Cómo Un Campamento me Inspiró a Participar en un Ironman


 

 

Nota del editor:  Ya están abiertas las inscripciones para Diabetes Training Camp.


Una curva de aprendizaje

Paul Klockars ha vivido con diabetes Tipo 1 desde los 19 años cuando fue obligado a abandonar el ROTC como resultado de su condición. Luego pasó años tratando de aprender y navegar la DT1 pero continuamente fallaba y se daba cuenta de lo mucho que hacía falta que aprendiera para alcanzar el nivel de conocimiento que deseaba.

“Tuve que realizar mucha investigación por mi cuenta para aprender cómo manejar mi condición ya que aprendía poco en las visitas con el médico y en el trabajo con las nutriólogas. Siempre he tenido dificultades con el sistema médico y siempre he pensado que hace mucha falta conocimiento. Quería aprender más y entendía las cosas por encima pero durante los 15 – 20 minutos de visita con el médico no puedes adentrarte en los por qué ni cómo funciona tu cuerpo.

Con el sentimiento de necesitar conversaciones reales sobre diabetes, Paul, quien había escuchado sobre Diabetes Training Camp (DTC) de su padre, optó por inscribirse.

“El primer día me vi rodeado por más de 20 personas con diabetes Tipo 1. Ese era el número más grande de personas que había conocido con DT1 y esto me pareció fascinante. Tuve muchos momentos de descubrimiento. Más o menos cada hora, se apagaba otro foco y no podía dejar d pensar “Cómo me hubiera gustado esto hace cinco años eso habría facilitado tanto mi vida” Paul nos comenta.

El nuevo normal

Paul se encontró con que había aprendido a manejar su diabetes como si viviera con diabetes stop 2 ya que el educador en diabetes con quien trabajaba solamente se especializaba en personas con diabetes stop 2. Su primera vez en el campamento marcó un cambio importante de perspective a y le permitió mejorar su calidad de vida, además de que lo expuso a una gran comunidad de personas como él.

“Tengo docenas de contactos en mi teléfono de personas a las que puedo llamar o enviar un mensaje ahora mismo si tuviera una pregunta o si algo no estuviera bien o si simplemente quisiera saber cómo se encuentran. Hay una comunidad grande de personas con diabetes Tipo 1 pero también tienen metas y buscan estar bien y ser atléticos- sea lo que sea que signifique eso para ellos.”

Paul se encontró con que en el campamento él era case de aprender más que nunca sobre manejo glucémico, sobre ajustar de forma fina sus dosis baseless y reducir bolos. Muchos de los momentos de descubrimiento incluyeron comprender cómo la insulina y las cetonas realmente funcionan  y dándose cuenta de que reduciendo sus dosis baseless antes del ejercicio podría lograr que su cuerpo trabajara como si su pancreas funcionara. Este nuevo nivel de comprensión hizo gran diferencia en la vida de Paul y empezó a creer que sus metas de salud no estaban fuera de su alcance a medida de que pudo involucrarse con otras personas con DT1 que ya habían sido capaces de realizar hazañas increíbles.

“DTC me dio todo lo que no había logrado encontrar en el sistema médico y que tenía que haber provisto pero no lo hizo El campamento llegó y me ofreció esto y más” comenta Paul “Tuvimos una sesión donde platicamos sobre cómo cada uno de nosotros tiene una meta en secreto consigo mismos o que tienen en mente pero que realmente no platican con otros. Mi meta secreta en ese entonces era completar un Ironman”.

Las restricciones que Paul había puesto en sus propias habilidades físicas desaparecieron cuando comenzó a escuchar historias sobre otras personas con DT1 que había conocido en Diabetes Training Camp. Encontró así la motivación, regresó a casa del campamento y recorrió 20 millas en bicicleta- un logro en su viaje de salud y deporte. Luego  se dio a la tarea de reprender a nadar gracias a los entrenadores en DTC y continuó tomando clases de natación en su YMCA local, y se unió a un grupo de ciclismo. Con el tiempo trazó una rutina para su recorrido de 100 millas. Trabajó en correr constantemente, y pasó de sus 5kms regulares al Maratón Rock n’ Roll de Nueva Orleans. Una vez más había completado un paso en dirección hacia su meta: el Ironman.

 

Tomando las cosas con seriedad

Luego, en 2016 recibió la llamada de una amiga. Ella se había ins rito al Ironman en Lake Placid e invitó a Paul a acompañarla. Primero tuvo muchas dudas pues, como nos explica “Es una ruta lena de retos debido a la elevación, además de que es en las montañas. En mi cerebro siempre pensé “Sí, haría un Ironman pero quizá haría uno menos complicado”. Aún así Paul se inscribió a la carrera, y se encontró con otras personas que se habían inscrito de forma independiente y entonces decidió comenzar un programa de entrenamiento de siete meses.

Rodeado por un gran sistema de apoyo, Paul se sintió listo cuando llegó el día de la carrera. Terminó de nadar a pesar de no haber nadado nunca antes una distancia tan larga. Durante la parte en bicicleta, sus niveles dude glucosa estaban echos un desastre y tuvo un calambre en la pierna que lo puso a prueba. Cuando fue el momento de correr, corrió tres millas antes de decidir caminar. Un Paul decidido terminó su primer Ironman a pesar de estas vicisitudes. Le da crédito casi en su totalidad a Diabetes Training Camp.

“Sin DTC, no hubiera sido capaz de planear el manejo de mi glucosa en sangre, mi alimentación y todos los detalles. Pero no solo eso, además me puso en contacto con mucha gente muy motive que básicamente me dijeron “Sí, puedes hacerlo.”.

En Junio del año pasado, Paul regresó a DTC como miembro voluntario de staff. Se sentó en cada sesión y dice que aprendió cosas que no había escuchado antes. Disfruta mucho ser testigo de la evolución de DTC y sus campistas y siente emoción por las personas que llegan y al ver cómo salen tras la experiencia.

Una mirada al futuro

Paul está inscrito para el Ironman en Wisconsin que se llevará a cabo en Septiembre 2019. Empezará con su plan de entrenamiento en dos semanas y disfrutará mucho su tiempo hasta entonces sabiendo que pasará gran parte de la primavera y el verano en una bicicleta o corriendo a medida que se acerque el día de la carrera.

“Esta fue genuinamente una experiencia que cambió mi vida y sin ella no se dónde me encontraría hoy en día. Me abrió muchas puertas no solo con la información sino por la gente que he conocido y la comunidad que tenemos en el mundo de la diabetes Tipo 1 que me ha empujado a hacer cosas que no habría realizado de otra forma. O de las que seguramente me habría convencido de ni siquiera intentar.”

“DTC me enseñó muchos de los pasos en ese proceso. Me motivaron y me llevaron a seguir adelante para hacer cosas que no habría hecho. Ha sido una experiencia fantástica que me invita a hacer más de lo que jamás pensé podría hacer.”

 

ESCRITO POR Jordan Dakin, PUBLICADO 02/27/19, UPDATED 04/24/19

Jordan fse graduó recientemente de la Universidad de California en Los Ángeles tras estudiar una licenciatura en Estudios Ingleses y Franceses. A Ella le apasionan las historias, viajar y la gente. Espera utilizar su experiencia en tecnología y como escritora para abogar por la comunidad de diabetes Tipo 1. En su tiempo libre disfruta mucho escalar, cantar karaoke y cocinar para sus amigos. Puedes encontrarla en instagram en