5 Consejos para familias que viven con adolescentes con DT1

ESCRITO POR: Dr. Carlos Antillón Ferreira

La adolescencia representa una etapa de múltiples cambios físicos, conductuales y emocionales y cuando se vive con diabetes tipo 1 esto representa la necesidad de realizar múltiples ajustes en el tratamiento.

 

  • Trabajo en equipo: el protagonista de esta película es quien vive con DM1 y la adolescencia es una etapa para lograr la independencia en este proceso. Establezcan el rol de cada quien, los jóvenes aprenderán a tomar decisiones pero necesitan el apoyo de sus seres queridos.  Papás: no ahoguen a sus hijos, recuerden que son mucho más que personas con diabetes. Por las mañanas, den los buenos días antes de preguntar ¿cuánto tienes de glucosa?.  Jóvenes: no dejen su diabetes “olvidada”, conocer sus cifras de glucosa es indispensable, comer sin aplicarse insulina es una mala idea porque evidentemente la glucosa subirá demasiado.

 

  • Mantengan todo el tiempo mucha comunicación. Más allá de lo complejo que resulta vivir con DM 1 es de vital importancia que los jóvenes expresen abiertamente lo que sienten y que sus familiares los escuchen y viceversa.  Podemos ver a la diabetes tipo 1 como un gran reto y no como una amenaza diaria.  Ayúdense mutuamente y, en la medida de las posibilidades, apóyense con herramientas tecnológicas.

 

  • “No hay prohibiciones”: recuerden que las personas que viven con diabetes pueden hacer todo lo que cualquier otra persona, incluyendo cualquier actividad física y comer alimentos que podríamos pensar como “prohibidos” como pizza o pastel. Incluso el consumo de alcohol es un tema del que debemos hablar abiertamente con los jóvenes ya que implica el riesgo de hipoglucemia posterior.  Lo relevante es que estemos conscientes como estas circunstancias  modifican los niveles de glucosa y actuemos en consecuencia.

 

  • “Lecciones de manejo”: para obtener una licencia de manejo, algún día tendrán que llevar un curso para conducir un vehículo, tendrán que aprender el reglamente de tránsito. Primero tendrán que conducir acompañados de un adulto (sus padres), luego lo comenzarán a hacer solos.  El mismo proceso se vive con la diabetes tipo 1.

 

  • Alianza con el equipo de profesionales de la salud. Los médicos, educadoras en diabetes, nutriólog@s podemos integrar un equipo que les ayude a la mejor toma de decisiones.  Nuestra labor es reconocer lo positivo que se está realizando, conocer todas las opciones de tratamiento y tecnología y así, cada persona con su familia decidir que le conviene más en esta etapa.  Es importante generar un canal de comunicación con los adolescentes. Nuestra ventaja como Endocrinólogos es que vemos diariamente a personas que viven con diabetes tipo 1 en nuestro consultorio y aprendemos de cada paciente. Podemos transmitir esas experiencias al resto de nuestros pacientes.

 

Dr. Carlos Antillón Ferreira

Carlos es Endocrinólogo Pediatra, graduado del Hospital Infantil de México "Federico Gómez" en el 2002. Desde entonces se ha dedicado a la práctica privada en el Centro Médico ABC Santa Fe y en el Hospital Español. Miembro de la Sociedad Mexicana y la Sociedad Europea de Endocrinología Pediátrica. Convencido de que la Educación en Diabetes y la Tecnología son 2 grandes herramientas para mejorar la calidad de vida de personas con diabetes tipo 1. 18 años de matrimonio y padre de 4 hijos.