¿Cuál es la Edad Adecuada para Ciertos Avances en DT1?

8/19/19
ESCRITO POR: Stacey Simms

 

 

 

 

 

En su podcast Diabetes Connections, Stacey Simms se toma el tiempo cada semana para hablar sobre temas relacionados con la diabetes Tipo 1. Ella habla con personas que viven todos los días con la enfermedad, profundiza en las noticias tecnológicas y entrevista a activistas destacados de la comunidad de personas con diabetes Tipo 1. Más recientemente, Stacey habló con la autora de best sellers, Moira McCarthy, para obtener una idea de las preguntas comunes sobre la edad adecuada y el manejo de la diabetes con tecnología de circuito cerrado. Aquí, nos enfocamos en algunos momentos cruciales en la entrevista: escucha el podcast en su totalidad más abajo.

How do you respond to certain T1D milestones, and what is the “right” age for your kids to become more independent with their diabetes care?

Stacey: Entonces, comencemos con [una pregunta] que me hicieron tres personas diferentes con niños de tres edades diferentes y todo fue sobre cuándo mi hijo podrá hacer X, Y, Z. Y ¿cómo puedo asegurarme de que yo no le impido, o no lo presiono demasiado para hacer las cosas bien y cómo puedo alentarlo de la manera correcta?

Moira: Sabes, es realmente interesante porque cuando miro hacia atrás a los casi 22 años en los que [mi hija] Lauren ha tenido diabetes Tipo 1, ahora tiene casi 28 años, hubo tantos momentos de transición que es casi como si toda tu vida a medida que creces con diabetes es acerca de momentos de transición. Por lo tanto, no me sorprende que tengamos tantas preguntas en tantos niveles.

Una de las cosas que aprendí es que no es buena idea celebrar cuando tus hijos pequeños hacen las cosas solos. En otras palabras, la primera vez que se pinchan el dedo, llamas a todos los miembros de la familia y lo celebran. Y la primera vez que se inyectan ellos mismos, les compras un pony. Y la primera vez que cambian un sitio de infusión, les compras un Maserati o algo así.

Pero para mí eso fue lo que pensaba que era correcto. Años después, aprendí de la maravillosa Barbara Anderson… lo que ella me dijo es que cuando les hacemos eso a los niños pequeños, los estamos colocando en un pedestal, y en su mente crean expectativas de cómo creen que queremos percibirlo. Y luego, cuando llegue el momento en que quizás ya no quieran hacer esas cosas, o se sientan incómodos al respecto o se agoten por ello, tendrán miedo de decirnos porque no quieren defraudarnos. No quieren decirnos que tal vez no estén en ese pedestal. ¿Tiene sentido, Stacey? 

Stacey: Sí, absolutamente.

Moira: Una advertencia sobre las edades de 10 y 11 años e incluso hasta los 12 años es… que es muy fácil decirte a ti misma cuando tus hijos progresan mucho a esa edad y se toman muchas responsabilidades, y creo que dije estas palabras en voz alta que, ‘crié a mi hija para comprender la importancia y el valor de cuidar bien su diabetes. Y es tan responsable que puedo confiar en que lo hará ella sola. Es decir que a esa edad, no importa cuánto confíes en ellos, no debes bajar la guardia porque puede ser cuando comienzan a tener problemas… Debes vigilar las cosas al menos una o dos veces al día solo para asegurarte de que no necesiten tu ayuda o de que estés disponible si te necesitan.

Stacey: Me pregunto también, ya que cada vez más niños usan los MCG y hemos hablado de lo bueno y lo no tan bueno. Notas las desventajas de tener demasiada información a la vez… recuerdo que [mi hijo] regresó a casa cuando estaba en quinto grado y le dije: ‘¿Te has administrado un bolo para esto?’. Porque podía verlo, podía ver lo que estaba pasando y él se frustraba mucho. Y él se enojaba mucho consigo mismo y era solo un preadolescente de quinto grado. Sus cerebros no funcionan como lo han estado haciendo en el pasado. Pero me pregunto si el MCG podría ser una forma de mantener vigilado a tu hijo sin tener que sentir que tenemos conversaciones sobre eso todos los días o varias veces al día.

Moira: Si tienes 11 o 12 o 13 años, y las cosas están dando vueltas, es decir, cada niño es diferente. Es posible que a algunos niños no les importe que les envíen mensajes de texto un montón de veces al día, o hablar contigo muchas veces. Y algunos padres podrían simplemente retirarse y establecer límites sobre cuándo pueden intervenir.

Stacey: Bueno, ya sabes lo que siento por el MCG. Si lo vas a usar, debes tener una conversación con la persona que comparte contigo. Podemos hablar sobre qué edad… Creo que la edad de siete años es un buen momento para comenzar a hablar con el niño sobre: ‘Bueno, ¿qué quieres? ¿Qué piensas?’ Y poner algunos límites sobre cuándo el padre o la madre va a enviar mensajes de texto y cuando el niño va a enviar mensajes de texto. Porque todos los niños tienen teléfonos celulares ahora. Si envías mensajes de texto todo el día, eso no es bueno para la escuela. No es bueno para nada. Me arriesgaré y la gente podrá gritarme, pero creo que tienes esa conversación con tu hijo. Benny y yo lo hemos hecho durante mucho tiempo.

 ¿Todavía me pongo nerviosa y enloquezco? Por supuesto. Se supone que no debo enviarle mensajes de texto a menos que su azúcar en la sangre sea tal número durante tal tiempo. Si es muy bajo, tenemos cosas disponibles. Si llega a 55 y la alarma suena, tiene 15 minutos para enviarme un mensaje de texto. O que haga que alguien más me envíe un mensaje de texto antes de comenzar. Bromeo con él y le digo: ‘Te llamaré, te enviaré un mensaje de texto y luego comenzaré a conducir por el vecindario’. Nos ponemos un poco bobos, pero debes tener esas reglas.

Escucha su podcast completo incluyendo la opinión de ambas sobre los sistemas DIY Looping (recuerda, este podcast está en inglés):  

Stacey Simms

Stacey Simms creó Diabetes Connections en 2015 y ha sido su única anfitriona y productora desde entonces. Ella es la autora de The World’s Worst Diabetes Mom, Real-Life Stories of Parenting a Child with Type 1 Diabetes (La peor mamá de alguien con diabetes Tipo 1 del mundo, Historias de la vida real de criar a un niño con diabetes Tipo 1), y I Can’t Cook But I Know Someone Who Can (No puedo cocinar pero conozco a alguien que puede), un libro de recetas de beneficencia para la JDRF (Fundación para la Investigación de la Diabetes Juvenil, por sus siglas en inglés). El hijo de Stacey fue diagnosticado con diabetes Tipo 1 justo antes de cumplir dos años, en 2006; ella ha estado compartiendo la experiencia de su familia con la diabetes Tipo 1 desde entonces. Ella es una galardonada presentadora de noticias de radio y, presentadora y reportera de televisión con más de 20 años de experiencia en transmisión de noticias.