“Tienes azúcar”- El diagnóstico de diabetes en la India

5/17/16
ESCRITO POR: SIDDHARTH SHARMA

Si actualmente no has recibido el diagnóstico completo o tienes prediabetes y parece que tienes todos los síntomas de la diabetes Tipo 1 y alguien viene a ti con una medicina a base de hierbas o con algún brebaje hecho en casa que te garantiza que funciona, detente, hazte un favor y di “NO”.

Me diagnosticaron diabetes Tipo 1 en octubre de 2015, pero 18 meses antes ya había probado casi todas las medicinas disponibles a base de hierbas y había pasado por la fase entera de ignorar, negar, entrar en pánico y acceder a probar cualquier cosa ¡para no tener AZÚCAR!

Más de 60 millones de personas (el 7.1% de la población adulta de la India) ya padecen de diabetes; se calcula que la nación se está convirtiendo rápidamente en la capital de la diabetes del mundo y tendrá más de 100 millones de personas con diabetes para el año 2030. Debido a que soy nativo de Jammu y Kashmir, sé que no podemos darnos el lujo de seguir ignorando y ceder ante muchas ideas erróneas de qué es la diabetes. La diabetes es más que un problema de salud; se está convirtiendo tanto en un problema mental como social que debemos comprender.

La cetoacidosis, la retinopatía, la neuropatía, los problemas cardiovasculares y los problemas de los pies son solo algunas de las posibles complicaciones si la diabetes no es diagnosticada, si no es tratada a tiempo o no es tratada adecuadamente. ¿Podemos darnos el lujo de ignorar y ceder ante las ideas erróneas con la falta de información adecuada y con la prevalencia de cobertura falsa por parte de los medios?

La obesidad ya es una epidemia, al igual que un estilo de vida sedentario, y si solo nos basamos en las estadísticas mundiales, el 90% de las personas con diabetes padecen del tipo 2 de la enfermedad. Existe poca concientización en torno al tipo 2, mucho menos un entendimiento de lo que es el tipo 1.

 

Lo que las personas piensan normalmente de la diabetes en la India…

  • Morirás pronto.
  • Solo hay un tipo de diabetes.
  • No debes hacer preguntas al respecto.
  • Es tu culpa que tengas diabetes.
  • Ver que alguien se inyecta insulina es impactante.
  • Nadie se casará contigo.
  • No comer lo que te ofrecen es sumamente ofensivo.

La mayoría de las personas en la India se refieren a la diabetes como tener “azúcar” y aún piensan que llegas a padecer diabetes Tipo 1 por comer muchos dulces. La mayoría también hará cualquier cosa por ocultar la enfermedad de la familia, los amigos, los colegas y la sociedad en general. Olvida el hecho de que el azúcar en sí no tiene nada que ver con que llegues a padecer diabetes Tipo 1; el poder de esta idea errónea, junto con la fe ciega en el sujeto que vende medicinas a base de hierbas en la esquina, es una total locura. Todos conocen a alguien que se curó tras usar la medicina “X”, pero cuando investigas lo suficiente (como lo haría un ingeniero y aficionado a los datos) para encontrar la causa raíz de esta supuesta cura, no tuvo nada que ver con eso.

Es como el anuncio de L’Oreal que dice que el 20 % de las 14 mujeres (puede ser que no las hayan escogido al azar) notó un cambio en el cutis, así que todas las mujeres del mundo deberían comprar esta crema. Los resultados respecto a estos tratamientos son demasiado subjetivos e incluso tienen menos bases médicas. Cuando pasaba por el proceso de ignorar, negar y entrar en pánico por el hecho de que estaba desarrollando diabetes Tipo 1, mis padres también estaban durmiendo poco y se estaban volviendo locos. Mientras me seguía sintiendo peor y mis niveles de azúcar se elevaban, mi mamá me pidió que probara la medicina local. Los médicos especializados en ayurveda me pidieron que no hiciera deporte y solo saliera a caminar. Se hicieron muchas afirmaciones ridículas sobre la enfermedad mientras yo seguía sintiéndome peor y aparentemente nadie podía ayudar. Pedirle a Dios que el malestar desapareciera tampoco me estaba ayudando. Finalmente me auto diagnostiqué por medio de Google, tras darme cuenta de que todos mis síntomas concordaban con un diagnóstico de diabetes Tipo 1.

Cosas que probé…

  • agua de quimbombó
  • agua de withania coaglans
  • polvo de jambolán con agua
  • agua de canela
  • comer calabaza amarga
  • semillas de alholva

Todo esto sabe horrible; la mayoría tienes que “tomarlo con el estómago vacío” y no existe un estudio o evidencia científica en relación a que puedan ayudar con la diabetes Tipo 1. ¿Cómo se supone que tomes todo esto cada mañana con el estómago vacío? Y si lo tomas todo, ¿cómo sabes qué fue lo que funcionó? Haz una pausa y piensa en eso.

Finalmente visité a un especialista en endocrinología y él me informó a mí y a mi papá que definitivamente se trataba de diabetes Tipo 1 y que debería inyectarme insulina rápidamente y viajar de vuelta al Reino Unido para hablar con mi doctor.

Sin embargo, mi médico local dijo que primero deberíamos probar la metformina y después de tres meses ver cómo estaban mis niveles de HbA1c. La metformina me hacía peor al estómago que cualquier medicamento a base de hierbas, y aún así yo esperaba que funcionara y que no necesitara insulina.

En algún punto, dos meses después, cuando seguía tomando medicinas a base de hierbas y metformina, supe de la lista de complicaciones si se retrasaba el tratamiento con insulina, así que les dije a mis padres que ya no me podía arriesgar más. Tuve que insistir para que mi médico me hiciera la prueba de A1c, y cuando el resultado fue de 14.4 %, inmediatamente me recomendó con un especialista y en cuestión de un par de semanas, después de una cita de dos minutos, me estaba inyectando insulina.

Dejé de tomar metformina, dejé de tomar todas las medicinas a base de hierbas y en cuestión de tres meses, mi nivel de A1c había bajado a 6.6 % al inyectarme insulina y experimentar con distintos alimentos. Pasé de no poder caminar durante 5 minutos a hacer un recorrido en bicicleta de Londres a París. Incluso viajé a India en diciembre de 2015 para enseñarles a mis padres cómo funciona la insulina y todos mis aparatos y cómo sigo viviendo una vida normal. Mis familiares me aconsejaron que lo mantuviera en secreto y que no le dijera a nadie que tenía “azúcar”.

Ahora que he escrito esto, me cuestiono a mí mismo y pienso en lo tonto que fui. ¿Cómo pude dejar que las ideas erróneas y las presiones sociales hicieran que probara las medicinas a base de hierbas? ¿O fue la preocupación en la mirada de mis padres lo que me convenció? Siempre me he enorgullecido en mi capacidad de organizar, planificar y ejecutar, lo cual me resulta útil ahora en mi trabajo y en el manejo de la diabetes Tipo 1; sin embargo, aun así me vi susceptible a estas “curas falsas” debido a la ignorancia prevalente.

Hoy en día, todas mis otras funciones vitales están en lo normal. Sigo tomando medicinas para el hipotiroidismo, pero no me molesto con los suplementos a base de hierbas que aseguran sustituir a la insulina.

Si te acaban de diagnosticar diabetes, tienes prediabetes o solo estás pasando por las fases de ignorar, negar y entrar en pánico, espero que esto te ayude. Recuerda: “La ignorancia no es una bendición”, especialmente en el siglo XXI con el acceso a la información que tenemos.


¿Tienes más preguntas para Sid? Contáctalo  por medio de Instagram o Twitter. Infórmate sobre el estatus global del cuidado de la diabetes en T1International and Their Global T1D Mission, una entrevista con Elizabeth Rowley.

 

SIDDHARTH SHARMA

Siddharth Sharma tiene 27 años y fue diagnosticado con diabetes Tipo 1 en octubre de 2015. Actualmente vive en Inglaterra, pero nació y creció en la India. Es ingeniero automotriz (Universidad de Coventry) por educación y aficionado a los datos (MIT) por elección. Actualmente, trabaja para Cummins Inc. como Ingeniero de calidad de proveedores. Le encantan los deportes; ha jugado cricket a nivel competitivo y actualmente se está entrenando para hacer un recorrido de 3 días de Londres a París en bicicleta para Diabetes UK. Le apasiona la comunicación, los viajes, la escritura, los libros, conocer nuevas personas, la fotografía y ahora, crear consciencia sobre la diabetes Tipo 1.