A la universidad lejos de casa con diabetes tipo 1


 

Nota del Editor: Marina Kaypaghian es estudiante de último año de secundaria y cofundadora de la organización sin fines de lucro Kaffa Exchange. Le apasiona la abogacía de la diabetes y quiere ayudar a otros adolescentes a aprender a aceptar y manejar de mejor forma la diabetes. Actualmente Marina es becaria del Área de Mercados Emergentes.


Como estudiante de último año de la escuela preparatoria con diabetes Tipo uno, pensar en irse de casa para ir a la universidad es muy emocionante, pero también se requiere de ajustes  y un poco de planeación.

La universidad es una gran oportunidad para seguir una carrera profesional y es una gran ventaja en la vida que ciertamente no querría perderme debido al cuidado que necesita mi diabetes.

En la adolescencia, es muy difícil mantener los niveles ideales de glucosa (azúcar) en sangre, ya que las hormonas cambian constantemente y los niveles de actividad que tenemos son muy variables. Para mí, es importante ponerme las pilas y trabajar duro durante el siguiente año y esforzarme para tener un manejo aún más estricto en mis números para demostrarme a mí misma, así como a mi familia y a mi endocrinólogo, que estoy lista para asumir sola la responsabilidad del manejo de mi diabetes.

De pronto me parece que es más difícil encontrar información en línea escrita por personas con diabetes de verdad que se enfrentan con desafíos y con quienes podemos relacionarnos que encontrar listas de suministros médicos para llevar con nosotros a la universidad.

Me di a la tarea de escribir esta nota para ofrecer a los lectores un punto de partida y ayudarles a  comprender el proceso universitario desde la perspectiva de alguien que está justo iniciando esta travesía.

1.Encuentra tu sistema de apoyo

Creo que lo primero y más importante es encontrar un nuevo sistema de apoyo cuando salimos de casa. Tener siempre acceso a insumos y ayuda para el manejo de nuestra diabetes es mucho más difícil lejos de casa por lo que resulta especialmente importante identificar un lugar donde puedas recibir ayuda. 

Mi mamá está en todo tipo de grupos de Facebook donde ayuda a las personas a encontrar insumos y, a veces, incluso los encuentra para mí. La red universitaria de diabetes (College Diabetes Network) es un excelente lugar para comenzar a conectar con otras personas como tú y como yo. 

2. Comunícate con tus compañeros de habitación y amigos.

Personalmente, algo que me pone muy nerviosa de irme a la universidad es que mi compañera de habitación pudiera sentirse frustrada porque suenen las alarmas de mi Medidor Continuo de Glucosa por la noche o cuando camine de noche intentando tratar un nivel bajo de glucosa en sangre. Justo por esto, antes de ir a la universidad, quiero revisar y hacer ajustes en mis dosis de insulina, mi relación de carbohidratos de insulina, e incluso experimentar con Loop y así encontrar el sistema más adecuado para mí y no tener que preocuparme demasiado por números fuera de rango y tener ese efecto en las personas a mi alrededor. 

También necesitaré y necesitarás convertirte en tu principal defensor y hacer esa conexión inicial con nuevos médicos y farmacéuticos.

3. Planifica tu sistema de almacenamiento

También necesitarás ponerte creativo (a) para crear un sistema de almacenamiento. Es importante planear cosas como el espacio con el que contarás. Una idea para dormitorios o viviendas un poco más grandes es comprar un carrito rodante pequeño con 3-4 estantes. También puedes agregar organizadores de plástico para hacer divisiones adicionales en cada estante.  Puedes usar un estante diferente para distintos tipos de insumos y así será más compacto y organizado (si todo está organizado, eliminarás la necesidad de guardar las grandes e incómodas cajas de cartón en las que vienen la mayoría de los insumos). 

En general, este sistema de almacenamiento te ayudará a poder ubicar tus insumos y ahorrar espacio si lo haces con anticipación.

Pensar en mudarse de casa puede ser abrumador, ¡pero estoy tratando de planificar el futuro un paso a la vez! 

 

ESCRITO POR Marina Kaypaghian, PUBLICADO 07/28/21, UPDATED 07/30/21

Marina Kaypaghian es estudiante de último año de secundaria y cofundadora de la organización sin fines de lucro Kaffa Exchange. Le apasiona la defensa de la diabetes y quiere ayudar a otros adolescentes a aprender a aceptar la diabetes. Fuera del mundo de la diabetes, Marina ha dedicado la mayor parte de su tiempo al atletismo, como salto ecuestre, yoga, levantamiento de pesas, hockey de campo y lacrosse.