Trabajo de parto, dar a luz y después, con diabetes tipo 1


 2017-04-06

¿Te puedo felicitar un poco, mamá? ¡Estás haciendo un trabajo increíble con tu embarazo! Haz reunido un equipo médico de tu confianza que te guiará a lo largo del resto de tu embarazo, con valor haz atravesado por las fluctuaciones de azúcar en la sangre y las hormonas que vienen junto con el primer y segundo trimestres, y ¡ahora andas de lo mejor!

Tu bebé es muy afortunado de tener una madre que lo o la ama tanto que ella se esfuerza por mantener a los dos lo más saludables posible. ¡Vas a ser una gran mamá! Aquí no hay lugar para los sentimientos de culpa, ¡lo estás haciendo lo mejor que puedes!

Y no puedes esperar a conocer a tu nuevo paquetito de alegría, pero es posible que te sientas ansiosa acerca de lo que puedes esperar que pase cuando se rompa la fuente o cuando tu obstetra anuncie que “ya es el momento”. Queremos compartir algunos consejos para ayudarte a prepararte mejor para tu trabajo de parto y para dar a luz, así como ofrecerte algunos consejos para tu cuidado y el de tu nuevo bebé al llegar a casa.

Controla el estrés

No dejes que el estrés de controlar tu diabetes tipo 1 te quite las alegrías de tu embarazo. Saborea esas pataditas del bebé, comparte orgullosamente tus fotos de ultrasonidos a lo largo y ancho, programa esa sesión de fotos de maternidad y toma el tiempo para disfrutar de los pequeños lujos de la vida antes de que llegue tu bebé.

Crea tu plan de parto

  • Habla sobre el plan de parto con su obstetra y con tu endocrinólogo.
  • Pregunta cómo tu equipo de cuidado médico se hará cargo de tu control de la diabetes durante tu estancia en el hospital. Haz que tus deseos personales sean escuchados y sé tu propia defensora.
  • Tu equipo te ayudará a desarrollar un plan de cómo manejar tus necesidades cambiantes de insulina en el día del parto y en los días posteriores. La mayoría de las mujeres tendrán que reducir drásticamente su insulina en el día del parto y cada día después de eso debido a la actividad física involucrada con dar a luz y una mayor sensibilidad a la insulina (4).
  • Habla sobre si será necesario ayunar el día del parto y cómo controlar los niveles bajos que puedan ocurrir durante el trabajo de parto.
  • Si vas a usar tu bomba de insulina durante el parto, considera si te quieres poner un nuevo set de infusión el día del parto y cuál sería el mejor lugar en tu cuerpo para el set de infusión.
  • Prepárate para la realidad de que tu plan de parto no puede suceder exactamente como lo esperas. Las mujeres con diabetes tipo 1 tienen un riesgo mayor de que se necesite inducir la labor de parto o dar a luz por cesaria (3). Habla de estos casos con tu equipo de salud para ayudarte a sentirte más segura y preparada.

Asiste a todas citas con el obstetra y el endocrinólogo

A partir de las 34 semanas aproximadamente comenzarás a ver a tu obstetra una vez a la semana (4). Estas citas son importantes especialmente para el monitoreo de los signos de preeclampsia (las mujeres con diabetes tipo 1 tienen un riesgo mayor de desarrollarla), la evaluación del posicionamiento y los movimientos de tu bebé y la revisión de tu A1c. Si tienes una historia de retinopatía, también tendrás controles regulares de tu visión durante todo el embarazo (1).

Empaca tu maleta

Lo mejor es empacar tu “maleta de maternidad” temprano en el tercer trimestre, en caso de que necesites ir al hospital antes de lo esperado. Siendo una madre con diabetes tipo 1, necesitarás algunos artículos adicionales en tu maleta, incluyendo:

  • suministros para la gestión de la insulina: medidor de glucosa, agujas o plumas, insulina, tiras reactivas
  • suministros para la bomba de insulina: sets de infusión, cargador o baterías
  • suministros para el CGM (medidor continuo de glucosa, por sus siglas en inglés): sensores, transmisores y cargador
  • azúcares de acción rápida con las que estés familiarizada para tratar los niveles bajos

Encuentra apoyo

Conéctate con otras madres con diabetes tipo 1 que ya han atravesado con éxito el proceso de parto. Pregúntales sobre sus experiencias, mira o lee sobre historias de embarazo exitosas en línea (5, 6). Si no puede encontrar una mamá en tu localidad, únete a un grupo en línea de madres con diabetes tipo 1 en las redes sociales, como Beyond the Bump (más allá del bulto, en referencia graciosa al estómago de una mujer embarazada) de Beyond Type 1 en su aplicación. Pide consejo cuando sea necesario, comparte las emociones negativas que puedas estar experimentando, reconoce que no estás sola y acepta las palabras de aliento.

Selecciona un pediatra calificado

Tendrás que entrevistar y seleccionar a un pediatra para tu nuevo bebé que sea sensible  y esté familiarizado con las necesidades únicas de los bebés nacidos de madres con diabetes tipo 1. Generalmente, el páncreas de un bebé después del parto necesitará unos días para regularizarse y el azúcar en la sangre del recién nacido tendrá que ser observada de forma cuidadosa durante ese tiempo (2). No te preocupes, ¡esto no significa que tu bebé tendrá diabetes tipo 1!

Consejos sobre lactancia materna

Aunque no es para todos, la lactancia materna puede proporcionarle a tu bebé anticuerpos inmunes que pueden reducir su riesgo de desarrollar diabetes Tipo 1 (1). Si amamantarás a tu bebé, es importante seguir vigilando cuidadosamente tu azúcar en la sangre, especialmente durante los primeros días después de dar a luz, ya que el azúcar en la sangre puede disminuir rápidamente, mientras que tu bebé está lactando. También, tendrás que mantenerte hidratada. Mantén una cesta de bocadillos y bebidas cerca de la silla cómoda en la que amamantarás a tu bebé.

Consigue personas que te ayuden

Los recién nacidos pueden ser exigentes, y es importante no descuidar tu propia salud y bienestar en tu esfuerzo para satisfacer todas las necesidades de tu bebé durante las primeras semanas en casa.

  • Comunícate abiertamente y honestamente con tu pareja acerca de cómo puede ayudarte mejor. Tu pareja puede alimentar al bebé con biberón o llevarte al bebé y llevarlo de regreso en la noche para que lo atiendas, encargarse de los cambios de pañal para que puedas dormir más, llevarte el jugo y bocadillos cuando el nivel de azúcar en la sangre esté bajo y darte un descanso cuando necesites algún tiempo para ti misma.
  • Acepta las ofertas de tus amigos para que se roten y te lleven comida después de llevar a tu bebé a casa. Hazles saber qué tipo de alimentos serían apreciados y también que encajen en tu plan de nutrición.
  • Si las tensiones emocionales de la maternidad con la diabetes tipo 1 se sienten demasiado abrumadoras en cualquier etapa, habla con tu equipo médico y busca ayuda.
  • Cuídate. Disfruta de una larga ducha, relájate con un masaje de vez en cuando, tómate el tiempo para salir a almorzar (o almuerza en casa) con tus amigas y ¡celebra el hecho de que con trabajo duro e increíble trajiste a un bebé sano al mundo!

¡Disfruta de abrazar a tu nuevo bebé, mamá! ¡Te lo has ganado! Finalmente, es hora de saborear ser una nueva mamá.


REFERENCIAS

  1. NEITHERCOTT, T. (2010, AGOSTO). “A GUIDE TO PREGNANCY WITH DIABETES,” [UNA GUÍA PARA EMBARAZOS CON DIABETES] DIABETES FORECAST.
  2. PREGNANCY OVERVIEW: “BEFORE AND AFTER.” [UN RESUMEN: ANTES Y DESPUÉS] (2015, MAYO 20). BEYOND TYPE 1.
  3. TENDERICH, A. (2012, ENERO 5). “C-SECTIONS VS. NATURAL BIRTH IN DIABETIC MOMS,”[CESÁREAS VS. PARTO NATURAL EN LAS MADRES DIABÉTICAS]  HEALTHLINE.
  4. USF HEALTH. (2016, OCTUBRE 26). HEALTH PROFESSIONAL TRIMESTER 3 FINAL.
  5. USF HEALTH. (2016, OCTUBRE 26). “TRIMESTER 3: KEEPING YOUR DIABETES ON TARGET. NATURAL DELIVERY, C-SECTION, BLOOD SUGARS…OH MY.” [TRIMESTRE # 3: MANTENIENDO TU DIABETES EN CONTROL. PARTO NATURAL, CESAREA, AZÚCAR EN LA SANGRE… OH CIELOS]
  6. USF HEALTH. (2016, OCTUBRE 26). POST-PREGNANCY: BLISS WITH BABY, BUT WHAT ABOUT BLOOD SUGARS? [DESPUÉS DEL EMBARAZO: TODO BIEN CON EL  BEBÉ, PERO ¿QUÉ HAY DEL AZÚCAR EN LA SANGRE?]

¡Visita los Recursos para el Embarazo de Beyond Type 1!

 

ESCRITO POR PAMELA HOFFMAN, MPH, PUBLICADO 04/06/17, UPDATED 01/09/23

Pamela Hoffman, MPH (Máster en salud pública), es escritora, bloguera, e investigadora independiente de la salud pública que vive en Minneapolis, MN con su esposo y sus dos hijos. La diabetes tipo 1 ha sido una gran parte de su vida desde que su hijo mayor fue diagnosticado a los 2 años Cuando tiene tiempo libre, a Pamela le gusta cocinar, el senderismo y el ciclismo con su familia y amigos, la decoración del hogar, viajar y leer. Puedes leer más publicaciones del blog de Pamela en: http://withhugsandquiches.com.