Supervivencia de Verano para los Niños con Diabetes Tipo 1: Cómo Prosperar Saliendo de la Rutina


 

¿El final del año escolar abre un nuevo conjunto de retos relacionados con la diabetes en tu casa? Cuando tu hijo sale del aula y se dirige a las vacaciones de verano, ¿te sientes como si estuvieras diciendo adiós a cualquier sentido de control que finalmente habías logrado con sus niveles de azúcar en sangre?

No importa cómo se sienta tu hijo con respecto a la escuela, sabemos que también proporciona una estructura que puede brindar más previsibilidad para tu rutina y la de tu hijo. Cuando llega el verano, parte o todo ese horario cambia inevitablemente, lo que afecta los niveles de azúcar en sangre de diferentes maneras. Es cierto que la diabetes se siente más manejable con la rutina, ¡pero eso no significa que sea imposible tener un verano de diversión y aventuras!

En nuestros programas de orientación con padres de niños con diabetes, utilizamos nuestro Modelo de crecimiento familiar con diabetes Tipo 1 para ayudar a las familias a adaptar un enfoque holístico para manejar la diabetes de sus hijos. Nuestro modelo se divide en tres partes: ritmo, rutina y relaciones. El ritmo cubre los ciclos naturales del cuerpo y el reloj interno, así como la fisiología de tu hijo. Las hormonas, la sensibilidad a la insulina y los macronutrientes más allá de los carbohidratos contribuyen al ritmo. Las relaciones incluyen tu relación con la diabetes de tu hijo, su relación con ella y las formas en que invitas a otros a participar en el cuidado de tu hijo.

Podemos profundizar en el ritmo, la rutina y las relaciones, sin embargo, ¡hoy nos concentraremos en la rutina!

Los cambios en la rutina de verano de tu hijo pueden afectar los niveles de azúcar en sangre de diversas formas. Por ejemplo:

  • El horario de las comidas: Sin el horario del día escolar, ¿tu hijo está consumiendo comidas y refrigerios a diferentes horas? El horario de las comidas influirá en las necesidades de insulina diferentes.
  • Horario de sueño: Durante el verano, ¿tu hijo duerme hasta tarde? ¿Come refrigerios por la noche y se queda despierto hasta más tarde? Estos cambios en la rutina pueden causar niveles altos y bajos en diferentes momentos del día.
  • Nivel de actividad: ¿Tu hijo corre al aire libre hasta que se pone el sol durante el verano? ¿O estar en casa le da más tiempo para jugar videojuegos y ver televisión? De cualquier manera, si su nivel de actividad está cambiando, sus necesidades de insulina también lo harán.
  • Viajes o campamentos: ¿Tu hijo se irá a un campamento? ¿O tendrán un viaje familiar? Podemos esperar que los niveles de azúcar en sangre fluctúen cuando estamos en un nuevo entorno.

Puede tomar algún tiempo observar la manera en que las comidas, el sueño, la actividad y los viajes o el campamento afectan los niveles de azúcar en sangre de tu hijo. ¡No importa! Puedes esperar algunos niveles altos y bajos a medida que tú y tu hijo se aclimatan a lo que sea la rutina de verano.

A medida que tu familia cambia de marcha a la modalidad de verano, ¿cuál de estos factores puedes esperar que cambie para tu hijo? Tomarte el tiempo para pensar en esto ahora puede ayudarte a evitar ser reactivo y permitirte sentirte más proactivo acerca de los cambios que se avecinan.

Estas son algunas cosas que puedes considerar:

  1. 3 es un patrón: en nuestros programas de entrenamiento, nos gusta decir que una fluctuación del azúcar en sangre se convierte en un patrón cuando ha sucedido tres veces. Por ejemplo, observar el mismo nivel alto o bajo todos los días en un momento determinado tres días seguidos significa que puedes sentirte seguro de investigar más a fondo la causa.
  2. Optimiza tu tecnología: si tu hijo usa una bomba, este es el momento de posiblemente hacer uso de las características como diferentes perfiles basales, basales temporales y bolos extendidos. Puedes usarlos para satisfacer los cambios en la comida, el sueño, la actividad, las hormonas, etc.
  3. El seguimiento es clave: si bien puede parecer contradictorio dedicar más tiempo o concentrar más energía en la diabetes de tu hijo de lo que ya le dedicas, la intención que pones en el seguimiento de sus cifras a medida que cambian sus rutinas te permitirá estar más preparado en el futuro.

La verdad es que, como padre o madre, sabes que cambiar de la escuela al verano es solo un ejemplo de cuándo cambiará la rutina de tu hijo. La vida de los niños cambia más que la del adulto promedio, especialmente a medida que crecen, adquieren nuevos intereses y se involucran en nuevas actividades y pasatiempos. La transición del año escolar a las vacaciones de verano es una oportunidad para que tú y tu familia vean el panorama general y practiquen una nueva forma de manejar los cambios en la rutina con confianza y claridad.

Entonces, comienza con algo pequeño. Encuentra pequeñas formas de observar nuevos patrones y ser proactivo, para que un cambio en la rutina ya no sea estresante ni aterrador. ¡Y luego sal y disfruta del verano con tu familia!

Para más información sobre nuestros programas de coaching familiar de diabetes Tipo 1 y recibir apoyo personalizado fuera de la oficina de tu endocrinólogo, puedes conseguir más información aquí.

 

ESCRITO POR Lauren Bongiorno, PUBLICADO 07/22/21, UPDATED 07/22/21

Lauren Bongiorno, fundadora de Lauren Bongiorno Coaching e invitada del TODAY Show, está retando el sistema de salud actual y el mundo del manejo de la diabetes por medio del innovador entrenamiento en salud de su compañía, recursos educativos y su libro, The Diabetic Health Journal (El diario de la salud de la diabetes). Viviendo con diabetes Tipo 1 durante más de 20 años, asesorando a cientos de clientes en sus programas y cursos desde 2015, y hablando en todo el país como asesora de salud residente de Omnipod, Lauren ha podido ver lo que falta en el modelo tradicional de manejo de la diabetes. Y llena ese vacío. El liderazgo de Lauren ha llevado a la comunidad Together T1D a sentirse más empoderada, equipada y mucho menos sola en su travesía con la diabetes. Para más información, visita su sitio web en www.laurenbongiorno.com y conéctate con ella en Instagram.