Unos de los Afortunados


 

 

Nota del editor: Lee más información sobre nuestra campaña de concientización sobre señales de advertencia y ayuda a prevenir diagnósticos tardíos de diabetes Tipo 1 y las incidencias potencialmente mortales de CAD. ¿Quieres involucrarte ahora? Regístrate aquí para recibir un kit de sensibilización gratuito con carteles y otros materiales.


Cómo sucedió

Hace catorce años mi hijo menor fue diagnosticado con diabetes Tipo 1. Él presentó todos los síntomas clásicos. Pero ni mi esposo ni yo sabíamos que todas esas señales que tenía mi hijo querían decir que muy pronto nuestras vidas cambiarían. Soy muy observadora y sí había notado que mi hijo estaba orinando más de lo normal, pero pensaba era una infección del tracto urinario.

Tuvimos la gran fortuna de que la pediatra de mi hijo en aquel momento era una amiga de la familia y no sólo eso… su hermana vive con diabetes Tipo 1 desde que era pequeña y conocía muy de cerca la diabetes Tipo 1. Me tomé la libertad de llamarla a su celular personal ya que la doctora se encontraba de vacaciones y tuvimos la suerte de que respondió la llamada sin titubear.

Al decirle los síntomas que presentaba mi hijo de inmediato me dijo; “Quiero equivocarme, pero tiene todos los síntomas de diabetes Tipo 1. Tan pronto la clínica de urgencias pediatras abra, llévalo y pide le hagan una prueba de azúcar. Cuando tengas el resultado me llamas” Aún incrédula y muy confundida le comente a mi esposo lo que había dicho la doctora; entréa internet a leer acerca de diabetes Tipo 1 pero aún pensaba el diagnóstico no iba a ser ese.

Tan pronto como la clínica de urgencias abrió, llevamos a Jaime, les platicamos los síntomas y les conté mi conversación con la pediatra. Acto seguido midieron su glucosa y efectivamente el diagnostico correcto era diabetes tipo 1.

Las instrucciones fueron muy claras, tienen una hora para ir a la casa y buscar la ropa necesaria para una hospitalización segura. Salimos de ahí con el referido al hospital Pediátrico y con el corazón en la boca y con miles de preguntas. Una vez en el hospital Jaime fue atendido rápidamente, al día siguiente comenzamos la educación de diabetes y dos días más tarde nos fuimos a casa.

Contando bendiciones

El diagnostico de mi hijo aunque fue sorpresivo, confieso no fue traumático y aunque con dudas y muchos temores pudimos retomar nuestra nueva vida con bastante rapidez. Esa experiencia me hizo creer que todos los diagnósticos de diabetes Tipo 1 en niños eran como el nuestro; lo que no sabia es que estaba muy lejos de la realidad. Asumí que todos los médicos primarios eran capaces de identificar esos síntomas claros y comenzar el tratamiento y educación necesaria para estabilizar la glucosa del paciente.

La triste realidad es que estaba muy lejos de la realidad, una vez me integre a la comunidad de diabetes en linea comencé a conocer acerca de las historias de diagnósticos erróneos. No podía creerlo! Desde ese momento no pude dejar de agradecer a la pediatra de mi hijo por habernos dado la voz de alerta y los pasos a seguir.

Fue así como desde ese momento siempre que tenia la oportunidad de educar acerca de los síntomas de diabetes Tipo 1 a otros no dudaba en hacerlo. Como padres conocemos los síntomas de muchas enfermedades comunes y podemos identificarlos rápidamente; pero en lo personal nunca escuche acerca de los síntomas de diabetes Tipo 1.

Por eso es que valoro y me apasiona tanto la campaña de Beyond Type 1 que busca prevenir que los nuevos diagnósticos de diabetes tipo 1 ocurran cuando ya hay cetoacidosis. Yo me siento muy afortunada ya que mi hijo no llego a tener cetoacidosis y dentro de todo su diagnostico transcurrió sin complicaciones.

Aunque ya la diabetes tipo 1 haya llegado a tu casa, quiero invitarte a nos ayudes a educar a tus amigos y familiares. Debemos ser padres observadores, educados y proactivos; y si en algún momento se observan los síntomas de diabetes tipo 1, es necesario visitar al médico con prontitud.

Si tu historia es como la mía, siéntete muy afortunado y agradece a ese profesional de salud que te guió. Únete a nuestros esfuerzos y evitemos que los diagnósticos erróneos o tardíos pongan en riesgo la vida de otros.

Aprende más sobre nuestra Campana de signos y Síntomas y ayuda a prevenir diagnósticos de CAD ¿Quieres involucrarte ahora? Regístrate aquí para recibir un kit de sensibilización gratuito con carteles y otros materiales.

ESCRITO POR Mila Ferrer, PUBLICADO 11/17/20, UPDATED 11/17/20

Mila es una defensora incansable de más y mejor educación sobre la diabetes para la comunidad hispana. Su hijo menor, Jaime, fue diagnosticado con diabetes tipo 1 a la edad de 3 años. Reconocido como un “líder en diabetes” por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y como una de las principales blogueras latinas influyentes por LATISM.