JORDAN MORRIS Y SU CARRERA PROFESIONAL DE FÚTBOL CON DIABETES DIABETES TIPO 1

12/19/17
ESCRITO POR: ALEXI MELVIN

 

Hay ciertas personas que se niegan a permitir que la adversidad les impida vivir sus sueños; personas que, a su manera, superan las probabilidades.

Después de haber vivido con diabetes diabetes tipo 1 desde la edad de 9, el jugador de fútbol profesional, Jordan Morris, es sin duda una de esas personas.

A pesar de que ahora juega como delantero del equipo de la liga mayor Seattle Sounders FC, así como para equipo nacional de Estados Unidos, Jordan se preguntaba cuándo era niño si su diagnóstico de diabetes tipo 1 se interpondría en sus aspiraciones atléticas.

“No había muchos atletas con diabetes en ese entonces”, dijo Jordan, “Y mi padre, que es médico, me dijo que no pensaba que sería capaz de jugar al fútbol universitario, mucho menos profesionalmente”.

Sin embargo, Jordan valora el continuo amor y apoyo que recibe diariamente de su familia.

“Desde que me diagnosticaron, siempre me han apoyado mucho. Mi mamá y mi papá especialmente han sido geniales ayudándome a manejar todas las cosas que necesito recordar siendo alguien que vive con diabetes tipo 1, como ordenar nuevos suministros, etc.”.

Al hacer deportes siendo niño, Jordan admitió que a menudo se sentía inseguro al hablarles a sus compañeros sobre su diabetes tipo 1, pero por suerte las cosas han cambiado para él en los últimos años.

“Los niños no son tan comprensivos como los adultos”, dijo Jordan, “Pero hoy todo está bien. Estoy seguro de ello y sé que es sólo una parte de lo que soy. Además, todos mis compañeros de equipo entienden completamente y son un apoyo”.

A medida que crecía, Jordan se inspiraba cada vez más por atletas como Jay Cutler y Adam Morrison, que ambos practican deportes al más alto nivel profesional. Jordan también cambió de utilizar las inyecciones diarias múltiples (IDM) a utilizar una bomba de insulina cuando era adolescente.

“Hasta los 14 años de edad fue el tiempo más difícil debido al hecho de que todavía no estaba usando una bomba de insulina”, dijo. “En vez de eso, me administraba una inyección al principio de cada día, y entonces había veces en las que tenía que comer cuando no tenía hambre, y también cuando tenía mucha hambre pero no podía comer. Podía ser muy frustrante”.

Junto con su bomba, Jordan ahora también utiliza su medidor continuo de glucosa Dexcom, tanto dentro como fuera del campo.

“La tecnología Dexcom hace que administrar la diabetes sea mucho menos estresante”, dijo Jordan, “debido a la facilidad con la que me permite monitorear mi nivel de azúcar en la sangre. La forma en que funciona sin problemas me permite vivir una vida normal y concentrarme en ser un mejor jugador de fútbol “.

Jordan jugó para el equipo de soccer masculino Stanford Cardinal de 2013 a 2015 y también participó a la liga Seattle Sounders FC U-23 Premier Development. Como estudiante de segundo año, desempeñó un papel importante en liderar en Stanford a su primer campeonato Pac-12 desde 2001, y como un junior, Jordan nuevamente jugó en el campeonato Pac-12, así como el Campeonato de la NCAA. Le concedieron el trofeo de Hermann como el mejor jugador en fútbol de la división I de NCAA.

El 21 de enero de 2016, Jordan firmó su primer contrato profesional con el Seattle Sounders FC, que considera su victoria favorita con diabetes tipo 1 hasta la fecha.

Aunque hay algunos días difíciles en la vida de una persona con diabetes tipo 1, especialmente una cuya carrera es tan físicamente exigente, Jordan se niega a dejar que le impida seguir su camino como atleta.

“En el descanso de la final de la Copa MLS en diciembre, mi nivel de azúcar en la sangre estaba bastante alto”, recordó Jordan, “y no me sentía muy bien. Fue frustrante que eso ocurriera en un momento tan importante, pero pude quedarme en el campo y el equipo terminó ganando, lo cual fue un logro increíble “.

A Jordan le apasiona hacerles saber a los atletas jóvenes aspirantes que es posible alcanzar sus objetivos, incluso con diabetes tipo 1.

“La diabetes tipo 1 no te retendrá si no la dejas”, dijo Jordan. “Existen excelentes herramientas para controlar la diabetes tipo 1 y lograr cualquier objetivo que uno pueda tener como atleta”.

Este artículo fue publicado como parte de una asociación entre Beyond Type 1 y Dexcom.

 

ALEXI MELVIN

Alexi fue diagnosticada con diabetes tipo 1 en 2003 a la edad de 14 años. Desde entonces, ella y su familia (junto con su padre, el gerente de Atletismo de Oakland, Bob Melvin) han estado constantemente activos para recaudar dinero y hacer conciencia dondequiera que sus viajes los lleven. Alexi estudió para ser escritora en The New School (la nueva escuela) en Manhattan, y ahora es periodista independiente, escritora de ficción y guionista con sede en el área de la Bahía. Sus otras pasiones incluyen el cine, los viajes, los animales y la curación espiritual.