Estar Preparados + Conoce tus Derechos: Una Guía para Asistir a las Protestas con Diabetes

6/4/20

 

Nota del editor: es una decisión extremadamente personal asistir a las protestas, y Beyond Type 1 no respalda ni se opone a la participación de ninguna persona que viva con diabetes. Esta guía es para ayudar a quienes optan por asistir y ayudarles a hacerlo de la manera más segura posible. Esta información aplica únicamente en los Estados Unidos, si conoces cómo aplica en tu país y quieres compartir por favor escríbenos a mariana@beyondtype1.org 


 

Asistir a una protesta es una de las muchas formas de crear cambios y es un derecho de todos los estadounidenses bajo la Primera Enmienda. Pero si vives con diabetes, hay cosas adicionales a considerar, particularmente en medio de la situación que atravesamos con COVID-19.

Vivir con diabetes, Tipo 1 o Tipo 2, ya presenta desafíos en la vida diaria; y agregar un entorno desafiante con riesgo de exposición a un virus hace las cosas más complicadas. Por eso, puedes optar por alzar tu voz por las cosas que te importan desde su hogar, lo que también tendrá un impacto.

Estar preparado

Paso 1: Asegúrate de estar lo suficientemente saludable y preparado para participar. Considera el estado de tu salud en los últimos días y semanas. Las mejores circunstancias para asistir a una protesta son cuando el tus niveles de glucosa en sangre se han mantenido estables, has estado comiendo comidas abundantes y nutritivas, estás bien hidratado, tu sistema inmunológico es fuerte y tu salud mental está fortalecida.

Paso 2: Prepara una mochila. Además de los artículos sugeridos para todos los manifestantes, como máscaras / cubiertas faciales adicionales, dinero en efectivo, tu tarjeta de seguro de salud, marcadores permanentes, agua y refrigerios, hay otras cosas que querrás tener en cuenta si vives con diabetes. Recuerda que puedes quedar atrapado fuera de casa por un período de tiempo más largo de lo planeado.

  • Hidrátate bien.  Si bien es pesado, mantenerse hidratado puede ayudarte a mantener tus niveles de azúcar en la sangre más manejables y puede prevenir otros problemas de salud. Cuando los voluntarios o los médicos en la calle ofrezcan más agua, acepta su oferta.
  • Trae una variedad de refrigerios, con una combinación de carbohidratos y proteínas, y glucagon. Es útil tener glucosa de acción rápida, como tabletas o geles de glucosa, para elevar el azúcar en la sangre rápidamente si experimentad un nivel bajo, así como refrigerios más importantes para consumir periódicamente para mantener estables tus niveles de glucosa en sangre. Asegúrate de que las personas con las que vayas sepan cómo usar glucagon, así como los síntomas que presentes en caso de tener un nivel bajo de glucosa en sangre que para que puedan tenerlo en cuenta.
  • Lleva contigo suministros adicionales para medir tus niveles de glucosa en sangre. Incluso si tienes un medidor continuo de glucosa (MCG), es posible que tu sensor falle o se vuelva inexacto debido a cosas como el calor que puede aflojar el adhesivo o que sin querer llegue alguien a empujarte por estar en una multitud. Asegúrate de verificar con frecuencia tus niveles de glucosa ya sea con un medidor continuo (MCG) o un medidor convencional. Si u utilizas n sistema de circuito cerrado y puedes utilizar una configuración de “ejercicio” para mantener tus niveles de azúcar en la sangre ligeramente más altos (generalmente alrededor de 160 mg / dL), hazlo.
  • Incluye en tu mochila un método de suministro de insulina de respaldo. Si usas una bomba de insulina, lleva contigo plumas de insulina (con agujas adicionales) o viales y jeringas. Si utilizas inyecciones, asegúrate de llevar más suministros de los que normalmente necesitarías. Considera llevar esas cosas contigo en un pequeño sistema de enfriamiento / bolsa aislada para mantener la insulina a una temperatura adecuada.
  • Escribe tu información médica en alguna tarjeta visible en el bolsillo exterior de tu mochila. Incluye tus antecedentes médicos (todas las condiciones de salud con las que vivas), los medicamentos que utilizas,  la información de contacto de tu proveedor de atención médica y contacto de emergencia.
  • Todavía estamos atravesando por una pandemia, así que lleva contigo máscaras faciales adicionales, desinfectante para manos y toallitas desinfectantes. Si aceptas agua o bocadillos de voluntarios, asegúrate de desinfectar las superficies, como la tapa de las botellas de agua. COVID-19 es desafiante, pero el manejo de la diabetes lo hace más desafiante. Minimiza los riesgos para mantenerte a salvo.

Paso 3: Use prendas protectoras + un artículo de alerta médica. Usa una máscara o una cubierta facial, pantalones largos, zapatos cómodos cerrados, una camisa de manga larga, un sombrero y / o gafas de sol, y lleva contigo un artículo de alerta médica, como un brazalete o placa de identificación.

  • Si no tienes un elemento de alerta médica, escribe estos datos en tu brazo con un marcador permanente. Puedes escribir algo como “diabetes tipo 1 dependiente de insulina”. Sus alertas deben ser lo más claras posible, ayudando a una persona que no esté familiarizada con la diabetes a estar más al tanto de sus antecedentes de salud.
  • La ropa protectora (mangas largas, gafas de sol, sombrero, etc.) te protegerá del sol y también proporcionará una barrera para tu piel en caso de que se lancen gases lacrimógenos. Un componente principal del gas lacrimógeno es la capsaicina, un compuesto químico derivado de los chiles. A medida que la piel absorbe el gas lacrimógeno (hecho de partículas finas), puede producir inflamación. Esto puede provocar problemas de salud en cualquier persona, pero puede generar problemas con los niveles de glucosa en sangre, una respuesta adicional al dolor y la deshidratación para las personas con diabetes.

Paso 4: Asiste con un amigo y comuníquense. Nadie debería ir a una protesta solo si es posible, pero particularmente nadie con una condición de salud subyacente. Asegúrate de asistir a una protesta con alguien de confianza, que sepa que vives con diabetes y que pueda ayudar a detectar síntomas de niveles bajos o altos de azúcar en la sangre. Pídeles que te recuerden beber agua y comer. Crea un plan para saber dónde y cuándo reunirse si se separan. Se claro acerca de tus límites y asegúrate de ponerse de acuerdo. Por ejemplo, si asistes con alguien que está dispuesto a ser arrestado y tu no estás dispuesto a correr ese riesgo, ya no tendrá su sistema de amigos intacto, lo que podría ocasionar un problema de seguridad.

Paso 5: Cuídate cuando llegues a casa. Lo más probable es que hayas caminado una gran distancia y hayas estado bajo mucha presión. Hidrátate y come una vez que regreses a casa o a un lugar seguro. Tu nivel de glucosa en sangre puede disminuir o aumentar de manera inesperada debido al estrés y al esfuerzo. Vigila tus niveles de glucosa en sangre tanto como sea posible. Si tienes un MCG con capacidades de seguimiento, pide a un amigo o familiar que se asegure de que sus alertas no estén silenciadas, especialmente a la hora de dormir.

Conoce tus derechos

Asistir a una protesta conlleva el riesgo de ser detenido o arrestado. Debido a esto, asegúrate de conocer tus derechos antes de asistir. Ten en cuenta que, si bien todas las personas en los Estados Unidos tienen los mismos derechos en teoría, ser indocumentado, ser una persona de color o pertenecer a cualquier grupo marginado, incluida la vida con diabetes, puede alterar la forma en que puedas necesitar abordar las interacciones con los miembros de la policía.

Lo siguiente se resume en la Respuesta Inapropiada de Aplicación de la Ley en Individuos con Diabetes: Una Introducción y Guía para Abogados

 

  1. Si te arrestan, se claro y de manera tranquila comunica al oficial de policía que vives con diabetes. Si te preocupa tener pronto un episodio, como niveles altos o bajos de glucosa en sangre, mientras estés detenido, comunica las circunstancias al oficial. Por ley, si un oficial tiene señales visibles (como signos claros de un nivel bajo o alto de azúcar en la sangre) o se le ha notificado la condición médica de una persona, debe cumplir con los derechos resultantes que proporciona.
  2. Tienes derecho a cuidar tu salud y recibir asistencia médica si es necesario. La Decimocuarta Enmienda otorga el derecho de los detenidos preventivos (cualquier persona que haya sido detenida, arrestada o encarcelada) a una atención médica adecuada.
  3. Bajo la Cuarta Enmienda, un oficial de policía no tiene permitido buscar o confiscar tus pertenencias sin una orden judicial o sin causa probable. Si un oficial de policía cree que tiene una causa probable, debe informarle de lo que está buscando, así como de lo que está incautando. La Cuarta Enmienda no prohíbe las incautaciones consensuadas, por lo que debe declarar que no da su consentimiento para que se confisquen tus pertenencias. Todo esto se vuelve más turbio si el oficial de policía puede argumentar que se está cometiendo un delito grave, que se está planteando una amenaza inmediata al oficial o al público, o si te resistes o evades el arresto. Mantén la calma, se claro y siga las instrucciones tanto como sea posible.

En general, si estás considerando asistir a una protesta, la seguridad es lo primero. Estar preparado. Ten cuidado. Conoce tus derechos.

 

 

Lala es una estratega de comunicaciones que vive con diabetes Tipo 1 desde 1997. Ha trabajado en tecnología médica, incubación de negocios, tecnología de biblioteca y bienestar, antes de aterrizar en el espacio sin fines de lucro de la diabetes Tipo 1 en 2016. Es un poco nómada, creció rebotando principalmente entre Hawái y el estado de Washington, y se graduó de la Universidad de Miami. Por lo general, puedes encontrarla leyendo, preferiblemente en la playa.