CONSULTA DE SALUD MENTAL: IDENTIFICANDO Y PROCESANDO EL TRAUMA


 

Durante el año pasado, hemos enfrentado colectivamente un tiempo intenso y estresante debido al COVID-19. Incluso viendo venir algo de luz al final del túnel debido a las vacunas, cada uno de nosotros estaremos lidiando y procesando las ramificaciones del año pasado durante algún tiempo, y eso se aplica más en el impacto que tuvo el año en nuestra salud mental. Por lo que hablamos con el psicólogo en diabetes Dr. Mark Heyman sobre cómo identificar el estrés contra el trauma, cuándo y cómo buscar ayuda, y cuántos problemas similares surgen cuando lidiamos con la diabetes, desde el diagnóstico hasta los niveles bajos de azúcar en la sangre y más.

Para ver más contenido sobre la salud mental y la diabetes, consulta el podcast del Dr. Heyman en thediabetespsychologist.com


MIRA LA PLÁTICA COMPLETA DE LA MESA REDONDA:

La siguiente transcripción ha sido editada para resaltar contenido y claridad.

Lala: Hoy vamos a hablar sobre el trauma: cómo identificarlo y algunas de las herramientas y recursos para ayudarnos a superarlo. Dr. Heyman, ¿puede comenzar a darnos una pequeña descripción general de lo que es el trauma?

Dr. Heyman: La definición de trauma es un peligro real o percibido y amenaza de muerte o lesiones graves. Entonces, si tienes un accidente automovilístico, si sufres una agresión sexual, si te han diagnosticado diabetes, esa es la definición de trauma. Además, si tienes un amigo cercano o un familiar que lo ha experimentado y tienes la creencia o sabes que de hecho lo vas a perder y que va a sufrir lesiones graves o morir en una situación, eso se considera un trauma.

Creo que muchas veces el trauma se usa como una palabra de moda y como un sustituto de situaciones estresantes. Y no es que las situaciones estresantes no sean un reto para todos, y también creo que hay muchas similitudes en el estrés continuo como el COVID, y estar en cuarentena y estar en esta situación durante mucho tiempo. Pero esa no es la definición de trauma. La definición de trauma es que en tu vida pasar por un acontecimiento, a veces, una serie de acontecimientos en los que estás en peligro de morir o percibes que estás en peligro de sufrir lesiones graves o la muerte.

Lala: ¿Cuáles son algunas de las formas en que alguien podría reconocer que, de hecho, pasó por algo que su mente y su cuerpo están procesando como un trauma?

Cuando alguien experimenta un trauma, y ​​usaré un accidente automovilístico como ejemplo aquí, en términos generales, lo que sucede es que su nivel de ansiedad aumenta y eso es algo natural. Esperamos que eso suceda porque es la manera de su cuerpo y de su mente de mantenerlo a salvo. Y lo que sucede es que tienes un par de síntomas, con frecuencia tienes lo que llamamos reexperimentación, entonces, tienes pensamientos intrusivos o pesadillas en torno a ese acontecimiento.

También tienes lo que se llama hipervigilancia, lo que significa que, por ejemplo, con el accidente automovilístico, podrías ponerte nervioso al ver un automóvil o porque es la primera vez que conduces después de tu accidente. Por lo que vas a estar atento y en guardia.

Y luego, el tercer síntoma que vemos es lo que se llama evitación. Y eso es exactamente lo que parece: evitas situaciones, personas, cosas que te recuerdan ese trauma. Pero cuando eso sucede, no son problemáticos en sí mismos, son en realidad una respuesta muy natural.

El reto del trauma es cuando esos síntomas de reexperimentación, evitación e hipervigilancia permanecen contigo y no se resuelven, porque naturalmente deberían resolverse, pero cuando te quedas atascado en esos síntomas y te quedas ahí en ese estado de hipervigilancia, evitación, reexperimentación, ahí es donde se vuelve muy problemático para nosotros, porque el contexto es diferente en tu vida, porque ya no estás en peligro, pero tu cuerpo y tu mente te dicen que todavía estás en peligro. Y eso puede ocasionar todo tipo de retos en nuestro funcionamiento y nuestra capacidad de vivir en el mundo de una manera realmente efectiva.

Lala: Quiero repasar algunas de las cosas que he escuchado en Internet para desmentir y tal vez verificar algunas cosas. Una de las frases que he escuchado es que uno no puede procesar el trauma mientras lo está experimentando. ¿Puede aclarar esa afirmación?

Creo que esa es probablemente una forma bastante precisa de decirlo, porque cuando estás en un acontecimiento traumático o estás experimentando un acontecimiento traumático, o estás experimentando estrés continuo, tu objetivo es mantenerte seguro.

Entonces, si estás en guardia porque se avecina un peligro, ya sea percibido o real, y quieres mantenerte vivo y tu mente te está diciendo que te mantengas vivo, tu mente no tiene la capacidad de procesarlo. Tu objetivo es mantenerte vivo.

Es como tener un nivel bajo de azúcar en la sangre: cuando tienes un nivel bajo, lo único que quieres hacer es comer y aumentar tu nivel de azúcar en la sangre, porque tu cuerpo sabe que, si no lo haces, puedes estar en un gran peligro y un gran problema.

Entonces, no es que el trauma y la hipoglucemia se equiparen de ninguna manera, sino que es el mismo concepto que tu cuerpo te está diciendo: “Necesito comida”. Tu cuerpo te dice, o tu mente te dice: “Necesito salir de esta situación”.

Y no puedes procesar algo mientras estás experimentándolo, porque esos síntomas de los que acabamos de hablar son muy útiles para ti. Te mantienen a salvo en ese momento.

Cuando estás fuera de esa situación y esos síntomas continúan a largo plazo, ahí es donde las cosas se ponen difíciles, ahí es donde realmente debes procesarlo.

Lala: Si creo que he pasado por algo, ¿cuáles son algunas de las herramientas que puedo utilizar para evaluar en qué punto me encuentro? Creo que, en esta época, con frecuencia se nos enseña a superarlo y que, si sigues adelante, las cosas malas desaparecerán. Pero ¿cómo puede alguien realmente mirarse a sí mismo y averiguar si procesar esto es algo con lo que podría necesitar ayuda?

La respuesta simple es observar tu comportamiento y cómo te encuentras en este momento y cómo está afectando tu capacidad para vivir en el mundo.

¿Está afectando tu trabajo? ¿Está afectando tus relaciones? ¿Está afectando tu sueño? Y si tienes problemas en tus relaciones debido a un diagnóstico de diabetes, o debido a algún otro trauma, eso realmente te hace alejarte de las relaciones o ser demasiado dependiente de las relaciones, si tienes problemas para dormir y tienes pesadillas con regularidad, y eso afecta tu capacidad para trabajar, porque estás muy cansado, si no puedes concentrarte en tu trabajo, esas son algunas señales muy claras de que podrías necesitar ayuda porque el trauma no se está resolviendo por sí mismo.

Una vez más, vuelvo a usar el ejemplo de un accidente automovilístico. Imagina que hoy tienes un accidente automovilístico, Dios no lo quiera. Entonces, remolcan tu automóvil, lo arreglan y te lo regresan, y luego te vuelves a subir en tu automóvil y lo conduces por primera vez, tal vez la semana próxima después de que todo esté arreglado. Probablemente te pongas un poco nervioso y eso es normal. Acabas de experimentar algo bastante traumático y ahora estás tratando de procesarlo y superarlo y demostrarte que conducir es generalmente algo seguro, aunque lo que te sucedió esa vez es algo único, pero vas a estar nervioso.

Y entonces lo haces, pero cuanto más puedas conducir y ver que conduces de forma segura, más fácil será. Pero si ocurre la misma situación y vas a subir al auto y no puedes abrir la puerta, o no puedes entrar al auto sin tomar tres Xanax. Y entonces estás evitando esa ansiedad de esa manera, eso te muestra que no eres capaz de funcionar a un alto nivel como quieres. Y el trauma es la razón, y esa es una señal clara de que es posible que necesites ayuda.

T’ara: Mientras hablaba, estaba pensando, este es probablemente el mejor ejemplo de trauma colectivo por el que hemos pasado en nuestras vidas con el COVID. Y siento que todavía estamos en ese estado de hipervigilancia y de sentir peligro, y creo que, como personas con diabetes, sabemos que nuestros riesgos de complicaciones graves o incluso la muerte por COVID son muy reales. Pero estamos empezando a ver algo de luz al final del túnel, la gente se está vacunando, pero no creo que eso signifique que el trauma simplemente desaparecerá. Entonces, ¿cuáles son algunas de las formas en que podemos comenzar a procesar nuestras experiencias traumáticas, especialmente a medida que avanzan las personas con diabetes? ¿Cuáles son algunas de las herramientas que podemos utilizar?

Creo que la comunidad es realmente lo más importante, tanto usando el recurso de la comunidad que tenemos, pero también hablando de ello y simplemente siendo abiertos sobre la manera en que esta experiencia nos ha afectado a todos, nos ha afectado individualmente y nos ha afectado como sociedad. Creo que eso es lo más importante.

Creo que el segundo aspecto más importante es utilizar los datos para impulsar nuestro comportamiento. Recientemente he hablado con muchos de mis pacientes sobre esto, muchas personas que han estado muy, muy aisladas debido al COVID, tanto porque no hay nada que hacer como porque tienen miedo. Y hablando de lo que sucederá después, una vez que se vacunen o una vez que el mundo se abra, y hay muchas personas que en realidad dicen: “No estoy seguro de que vaya a salir hasta 2023”.

Y estar en esa situación es muy aterradora y llena de desesperanza. Y mi respuesta a eso es, hasta ahora e incluso ahora, no ir a restaurantes, usar una mascarilla, todas esas cosas son muy importantes. Son muy funcionales. Y esas cosas nos mantienen a salvo.

Pero habrá un momento en el futuro, con suerte más temprano que tarde, cuando esas cosas ya no serán necesarias. Y ya no serán útiles. Y no socializar ya no va a ser útil. Pero si seguimos creyendo que estamos en peligro, y eso va en contra de lo que nos muestra la evidencia, las tasas de casos han bajado, estás vacunado, entonces te quedas atascado en un ciclo traumático de no poder procesar, no poder avanzar.

Entonces, lo que sugeriría que la gente haga es, por supuesto, seguir las pautas de salud pública, no las ignores. Pero cuando las pautas de salud pública digan: “puedes ir al supermercado y no usar mascarilla”, o “puedes ir a un restaurante y comer adentro”. Y es posible que te sientas un poco incómodo haciéndolo, realmente te animo a que te esfuerces por hacerlo, porque esa evasión continua te mantendrá atascado.

El trauma y los acontecimientos traumáticos son muy contextuales. Y cuando estás experimentando el trauma, o cuando estás en peligro, ese tipo de comportamientos te mantienen con vida. Pero cuando el contexto es diferente, esos tipos de comportamientos te mantienen estancado y es importante reconocer ese contexto.

Y si tienes problemas para reconocerlo o tienes problemas para tomar esos pasos cuando sea seguro y cuando sea objetivamente seguro, ese puede ser un momento en el que necesites ayuda profesional, debido al trauma y el trastorno de estrés postraumático, que es estar estancado después de un trauma, esas cosas generalmente no se resuelven por sí solas. Esas son cosas que realmente requieren algo de ayuda para llevarte a una situación en la que puedas ser más flexible en el mundo.

T’ara: Incluso diré que no es vergonzoso recibir ayuda adicional o ayuda profesional. Sé que, en mi caso, comencé a recibir terapia desde que empezó el COVID solo por lo aterrador que es… Pero, aun así, sabemos que este aislamiento en el que hemos estado durante un año definitivamente puede pasar factura, especialmente en la forma en que interactuamos entre nosotros. ¿Cómo nos aseguramos de que nuestros traumas personales no afecten a los demás? ¿Cómo nos aseguramos de no arremeter y descargar nuestro enojo y miedo en otras personas?

Cada uno de nosotros tiene que hacer algo de introspección y realmente asegurarse de que eso no suceda. Creo que el primer consejo es hacer esa introspección y decir: “Estoy enojado en este momento o me siento estresado en este momento y estoy arremetiendo contra mis amigos y familiares ¿qué lo está causando? ¿Son ellos o soy yo?”

Y tal vez sean ellos, pero lo más probable, o puede ser que no, es que seas tú, especialmente dado el estrés por el que has pasado. Entonces, si logras verlo y puedes usar esa introspección y ser capaz de mirarte desde afuera y hacer cambios, entonces eso es muy útil. Además, algo que puede ser muy útil cuando notas que estás sintiendo ese enojo o ese arrebato, ese impulso de arremeter, es respirar profundamente y simplemente darte un respiro y ver si puedes tomar la decisión de no hacerlo.

Si tienes dificultades para tomar esa decisión, si tienes dificultades para elegir si atacar o no, es posible que necesites ayuda profesional. Pero si puedes hacerlo por tu cuenta, y puedes calmarte y ser intencional acerca de cómo respondes, tienes la capacidad de hacerlo por tu cuenta.

Pero, de nuevo, como dijiste, no hay por qué sentir vergüenza de buscar ayuda, porque si permaneces atascado, generalmente te atascarás más y más cuanto más tiempo pasa.

T’ara: Alguien cercano a mí se fue de vacaciones. Se subió a un avión porque dijo: “Estoy cansado. Necesito un descanso”. Y en lugar de preguntarle, “Bueno, ¿qué está pasando? ¿Cómo puedo ayudar?” Fui directo a decirle, “no deberías estar haciendo esto. No deberías estar haciendo aquello. Te vas a matar. Vas a matar a alguien más”. Arremetí por completo y no reconocí que estaba proyectando mi miedo en esa persona.

Creo que el COVID, creo que en algunos casos es trauma, pero en algunos casos es estrés continuo. Y de alguna manera, eso puede ser aún más retador porque es el día a día, todos los días es el día de la marmota, lo mismo una y otra vez.

Y eso es estresante para todos nosotros. Y entonces nos sentimos muy encerrados y tenemos dificultades para estar en el mundo porque es difícil en este momento. Y entonces, ese tipo de estrés se acumula y luego lo descargamos en otras personas. Ciertamente yo también he sido culpable de eso.

T’ara: Creo que lo que dijo sobre la introspección es correcto. Creo que, especialmente a medida que el mundo comienza a abrirse, más personas se vacunan. Así que más personas están ansiosas por salir. Si sientes cosas muy fuertes, probablemente te diría que lo escribas en un diario, que escribas y analices realmente de dónde provienen esos sentimientos profundos.

Es decir, cuando hablamos de trauma, y ​​si buscas ayuda profesional en torno al trauma, realmente te animo a que te asegures de encontrar un terapeuta que sepa lo que está haciendo en ese tema. Y hay un par de razones por las que lo digo.

Una es que la terapia de trauma es difícil. Es difícil para el terapeuta. Es difícil para la persona que recibe la terapia, pero también es difícil para el terapeuta porque el trabajo del terapeuta aquí es realmente sacar a la persona de su zona de comodidad. Ciertamente es con compasión. Pero si viene a mí alguien que ha experimentado un trauma y me dice: “Estoy muy preocupado por salir de mi casa, porque me preocupa que voy a tener un nivel bajo de azúcar en la sangre cuando salga”. Bueno, eso es justo.

Si yo dijera: “Bueno, entonces, creo que lo que deberías hacer es quedarte en casa. Creo que deberíamos, para mantener la calma y no estresarnos, quiero que te quedes en casa. Y eso probablemente sea algo bueno para ti”. En realidad, eso haría exactamente lo contrario de lo que debe suceder.

Lo que debe suceder es que evaluemos el riesgo. Y luego, si el riesgo está en un nivel aceptable, empujar objetivamente a la persona para que se sienta incómoda. Y eso es difícil de hacer. Y si no estás capacitado para hacerlo bien, es fácil quedar atrapado en una situación de, “Oh, todo va a estar bien, quédate en casa”. Por eso, es importante encontrar un terapeuta capacitado en terapia de trauma.

T’ara: ¿Puedes dar algunos consejos sobre la manera en que las personas pueden encontrar o al menos entrevistar a terapeutas y asegurarse de que estén realmente capacitados en eso? ¿O si ese terapeuta es el correcto para ellos? ¿Cuáles son algunas de las preguntas más comunes que se le deben hacer a un terapeuta potencial?

Hay un par de tratamientos basados ​​en evidencia para el estrés postraumático y para las personas que han experimentado un trauma. Diría que hay tres grandes. Uno se llama exposición prolongada. Es una terapia en la que se le pide a la persona que relate el trauma en voz alta, como una forma de procesarlo, como una forma de darle sentido. Haces una lista de cosas que te asustan y que no haces, y las haces en un nivel superior.

La otra se llama terapia de procesamiento cognitivo, que es una terapia cognitiva, que realmente se enfoca en un par de áreas diferentes, incluida la seguridad, la confianza, la intimidad y ver de qué manera el trauma ha afectado esas áreas y realmente encontrar formas de replantear tus pensamientos y luego hacer avanzar tu comportamiento en esas áreas.

Y el otro se llama desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares (EMDR, por sus siglas en inglés) que es una terapia donde incluye estimulación bilateral. Entonces, es dar golpecitos, está basado en evidencia porque ayuda al cerebro a procesarlo, así como a exponerse.

Entonces, pregúntale a un terapeuta cómo trata el trauma y qué evidencia existe para respaldar los tratamientos que usa. Si no puede responder esa pregunta, no es el terapeuta adecuado para la persona que ha experimentado el trauma. Porque es posible que un terapeuta que te puede ayudar a lidiar con el estrés en tus relaciones no sea el adecuado para ayudarte si has experimentado un acontecimiento traumático como un diagnóstico de diabetes, como un accidente automovilístico, una agresión sexual o tener COVID o que un miembro de la familia haya tenido COVID.

Al igual que no irías a ver a un dermatólogo por tu diabetes, no querrás ir a ver a un terapeuta de relaciones por un problema relacionado con el trauma.

T’ara: Gracias por responder, Dr. Heyman. Esos son muy buenos consejos.

Lala: Creo que mi última pregunta, Dr. Heyman, si tiene un ser querido, que puede ver claramente que ha pasado o está pasando por un trauma, pero tal vez se niega a reconocerlo o a buscar ayuda ¿cuál es la mejor manera de brindar apoyo a esos seres queridos que están pasando por algo?

Creo que la mejor manera es ser realmente transparente sobre cuáles son tus observaciones sobre lo que le sucedió a esa persona, cómo la ha afectado y también cómo te ha afectado a ti. Por ejemplo, digamos que tu mamá es esa persona que notas que está teniendo muchos problemas debido a un trauma debido al COVID. Y eso está afectando su capacidad para ir a cenar a tu casa o para hablar contigo por teléfono.

Entonces, decir: “Mamá, estoy muy preocupado por ti porque antes hablábamos por teléfono cada tres días, y ahora hablo contigo por teléfono una vez al mes. Parece que estás teniendo dificultades. Y realmente quiero recuperar esa relación. Y también quiero hacer todo lo que pueda para hacerlo, pero quiero que sepas que lo que te está pasando, parece afectarte mucho, pero también me está afectando a mí. Entonces, ¿qué puedo hacer para apoyarte y ayudarnos a recuperar lo que teníamos?”

Y entonces creo que ese tipo de transparencia: dejar que alguien vea de qué manera lo que está sucediendo lo está afectando, de lo que tal vez no sea consciente, pero también cómo te está afectando a ti. Puedes explicarle ambos lados y, con suerte, darle la valentía y la motivación que necesita para recibir ayuda si es necesario.

Muchas gracias, Dr. Heyman, ¿tiene algunas últimas palabras sobre el trauma y por lo que todos estamos pasando?

Todos hemos experimentado estrés durante el año pasado y ha sido significativo. Y creo que va a ser un poco complicado salir de esta situación. Cuando las cosas vuelvan a la ‘normalidad’, creo que será difícil para todos hacerlo, porque estamos muy acostumbrados a dejar de hacer las cosas y va a ser muy extraño volver a invitar gente a tu casa, o volver a ir a un restaurante.

Sé paciente contigo mismo y ten un poco de compasión por ti mismo, pero también cuando sea seguro y cuando los funcionarios de salud pública nos hagan saber que es seguro, esfuérzate por sentirte incómodo en esas situaciones. Porque lo último que queremos hacer es seguir estancados y que el trauma colectivo afecte nuestras vidas en el futuro.

Cuanto más podamos esforzarnos para volver a una rutina con la que tal vez no nos sintamos cómodos de inmediato, al igual que no nos sentíamos cómodos cuando comenzamos todo este proceso, no sabíamos lo que estaba sucediendo, igual será el proceso para salir de esto.

Porque ahora estamos muy acostumbrados. Y estamos acostumbrados, aunque no es nada cómodo, estamos acostumbrados a la incomodidad. Y entonces tendremos que volver. Y es claramente un proceso.

Entonces, paciencia y compasión, la voluntad de buscar apoyo, si lo necesitas, ya sea con amigos y familiares, la comunidad de diabetes o un profesional.

 

ESCRITO POR Equipo Editorial Beyond Type 1, PUBLICADO 03/17/21, UPDATED 03/17/21

Esta entrevista fue realizada por T'ara Smith y Lala Jackson, miembros del equipo editorial de Beyond Type 1.