 2019, un grupo de senadores estadounidenses liderados por Patty Murray (D-WA) envió cartas a los ejecutivos de los fabricantes de insulina “Tres Grandes”: Eli Lilly, Novo Nordisk y Sanofi, que exigían información sobre el aumento de los precios de La insulina en los Estados Unidos.

¿Cuál cree que es el mayor problema o los problemas que causan los altos precios de la insulina y limitan el acceso a la insulina en los Estados Unidos?


Uno de los grandes problemas es que no ha habido una versión genérica de la insulina. La mayoría de los medicamentos que utilizamos son genéricos, pero la mayor parte del dinero que gastamos en medicamentos proviene de medicamentos de marca que son más caros, como la insulina, que solo está disponible a través de tres fabricantes. Tener un competidor genérico ayudaría a proveer una opción más económica para muchos pacientes y reduciría los precios de la insulina para todos.


¿Ha recibido respuesta de los fabricantes de insulina a sus cartas?


Sí, la mayoría de las compañías ya han respondido o nos informan que tienen la intención de responder. Espero que se den cuenta de que este es un problema urgente para las familias de todo el país, y este será el comienzo de una conversación más larga para ayudar al Congreso a comprender por qué la insulina se ha vuelto tan difícil de costear y qué podemos hacer para cambiar eso.

Quizás lo más importante es que creo que debemos asegurarnos de que las personas que necesitan insulina también sean escuchadas. Así que también estaré buscando oportunidades para alzar la voz de las familias y compartir sus historias sobre esto.


¿Cuáles son los siguientes pasos después de recibir las respuestas de los fabricantes?


Me complace recibir respuesta de las empresas más importantes para comprender y abordar el tema del aumento de los precios de la insulina, sin embargo  esto es solo el comienzo cuando se trata de encontrar responsables y asegurarnos de que las familias puedan pagar medicamentos que salvan vidas, como la insulina. También creo que es importante que tengamos noticias de otros miembros del sistema de atención médica sobre cómo acabar con este problema, por lo que estaré estudiando cómo hacerlo.
Quizás lo más importante es que creo que debemos asegurarnos de que las personas que necesitan insulina también sean escuchadas. Así que también estaré buscando oportunidades para alzar la voz de las familias y compartir las historias que tienen sobre esta problemática.

Más allá de abordar los precios de la insulina, ¿en qué más está trabajando en el Congreso para ayudar a las personas con diabetes?


Recientemente presenté un proyecto de ley bipartidista con el Senador Alexander, mi homólogo republicano en el Comité HELP, para proporcionar cinco años de financiamiento estable para programas que ayudan a pacientes de todo el país, como centros comunitarios de salud que ayudan a millones de personas a recibir atención cerca de casa. El Programa Especial de Diabetes de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) que apoya la investigación en NIH específicamente sobre el tratamiento y manejo de la diabetes Tipo I, y el Programa Especial de Diabetes para Indios que ayuda a los centros de salud indios a brindar servicios de prevención y manejo de la diabetes. Estos programas tienen un historial de apoyo bipartidista, y espero con interés trabajar con el Senador Alexander para continuar con eso al hacer que nuestro proyecto se convierta en ley.

 

¿Qué les diría a los lectores que hagan si desean involucrarse en la promoción en relación con el acceso a la insulina?

Cuando entré a la política por primera vez para luchar por el programa de preescolar de mis hijos, un político me dijo que no podía hacer una diferencia porque era “solo una madre con zapatos deportivos”. Bueno, fui a casa y me acerqué a un montón de otras mamás y papás en zapatos deportivos, ¿y quién iba a pensarlo? Demostramos que estaba equivocado y salvamos ese programa.


Por lo tanto, el consejo que les daría a sus lectores es que cuando alguien le dice que no puede hacer una diferencia, es probable que tenga miedo de que lo haga. Pero no debes tener miedo, en vez de eso, debes levantarte y hablar. Comparte tu historia, ya sea que eso signifique escribir una carta a su congresista, llamar a su oficina, presentarse en el ayuntamiento o incluso enviarles un tweet. Cuéntales a tus representantes los temas que son importantes para ti y lo que significan las políticas en las que están trabajando en la vida diaria de tu familia.



Divulgación editorial de la serie “Sobre el acceso”: La posición presentada anteriormente es únicamente del autor. Aparte de la verificación de datos y el formato, Beyond Type 1 no ha editado el contenido de esta publicación. Anne Peters es miembro del Consejo Asesor Científico de Beyond Type 1.

 

 

 

 

 

Patty Murray

La Senadora Patty Murray, senadora por un period de 5 años para el Estado de Washington es la mujer de más alto rango en el senado de los Estados Unidos y actualmente es Miembro del Senado para Educación, Salud, trabajo y el Comité de Pensiones. Recientemente, Ella envió cartas a distintas compañías farmacéuticas sobre el costo de la insulina y trabaja junto con el Congreso para luchar a nombre de las familias con diabetes en el país.