Entrevista con Paul Edick, CEO de Xeris Pharmaceuticals

1/29/19

 

Para las personas que viven con diabetes, el glucagon es, literalmente, un salvavidas. En su formulación actual, el medicamento requiere recombinación: el glucagon no está disponible en forma líquida estable. Xeris Pharmaceuticals está buscando cambiar todo eso con su pluma de glucagon. Cuando la compañía anunció el nombramiento de Paul Edick como presidente y director general en enero de 2017, quedó claro la seriedad de llevar al mercado el glucagón líquido estable. Edick tiene 40 años de experiencia en la industria farmacéutica y recientemente habló con Beyond Type 1 sobre la historia de Xeris, sus experiencias personales con la compañía y el futuro del glucagon.

¿Puedes contarme la historia de Xeris?

La compañía comenzó como una idea de nuestro Director Científico, Steven Prestrelski. Él es un científico sobresaliente y desarrolló una metodología para transformar productos que son inestables a soluciones estables y productos que no son solubles, a solubles. Él formó la compañía alrededor de esa química en 2005 y luego progresó lentamente durante la próxima década. Se financió poco a poco, inicialmente por amigos y familiares y luego por algunos inversionistas serios. En 2016, tuve un acercamiento con inversionistas para que me hiciera cargo de la empresa. Presenté una estrategia para la empresa que claramente consistía en sacar el dispositivo de rescate de glucagon al mercado primero, pero también impulsar otros usos del glucagon. Un glucagon líquido estable abre un mundo de oportunidades en términos de otras formas de ayudar a los pacientes.

Nuestra misión interna es desarrollar una gran compañía de la que podamos sentirnos orgullosos. Externamente, se está creando una compañía que brinda servicios a los pacientes de manera que podamos cambiar la medicina y mejorar la vida de los pacientes, y no solo proporcionar el siguiente mejor medicamento. Creo que poder cambiar la medicina tiene una propuesta de valor que va más allá del paciente individual.

¿Qué lecciones aprendidas en tus cuatro décadas de trabajo en la industria farmacéutica has llevado a Xeris?

Las cosas que han sido más importantes en mi experiencia son aquellas que cambian la práctica médica o las vidas de los pacientes. Cuando puedes hacer una de esas cosas, eso es increíblemente gratificante y cuando puedes hacer ambas cosas, generalmente terminas con una compañía muy exitosa. Enfocamos una enorme cantidad de energía en cómo hacemos lo que hacemos, los comportamientos que empleamos como compañía y como personas individuales para lograr esas dos primeras cosas: traer un cambio a la medicina y mejorar la vida de los pacientes. Esa también es la forma en que desarrollamos nuestra cultura, que se trata de las personas, la forma en que trabajamos juntos y la forma en que trabajamos con nuestros clientes. A lo largo de esos 40 años, he aprendido mucho sobre cómo hacer que las personas tengan un enfoque, energizarlas y motivarlas, y prestar menos atención a la burocracia, los procesos y la política. Cuando estás desarrollando, quieres que la gente pueda mirar hacia atrás años después y diga: “Wow, mira lo que hicimos”.

¿Puedes explicar el motivo por el cual el glucagon líquido estable es el primer producto que se decidió llevar al mercado?

 Tenía el mayor potencial inmediato para cambiar la vida de los pacientes y cambiar la medicina. En mi mente, era claramente lo que teníamos que priorizar y hacer, y lo hemos hecho. Hemos terminado todos los estudios clínicos, hemos terminado el programa de estabilidad. Ese producto está actualmente frente a la FDA. Cuando se habla con personas con diabetes Tipo 1 que tiene niveles muy bajos de forma regular, el temor de bajar demasiado sin algo para contrarrestar esa situación es una gran necesidad desatendida en el mercado. Hay entre 3.5 y 4 millones de personas que, según la Asociación Americana de Diabetes (ADA), deberían tener a mano el glucagon por si acaso y solo hay 660,000 recetas surtidas por año. Menos de 20 por ciento de las personas que deberían tener glucagon a mano, en realidad lo tienen. Tener algo que los pacientes podrían incluso autoadministrarse en un momento de un nivel muy bajo de azúcar en la sangre en que se está al borde de la crisis, puede potencialmente cambiar sus vidas. Eso significa mucho cuando estás desarrollando una pequeña empresa para poder hacer justamente eso.

¿Cuándo anticipan que la pluma de glucagon Xeris estará disponible comercialmente?

 Tenemos la esperanza de tener el producto disponible para el periodo de regreso a clases de 2019. 

¿Cuáles son algunos de los otros usos potenciales del glucagon líquido estable?

La siguiente prioridad más importante para nosotros es llevar un frasco de glucagon líquido al mercado para ser autoadministrado. Las dos áreas más importantes que hemos identificado; una es una población no diabética llamada hipoglucemia posbariátrica. Estas son personas obesas que se han sometido a una cirugía bariátrica para tratar de resolver su obesidad y dos o tres años después de la cirugía, un pequeño porcentaje de ellos comienza a experimentar hipoglucemia súbita muy grave, después de las comidas. La causa exacta no se conoce, aparte de que la cirugía ha cambiado su fisiología, pero la hipoglucemia es repentina y grave. Tenemos estudios clínicos en curso en los que sabemos que si se administra una cantidad pequeña de glucagon, entonces una cantidad mucho más pequeña que la que tiene en el dispositivo de rescate, como 150 microgramos, 150 a 300 microgramos dentro de aproximadamente media hora a una hora después de una comida se puede prevenir la hipoglucemia severa. Esto cambiaría la vida de algunos de estos pacientes que no son diabéticos y, por lo tanto, no están acostumbrados a manejer su comida de esa manera.

El otro uso potencial es la hipoglucemia inducida por el ejercicio. Hay un millón y medio de personas con diabetes Tipo 1, a muchas de los cuales les gustaría hacer ejercicio o practicar deportes. La medida en que se debe planificar, reducir la insulina y comer carbohidratos mientras se hace ejercicio hace que el ejercicio y la actividad física sea algo incómodo. Hemos realizado estudios y tenemos datos que, una vez más, con una micro minidosis de glucagon líquido estable cinco minutos antes de que se salga a correr una 5K, la glucosa estará bien. Sería plana como un panqueque. Si lo piensas bien, tener un frasco disponible para poder jugar un partido de fútbol, o correr una 5K, en el impulso del momento sería, una vez más, potencialmente un cambio de vida para muchas de las personas con diabetes Tipo 1, y para los adolescentes con diabetes Tipo 2, que están involucrados en los deportes, sería algo grande.

El costo y el acceso siguen siendo las principales preocupaciones en la comunidad de diabetes. ¿La pluma de glucagon Xeris estará disponible para todos los que la necesiten?

 Mucha gente nos ha preguntado: “¿Van a pedir un precio premium porque tiene un producto mejor?” La respuesta es no. Probablemente vamos a parodiar el precio de lo que se paga por el kit de Lilly actualmente. Hemos hablado con todas las personas que pagarían y la respuesta que recibimos es: “Si no se pide precios premium, lo sacaremos rápidamente porque es un producto mejor, ya lo estamos reembolsando y es un producto de rescate”. Por lo tanto, para la gran mayoría de las personas que tienen algún tipo de seguro, debería estar disponible con un copago relativamente bajo, con bastante rapidez.

A todos los involucrados les lleva unos meses hacer lo suyo. Entonces haremos lo mismo con Medicaid. Eso se tiene que hacer en una base de estado por estado. Seremos tan enérgicos como podamos y lo haremos tan rápido como podamos. Con Medicare, se puede conseguir cobertura hasta que te toque tu propio número, eso solo lleva tiempo. Luego, están los pacientes que no tienen seguro; pondremos en marcha un programa para poder solucionarlo de la mejor manera posible. Esperamos que sea un proceso bastante simple y eficiente para tratar de hacer que nuestra pluma sea lo más fácil posible de adquirir para el mayor porcentaje de la población que podamos.

¿Qué te emociona del futuro de Xeris?

Además de nuestro glucagon, Xeris está trabajando en una terapia de combinación de pramlintide con insulina. El pramlintide fue llevado al mercado para ayudar a que la insulina funcionara mejor, pero debido a la logística de hacer todas esas inyecciones y la cuantificación necesaria dada la insulina y el pramlintide, realmente no funcionó tan bien en el mercado, pero era algo muy prometedor para los pacientes. Lo que podemos hacer con nuestra tecnología es que podemos formular una versión estable, en solución una versión líquida estable y también podemos formular una insulina más estable porque concentramos altamente ambos productos en nuestro proceso y nosotros sacamos el agua Terminamos con una pramlintida más estable y una insulina más estable para que luego se puedan unir en una proporción fija en diferentes dosis. Lo que hemos demostrado en los estudios preclínicos en animales es que podemos usar menos insulina, conseguir un mejor efecto y mostrar un control glucémico o un aplanamiento de la glucosa durante al menos el tiempo originalmente previsto y probablemente considerablemente más largo en el período posterior a la comida.

 ¿Qué más debería saber la gente acerca de la pluma de glucagon Xeris?

 Lo que escuchamos mucho es: “No me va a pasar a mí”. Creo que eso es muy razonable. Tenemos un producto que es por si acaso. Queremos que las personas tengan menos situaciones en las que tengan que llamar al 911, en las que tengan que ir a la sala de emergencias o que alguien trate de ayudarlas. Al final del día, nuestro objetivo es asegurarnos de que la comunidad en general pueda controlar mejor su diabetes.


Este artículo fue publicado como parte de una alianza entre Beyond Type 1 y Xeris.