Cómo lidiar con un cierre de emergencia escolar y la diabetes Tipo 1

8/22/18
ESCRITO POR: Josette Soto

Escribo como madre preocupada y madre de una niña con diabetes Tipo 1. Sé que muchos de ustedes pueden identificarse. A medida que llega el mes de agosto, sabemos que es esa época del año cuando debemos comenzar a prepararnos para el próximo año escolar. Para aquellos de nosotros con hijos que tienen diabetes Tipo 1, esa preparación es un poco diferente.

Mi hija, Kiara, fue diagnosticada con diabetes Tipo 1 en 2012 cuando tenía 6 años. Desde entonces he aprendido los pormenores de los retos escolares y cómo prepararme para muchos de ellos. Hasta el año pasado, mi único enfoque para la preparación escolar se trataba de asegurarme de que todos los profesores y cuidadores de la escuela estuvieran debidamente capacitados y enterados de las necesidades médicas de Kiara.

En su plan 504, escribí con qué frecuencia necesitaba una merienda. Con qué frecuencia podía usar el baño. Con qué frecuencia necesitaba descansos para tomar agua. Eso cambió un día cuando llamé a la escuela porque no había tenido noticias de nadie sobre el conteo de carbohidratos de la hora del almuerzo de mi hija. Descubrí que la escuela estaba en un “cierre de emergencia ligero”. La noticia me puso en pánico. Al final todo estuvo bien, pero el evento fue una gran revelación.

El mayor problema durante el cierre de emergencia fue que la bolsa para la diabetes de mi hija estaba en la oficina y fuera de alcance si la hubiera necesitado. Afortunadamente, no la necesitó, pero me hizo estar consciente de que necesitaba incluir un protocolo para este tipo de ocasiones. Los eventos imprevistos son solo una de las muchas razones por las que también escribí en el plan 504 de mi hija “uso de teléfono celular durante emergencias”. Fue por esto que pude contactarla, saber que estaba bien y pedirle que revisara su azúcar con su kit de emergencia.

Es muy importante que ustedes y sus hijos tengan un plan en momentos como este. Debido a que anteriormente nos habíamos comunicado sobre “¿Qué hacer en caso de una emergencia?”, Kiara supo inmediatamente que tenía que encender su teléfono celular para poder contactarla. Después de esta situación, programé una reunión con el director de la escuela para hacer una revisión del plan 504. Nos comunicamos sobre lo que sucedió y cómo podría evitarse en el futuro. No solo para mi hija, sino también para sus hijos.

Padres, cuanto más educamos al personal de la escuela, más información precisa tendrán para los estudiantes con diabetes Tipo 1 en el futuro. Asegúrense de que los cambios que se han realizado en su plan 504 se comuniquen claramente a la facultad de la escuela y a cualquier otra persona que tenga autoridad sobre sus hijos durante el horario escolar.

Mi mayor consejo para los padres de hijos con diabetes Tipo 1 a medida que se acerca el año escolar es conocer sus derechos y ejercitarlos. Su plan 504 es un documento federal (para los ciudadanos de los EE. UU.) Que está destinado a proteger y garantizar el bienestar de sus hijos. (Fuera de los EE. UU., visiten aquí). En un documento como este, ustedes pueden dictar el nivel de atención de sus hijos al incluir detalles cruciales para casos específicos en sus informes:

Suministros

Inicialmente quise que se mantuviera la bolsa de suministros de emergencia de mi hija en el aula con ella, pero esa idea fue negada por la facultad de la escuela, porque pensaron que mantener los suministros alrededor de otros niños podría ser peligroso. La verdad es que mantener los suministros lejos de sus hijos puede ser aún más peligroso. Ya no aceptaré más un “no” como respuesta sobre esto.

Comunicación

Un teléfono celular es el salvavidas para sus hijos. Si bien es comprensible que muchas escuelas los prohíban debido a la distracción que causan, un padre de alguien con diabetes Tipo 1 se enfrenta al problema desde un ángulo diferente. Lo tengo escrito en el plan 504 de mi hija que se le permite tener. Escribo como madre preocupada y como madre de una hija con diabetes Tipo 1. Sé que muchos de ustedes pueden identificarse.

Planificación en caso de desastres

No estaba preparada para el cierre de emergencia ligero que surgió el año pasado. ¿Qué hubiera pasado si hubiera sido un cierre completo? ¿Y si se hubiera convertido en un evento más serio? Tenemos que prepararnos para lo peor siendo padres de hijos con diabetes Tipo 1 y eso significa tener un plan de cuidado durante los cierres y escribir ese plan en el plan 504 de sus hijos lo antes posible.

A muchos de nosotros, que tenemos hijos con diabetes Tipo 1, nos ha tomado años imaginarnos cómo sentir que hemos preparado con seguridad a nuestros hijos para que estén en la escuela. Nuestro trabajo no se detiene cuando el plan está en marcha tampoco. Nos corresponde a nosotros estar al tanto de posibles problemas de cuidados, seguir apoyando y educando al profesorado acerca de las necesidades de los niños con diabetes Tipo 1, y asegurarnos de que nuestros hijos tengan tanto empoderamiento como seguridad.

¡Les deseo a ustedes y a sus hijos un año escolar feliz, exitoso y seguro!

-Esta mamá de alguien con diabetes Tipo 1


¿Quieres encontrar a otros padres que te entiendan? ¡Únete a la aplicación Beyond Type 1!

 

Josette Soto

Josette Soto es la orgullosa madre de dos jóvenes increíbles y una hija de once años, Kiara, a quien se le diagnosticó diabetes Tipo 1 a los seis años. Ella es la persona que es a causa de los retos y triunfos de su vida familiar. En lugar de dejar que la diabetes Tipo 1 les robe su alegría, los Sotos se defienden, encuentran la belleza en sus vidas y la comparten.