LA LEY IMPUESTA POR INTIMIDACIÓN: EL CONTRATO QUE MANTIENE CALLADOS A LOS FARMACÉUTICOS

4/23/18
ESCRITO POR: MICHELLE BOISE

Al comprar medicamentos recetados en los EE. UU., tu seguro quizás no sea la opción más económica. A veces, los medicamentos comprados en efectivo son de hecho más baratos y no hay forma de saberlo. La ley mordaza que aún existe en la mayoría de los estados impide que los farmacéuticos le digan a los clientes que una opción en efectivo es la mejor. Por ejemplo, un consumidor da un copago de $100 con su plan de seguro por un medicamento hubiera pagado $ 70 si hubiera pagado en efectivo.

Esta diferencia de precio o “reembolso” corresponde al administrador de beneficios de farmacia (PBM, por sus siglas en inglés) que es el intermediario para negociar los precios de los medicamentos entre la farmacia y el distribuidor farmacéutico.

La fijación de precios de medicamentos con receta en los Estados Unidos es un problema de múltiples capas que involucra a estos tres jugadores, y la parte que los PBM juegan generalmente ocurre detrás de bambalinas.

Según un informe reciente del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca, “El mercado de los PBM está altamente concentrado. Tres PBM representan el 85%  del mercado, lo que les permite ejercer un poder indebido en el mercado contra los fabricantes y contra los planes de salud y los beneficiarios que supuestamente representan, generandoenormes ganancias para ellos”.

Antonio Ciaccia, Director de Asuntos Públicos y del Gobierno de la Asociación de Farmacéuticos de Ohio, dijo: “Esta es la garantía que les da la fortaleza que estas tres empresas tienen sobre el mercado”.

Desde la fusión en 2015 de United Health, OptumRx y Catamaran, esta compañía junto con Express Scripts, CVS Health (anteriormente CVS Caremark) forman parte de las tres más importantes.

Esta práctica es técnicamente legal, aunque bajo el derecho contractual básico. “Los PBM tienen un lenguaje en un contrato sobre lo específico que puede decir un farmacéutico”, dijo Ciaccia. “Se les dice que no le digan nada al paciente que pueda considerarse patentado”.

Aunque todavía es legal en algunos estados, la falta de transparencia en los precios no es ética e inhibe un mercado de comercio libre , por no mencionar el alto costo para el consumidor. Además, las compañías que lo están perpetuando son conscientes de que la conducta no tiene escrúpulos por el método en el que “alientan” a los farmacéuticos a no romper la ley mordaza.

Antonio Ciaccia describió un incidente en el que una farmacia en Columbus, Ohio, le dijo al paciente que se le cobraba más que el precio en efectivo del medicamento al usar su seguro y el paciente presentó una queja a la compañía de seguros. Poco después, Ciaccia dijo que la farmacia recibió una advertencia de que su contrato se cancelaría si continuaban divulgando la información de precios a los clientes.

Cuando se le preguntó lo que decían las cartas de advertencia, Ciaccia dijo: “Raramente esas solicitudes se producen por correo postal. Por lo general, se trata de una llamada telefónica. Los rastros de papel son poco comunes”.

Ciaccia dijo que sí sabía de un par de farmacias que estaban divulgando algunas prácticas de los PBM a los empleadores, y los PMB volvieron y cancelaron sus contratos. Atribuido a este hecho o no, se fueron a la quiebra.

“Generalmente, cuando la farmacia recibe una advertencia, cambia la forma en que hace negocios”, dijo Ciaccia. “Es imponer una ley por medio de la intimidación”.

Sin embargo, la gente está hablando y haciéndoles frente a los poderosos PBM, y los que denuncian generalmente son los farmacéuticos. Arriesgando de su sustento, están buscando legisladores para decirles que hay un problema.

Una forma de cambiar esta práctica es la legislación estado por estado, ya que cada estado tiene un organismo regulador para determinar cómo las compañías de seguros llevan a cabo sus negocios, y aprobar todo de forma federal generalmente lleva más tiempo. Al menos 15 estados ya han tenido éxito en descartar la ley mordaza con reembolso e incluyen: Maryland, Arkansas, Louisiana, Maine, Kansas, Connecticut, Carolina del Norte, Dakota del Sur y del Norte, Georgia, Minnesota, Virginia, Mississippi, Texas, y más recientemente, Ohio.

“El objetivo del seguro es ahorrar dinero a los consumidores”, dijo la Senadora Susan Collins (R-Maine). “Las cláusulas mordaza en los contratos que prohíben a los farmacéuticos informar a los pacientes sobre mejores precios de medicamentos recetados hacen lo contrario.

“Los estadounidenses tienen derecho a saber qué método de pago (con seguro o en efectivo) proporcionaría la mayor cantidad de ahorro al comprar medicamentos recetados”.

Algunos argumentan que los clientes que pagan más que el precio del mercado de los medicamentos son poco comunes; sin embargo, una encuesta de 2016 de farmacéuticos independientes reveló que de 9.5 millones de reclamaciones en los EE. UU., 2.2 millones involucraron pagos en exceso. Según esta encuesta, los clientes pagan en exceso por los medicamentos recetados casi una cuarta parte del tiempo.

Peor aún, 12 de los 20 medicamentos más recetados tenían tasas de sobrepago superiores al 33 por ciento.

Aunque el sobrepago promedio por miembro fue de $ 10.51, un PBM grande informó que el popular medicamento para la diabetes tipo 2, la metformina, era de $ 10.67 por miembro.

La Asociación Nacional de Farmacéuticos Comunitarios (NCPA, por sus siglas en inglés) encontró en otra encuesta de 640 farmacéuticos que “los planes de medicamentos de Aetna y CVS Caremark son los más atroces en esta área [de reembolsos]”. La controvertida fusión de estas dos compañías fue aprobada por el Congreso el año pasado.

“Los PBM tienen sus tentáculos en todo”, dijo Ciaccia. “Están exigiendo descuentos de las compañías farmacéuticas. Las compañías farmacéuticas elevan sus precios para compensar esos descuentos y los precios de los medicamentos continúan aumentando”.

“En caso de duda, pregunten por el precio en efectivo”, aconsejó Ciaccia. “Si el paciente inicia la conversación, el farmacéutico no es visto como el ‘creador de problemas’ a los ojos del PMB.

Pregunten: ‘¿Sería esto más barato si pagara en efectivo?'”


Lea más sobre la acceso global.

 

MICHELLE BOISE

Michelle tiene una maestría en bellas artes en Escritura de la Universidad de San Francisco. En 2011, ganó el premio de cuento corto del University College de Dublín, Irlanda. Es escritora, editora y gurú de contenido, y ha trabajado tanto en revistas literarias como en plataformas de comercio electrónico. Antes de unirse al equipo de Beyond Type 1, desarrolló artículos para Fitbit orientados para la salud.