Yo corro y tengo diabetes Tipo 1

10/9/18

Nota del editor: Bella corre con el equipo Type One Run, un programa de Beyond Type 1.


Para mí, correr es un descanso de la diabetes Tipo 1. No en el sentido de que no tenga que manejarla, porque tengo que hacerlo. Si encuentras el feliz medio para controlarte el azúcar en la sangre, una vez que te encuentres en esa pista o en ese camino, ya no se tratará de la diabetes Tipo 1. Se tratará de quién dará más de sí mismo, tú o la chica que está a tu lado, y quién estará dispuesto a trabajar para conseguirlo y recibir el dolor con gusto. Por supuesto, cuando terminas, el hecho de que hayas logrado todo lo que hiciste teniendo diabetes Tipo 1 te convierte en un guerrero.

El hecho es que cuando se tiene diabetes Tipo 1, se tiene que hacer el doble de esfuerzo en cada paso, cada respiración y hay que hacerlo todos los días. En pocas palabras, apesta. No es fácil y no hay un descanso: pinchazos en los dedos, inyecciones, noches sin dormir, niveles altos inestables y azúcar forzada. Si eres entrenador, padre o amigo de alguien con diabetes Tipo 1, quiero que te detengas y pienses en eso antes de seguir leyendo. Si tienes alguna conexión con un corredor del bachillerato con diabetes Tipo 1, considera todo lo que tiene que hacer y que todavía e un chico. Ya hace mucho y, sin embargo, todavía quiere hacer más. A pesar de que correr es uno de los deportes más retadores físicamente, quiere hacerlo. Ahora que lo has considerado, quiero que realmente lo entiendas. Ahora respétalo y acéptalo tal cual. Si eres un corredor y tienes diabetes Tipo 1, quiero que hagas lo mismo. Considera qué tan fuerte eres. Dale la bienvenida al trabajo relacionado con correr y la diabetes Tipo 1 y deja que te ayude a realizar tu potencial.

Ahora que estamos en el mismo sentir, vayamos al punto: cómo correr si tienes diabetes Tipo 1. Primero, conócete a ti mismo. ¿Tienes niveles altos? ¿Tienes niveles bajos? ¿Cómo te sientes cuando tienes un nivel alto mientras corres? ¿Cómo te sientes cuando tienes un nivel bajo mientras corres? ¿Cómo te sientes normalmente? Personalmente, mi nivel baja mientras hago un ejercicio, una carrera larga o cualquier cosa que no sea una carrera. Pero cuando corro, recibo una descarga de adrenalina que hace que suba el nivel.

Normalmente, corro basándome en la emoción. He tenido mis mejores carreras en lo que considero que han sido mis mejores y mis peores días. Un ejemplo de uno de mis mejores días, sería alrededor de mayo de 2017, cuando salí a correr después de que me sucedió algo importante. Corrí más duro que nunca cuesta arriba y volé en las bajadas. Todavía lo recuerdo porque fue una carrera increíble, en mi mente todo el tiempo es como si fuera algo que acaba de suceder. Cuando mi nivel baja, es como si mi mente se quedara en blanco. Estoy más concentrada en lo que me rodea que en mí misma, lo que sería genial si no fuera algo potencialmente mortal. Siento que soy más sensible a los sonidos y a los olores. Mi cuerpo se siente más pesado y me pongo temblorosa. Si estoy hablando con alguien, hablo lento y se me dificulta. Cuando tengo un nivel alto, corro de alegría, corro para llegar a la meta. No me importa tanto saber quién está corriendo a mi alrededor como normalmente pasaría y me siento cansada.

La diabetes de todos es diferente. Esto es lo que yo hago, pero tu debes trabajar con tu endocrinólogo para determinar los métodos que mejor funcionen para ti. Para combatir los niveles bajos, recomiendo comer una merienda ligera antes de una carrera. Nada demasiado pesado, trata de que sean más o menos cinco carbohidratos por milla. Las barritas de la marca U-Can son una excelente opción antes de correr; aunque son caras, ayudan a estabilizar el azúcar en la sangre. También puedes probar con un pastel de arroz y mantequilla de maní, un GU Roctane (gel de energía) o un Gu Stroopwaffle (galleta tipo waffle) o una barra nutritiva Kind. No te inyectes insulina para ello ya que contrarrestarías el propósito. Come la merienda de 30 a 90 minutos antes de la carrera.

A veces, puedo tomar ventaja de esto. Por ejemplo, si voy a correr ocho millas en una hora y media y todos mis amigos van por un helado, eso equivale a 40 carbohidratos. Tengo una bomba de insulina y hago una disminución basal temporal al menos una hora antes de correr. Si voy a correr de 1 a 3 millas con facilidad lo hago con 35 % menos, si hago de 1 a 3 millas de alto impacto lo hago con 65 % menos, si hago más de 3 millas con facilidad lo hago con un 65 % menos, si hago más de 3 millas de alto impacto la apago por completo. Incluso cuando hago todas estas cosas, es muy probable que mi nivel baje. No importa lo importante que sea el entrenamiento, es aún más importante cuidarlo: no perderé todos los beneficios del entrenamiento y es mejor que perder mi vida. Si mi nivel baja, me detendré y comeré 10 a 25 carbohidratos, dependiendo de cuánto tiempo me quede, qué tan rápido bajó el nivel, qué tan bajo está el nivel y qué tan duro pienso correr.

Para contrarrestar los niveles altos, tiendo a hacer siempre un aumento basal del 35 %, sin importar la distancia de la carrera. Eso funciona para mí, mi madre probablemente no estará de acuerdo. También recomendaría tomar agua, eso baja el nivel de azúcar en la sangre y te ayuda a prepararte para la carrera. Ten especial cuidado y pon especial atención a tus calentamientos. Las cosas atléticas ayudarán a bajarte el nivel. Si corres con un nivel alto, haz una carrera rápida o extiende el calentamiento una media milla. Inyectarte insulina cerca de una actividad puede ser peligroso, así que evita corregir a menos que tengas más de 220 mg/dl (13 mmol/L). Aun así, inyecta la mitad de lo que normalmente te inyectarías. Las descargas de adrenalina siempre te hacen bajar y los niveles bajos son más peligrosos que los altos. No me detengo ni cambio de opinión sobre una carrera si tengo el nivel alto porque no es una amenaza inmediata para la vida.

Es importante darse cuenta de que tus niveles de azúcar en la sangre nunca serán perfectos y que hay un momento para seguir presionando y un momento para detenerse. No te estreses demasiado al respecto y no descuides la rutina. Siempre vas a tener otro nivel alto, y siempre vas a bajar de nuevo. Es importante manejarlo, pero no permitas que te defina. Haz correcciones cuando las necesites, es un ciclo. Incluso si cometes un error, aprende de ellos, está bien. Aunque la diabetes Tipo 1 es difícil, recuerda que eres un guerrero.


Read Bella’s mother’s account of her running training.