SALUD MENTAL

La diabetes tipo 1 afecta más que solo tu cuerpo. Es emocionalmente exigente y nos pone a prueba  diariamente. Si tienes Tipo 1 o cuidas de alguien que la tiene, debe saber primero que no está solo. Recuerda, también, que una gran e importante parte de cuidarte a ti mismo es nutrir la mente y el espíritu. Recién estamos comenzando a explorar lo que eso significa a través de nuestra extensa investigación, así como consultando a expertos de una amplia gama de disciplinas. Estamos en la búsqueda para descubrir qué contribuye a un estado mental saludable y cómo se puede lograr una vida equilibrada.

Si tiene diabetes tipo 1 o cuidas a alguien que sí la tiene, es probable que tú o tu ser querido experimenten alguna de las siguientes emociones: estrés,  burnout de diabetes, agotamiento, diabulimia y / o depresión.

Recursos

Historias Personales

El primer paso para cuidarse mentalmente es buscar ayuda y recursos. Además de la ayuda profesional de un proveedor de salud mental, puedes encontrar beneficios al encontrar una comunidad en persona o en línea que “la obtenga”. Escuchar las historias  de otras personas que han pasado por lo que estás experimentando puede ser útil. Aprende cómo otras personas tocadas por la DT1 han aprendido a lidiar con el estrés mental leyendo sus historias aquí o conectándote a la aplicación Beyond Type 1.

Para los Cuidadores


INCONSCIENTE


A veces por las noches es la parte más difícil. Despiertas en medio de la oscuridad y piensas en ella. Tal vez te levantas para revisar el azúcar en su sangre o simplemente para palpar su hombro y escuchar que respira, así como lo harías con un recién nacido. SEGUIR LEYENDO

QUINTA PARTE: LO QUE ESTÁ FRENTE A MÍ


Imagina a tu hijo que sale corriendo hacia la calle. Imagínate eso. Así es como se siente y así es cuando su nivel baja. Ahora imagínate que eso pasa una y otra vez. Ahora imagínate eso 45 minutos después de dejarla en el jardín infantil. Ahora imagínate eso 15 segundos después de que salta a la piscina para una clase de natación. Ahora imagínate eso a mitad de la noche. Ahora imagínate eso ahora mismo.SEGUIR LEYENDO

NO PUEDO DORMIR


Estaba sola en la sala de exámenes, sentada en un rincón. ¿Tenía que subirme a la mesa? ¿Tenía que dejarme puestos los zapatos? He estado en estas salas tantas veces con mis hijos que es difícil pensar qué es lo que tengo que hacer cuando se trata de mí.SEGUIR LEYENDO

Para los Tipo 1


RECUPERÁNDOME Y SIGUIENDO HACIA ADELANTE- DIABETES BURNOUT


Pero tan sólo pensar en ello ya era agotador. Estaba quemada por la diabetes. No conocía que estar quemado por la diabetes o “diabetes burnout”  era un término oficial y tampoco estaba segura de si mi diabetes tenía la culpa. Busqué asesoría y rápidamente me puse en marcha de nuevo.SEGUIR LEYENDO

ANSIEDAD POR MI VISITA AL ENDO Y LA VISITA QUE CAMBIÓ MI FORMA DE PENSAR


Repaso mentalmente mi Plan de Éxito para Visita con el Endocrinólogo. La única forma que tengo de evadir esta derrota es ganar a la endocrinóloga en su propio juego. Tengo que admitir abiertamente lo horrible que me he portado y entonces seré inmune a la crítica y los insultos a mi ego.SEGUIR LEYENDO

MI ACTO DE EQUILIBRIO: SUPERANDO MI ANSIEDAD


No seas tan duro contigo mismo. Enfrentarse a cualquier enfermedad  puede afectar nuestra cordura, lo cual es comprensible. Trato de no juzgar mis emociones conforme surgen.SEGUIR LEYENDO

Burnout


VIENDO CON CLARIDAD


Me diagnosticaron con diabetes tipo 1 en 1991 cuando solamente tenía 1 año de edad. Ninguna historia familiar previa podría haber preparado a mis padres para tal diagnóstico y el destino quiso que me quedara sola en esa experiencia por una gran parte de mi vida; ninguno de mis tres hermanos, ningún familiar, ni amigo, o incluso conocido que hubiera desarrollado la diabetes tipo 1.SEGUIR LEYENDO

7 CONSEJOS DE LA VIDA REAL PARA LOGRAR SUPERAR EL “SÍNDROME DE BURNOUT POR LA DIABETES”


Me fue muy difícil atravesar mi propia experiencia con el "diabetes burnout" así que quise compartir algunos consejos de la vida real que utilicé para atravesar por esa etapa de mi vida con mucho éxito.SEGUIR LEYENDO

CUANDO DEJÉ DE MEDIR MI AZÚCAR EN LA SANGRE


Cuando llegué, me hicieron mediciones de sangre: mi nivel de azúcar en la sangre era de 67 mmol/L (1207 mg/dL), más alto de lo que nadie haya admitido estando consciente, y en los 45 minutos desde mi última lectura mis cetonas habían subido a 6.4.SEGUIR LEYENDO

Trastornos Alimenticios


MI IMAGEN CORPORAL Y LOS INCONVENIENTES DEL PERFECCIONISMO


La mayoría de mis síntomas los había atribuido al estrés de aclimatarme a mi nueva vida, pero finalmente me di cuenta de que la sed constante y las idas al baño no eran normales.SEGUIR LEYENDO

YA NO QUIERO ODIAR MI CUERPO MÁS                                                                  


Siendo una estudiante de enfermería, entiendo lo que la falta de cuidados, teniendo esta enfermedad, puede hacerle a un ser humano. También estoy muy consciente de que nadie es invencible y que cualquiera puede ser tomado por esta enfermedad en un instante.SEGUIR LEYENDO

HABLANDO CON HONESTIDAD- CÓMO UNA MUJER CON DT1 VENCIÓ LA DIABULIMIA


Vivir con diabetes tipo 1 no se trata simplemente del mantenimiento físico diario de las pruebas, contar carbohidratos y suministrarse insulina. No es solamente la necesidad de ver a tu endocrinólogo cada tres meses. Es un compromiso emocional requerido y aceptación que la mayoría de la gente no puede entender.SEGUIR LEYENDO