Cómo la Amabilidad de unos Extraños Salvó la Vida de un Niño

 

Nota del editor: Por favor considera regalar una rosa este día de San Valentín. Este valioso programa de Life For a Child (vida para un niño) ayudará directamente a los jóvenes con diabetes Tipo 1 a sobrevivir. 


 

Gahan es un niño de 8 años de un pequeño pueblo en Bangladesh. Es un joven inteligente y espera algún día convertirse en ingeniero. Además de trabajar duro en la escuela, le encanta pasar tiempo al aire libre con sus amigos, jugar al cricket y al bádminton en la calle cerca de su casa. El padre de Gahan es pescador y su madre es ama de casa. Él es su hijo mayor y tiene una hermana pequeña de 5 meses.

El trasfondo

Cuando Gahan tenía tres años, su padre estaba preocupado de ver que su hijo perdía peso, mojaba la cama y, a menudo, estaba demasiado cansado para salir a jugar con sus amigos. Durante varias semanas, la salud de Gahan se deterioró hasta que se volvió tan grave que pensaron que su hijo podría morir.

Sus padres lo llevaron al hospital local donde descubrieron que tenía un nivel de glucosa en la sangre muy alto. El personal lo remitió rápidamente al centro asociado Life for a Child, que sabían que estaría mejor equipado para hacer frente al diagnóstico de Gahan.

Cuando la familia llegó al centro, estaban desorientados y tenían miedo.

“Parecía que el cielo se nos había caído encima. Nos sentíamos desesperados”, recuerda el padre de Gahan.

Gahan ingresó al hospital y los médicos trabajaron para estabilizar su nivel de azúcar en la sangre. Pasó 15 días y noches allí, siendo atendido mientras sus padres recibían educación sobre diabetes.

Fue una curva de aprendizaje empinada y el padre de Gahan dijo: “No sabíamos nada sobre la diabetes Tipo 1”. Pero, como la mayoría de las familias que se enfrentan a un nuevo diagnóstico de diabetes Tipo 1, se vieron obligados a aprender rápidamente, evaluar, probar y encontrar su camino por el complejo laberinto del manejo de la diabetes.

Iniciativas para salvar la vida

Gracias a iniciativas como Spare a Rose (regala una rosa), la familia no tiene que preocuparse por conseguir el dinero para pagar la insulina y los suministros de Gahan. Él asiste al centro asociado Life for a Child cada dos meses para recoger su insulina y suministros, y le hacen chequeos regulares con el equipo.

El gerente del programa en el centro dijo: “Debido a que sus padres son de muy bajos ingresos, sería muy difícil para Gahan manejar su diabetes sin el apoyo de Life for a Child. Su padre dijo que el apoyo es como una bendición de Dios”.

El diagnóstico de Gahan significa que debe poder tener acceso a los suministros de insulina y glucosa en la sangre todos los días. ¿Puedes regalar una rosa este febrero para ayudar a asegurar que Life for a Child pueda brindarle una atención confiable y constante?

 


Lee otro artículo para comprender el impacto de Life for a Child – Salvando vidas con DT1 en Bolivia (salvando vidas con diabetes Tipo 1 en Bolivia).