Citas – Cuándo introducir la diabetes Tipo 1 en una relación


 

Salir con alguien nuevo siempre es algo estresante, más aún cuando tienes diabetes Tipo 1.  Un hecho para ambas diabetes, la Tipo 1 y la que no es Tipo 1, es que es complicado saber cuánta información y cuándo revelar en la relación, ¡Igual al control de la diabetes Tipo 1 como tal!

Recuerda cuando fuiste diagnosticado al principio.  Una de dos: sabías muy poco sobre la diabetes Tipo 1 o sabías mucho menos de lo que sabes ahora. Era abrumador y espantoso considerar la gran cantidad de información que se te brindaba toda al mismo tiempo. Todos los términos nuevos, datos y rutinas pueden ser (casi) muy abrumadores para seres queridos. ¡Es importante pensar al decidir cuándo y qué información revelar a la persona en la que estás interesado!

Queremos ser nosotros mismos. No queremos ocultar nuestra diabetes Tipo 1, pero tampoco queremos que nuestros seres queridos se sientan agobiados, presionados o cargados de detalles.

Es de suma importancia confiar en tus instintos y escoger los momentos que consideres correctos, pero por si acaso, aquí hay una guía rápida cita a cita, para ayudar a facilitarle a esa persona importante, lo de una vida con diabetes Tipo 1.

 

Cita #1

No hay razón para no revelar el hecho de que tienes diabetes Tipo 1 en la primera cita, en especial si pasa de manera casual, (p. ej.: tu cita comienza a hablar de su dieta o sus hábitos alimenticios). Busca oportunidades mientras platican, para mencionar la diabetes por casualidad. Si luces calmado cuando le dices, es muy probable que tu cita se sentirá de la misma manera. Quizá lo mejor es no volverse muy «agobiante» al conocer por primera vez a alguien y esto aplica para muchas otros temas personales a parte de la diabetes Tipo 1.

Cita #2

¡Has llegado a la segunda cita! Eso quiere decir que hubo suficiente química y ambos quieren saber más del otro a un nivel más íntimo. Las segundas citas usualmente son más interesantes que solo café o una comida. ¿Quizá una linda caminata o una excursión?, entonces ese sería el momento indicado para contarle por qué necesitas monitorear tus niveles de azúcar periódicamente. Si tu cita demuestra interés o te hace preguntas, podrías explicarle de qué se trata.

Cita #3

Hasta ahora, se sienten cómodos uno con el otro. Tal vez planeas una tarde acogedora en casa (cena y una película en la sala). No tengas miedo de sacar la bomba, la pluma de insulina o las jeringas mientras cenan. Demuéstrale  lo rutinario que eso para ti. Si pregunta o quiere ver el procedimiento, ¡genial! De lo contrario, solo haz lo que debes hacer y déjale que pregunte cuando esté listo.

Cita #4

Para el cuarto encuentro, las cosas pueden ser ya más personales. Si tu cita es abierta hacia ti, sé también abierto hacia esa persona. No tengas miedo de contar la historia de cuando fuiste diagnosticado, de cómo sufres de un agotamiento eventual o qué es el cambiar la pluma a la bomba, ¡etc., etc.! Si tu cita aún no se ha preguntado cómo inyectar insulina, CGM (monitor continuo de glucosa, por sus siglas en inglés) o tu kit de emergencia de glucagón ; dale el tour completo de la diabetes Tipo 1.

 

Si has llegado tan lejos con tu nuevo romance, significa que realmente lo has aceptado, a sus peculiaridades, a sus defectos que vendrán en el camino por recorrer y te ha aceptado tal como eres. Se ha dado cuenta que aunque la diabetes Tipo 1 no te define, es parte de ti.


Visita LA GUÍA PARA NOVIOS  Y NOVIAS SOBRE CÓMO CUIDAR A ALGUIEN CON DIABETES TIPO 1.

 

 

ESCRITO POR Alexi Melvin, PUBLICADO 01/10/17, UPDATED 07/11/18

Alexi Melvin es un periodista independiente, escritor de ficción y guionista con base en la ciudad de Nueva York y el Área de la Bahía. Él fue diagnosticado con diabetes tipo 1 en el 2003 y desde entonces se ha apasionado en aumentar la concienciación. Sus otras pasiones incluyen las películas, la literatura, los animales y el sanación espiritual. Instagram: @alexi_rm