Los ensayos clínicos de inmunoterapia apuntan sobre la posible prevención de la diabetes Tipo 1

8/17/17
ESCRITO POR: GREG BROWN

Durante veinticinco años, los investigadores médicos han estado intentando tratar la diabetes Tipo 1 con la inmunoterapia y han fallando. Eso podría haber cambiado finalmente la semana pasada.

En un ensayo clínico para una forma de inmunoterapia destinada a tratar las alergias alimentarias infantiles, científicos británicos descubrieron que, de hecho, el tratamiento parecía impedir que el sistema inmunitario atacara la producción de insulina en los recién diagnosticados con diabetes Tipo 1.

Investigadores del King’s College de Londres y la Universidad de Cardiff probaron la inmunoterapia en 27 voluntarios que recientemente habían sido diagnosticados con diabetes Tipo 1. El tratamiento inyectable, llamado MonoPeptide, busca detener el progreso de la enfermedad autoinmune antes de que pueda destruir las células beta pancreáticas que producen insulina.

Durante el estudio de 12 meses de duración, los ocho voluntarios que recibieron inyecciones de placebo requirieron niveles crecientes de insulina para mantener sus niveles de glucosa en la sangre, una tendencia que sigue el patrón normal de diabetes Tipo 1. Su sistema inmunológico simplemente continúa destruyendo las células pancreáticas que normalmente producen insulina naturalmente, algo demasiado familiar para aquellos con diabetes Tipo 1.

Por otro lado, los 19 sujetos que recibieron las inyecciones de inmunoterapia real continuaron produciendo su propia insulina. Mientras que el grupo placebo experimentó un aumento de aproximadamente 50 por ciento en el uso diario de insulina, el grupo de tratamiento no observó un aumento marcado en la administración de insulina. El tratamiento de inmunoterapia, en el transcurso de un año, esencialmente evitó que su diabetes atacara y destruyera las células beta pancreáticas, la producción de insulina natural. Todos los voluntarios fueron inyectados cada dos o cuatro semanas durante seis meses. No se informaron efectos adversos por las inyecciones de inmunoterapia.

Las inmunoterapias intentan modular el sistema inmune de una persona. Por lo general, son dirigidas a afecciones autoinmunes como la esclerosis múltiple, la artritis reumatoide o el lupus. La diabetes Tipo 1 también es un trastorno autoinmune. Las células T en el sistema inmune comienzan a atacar erróneamente a las células beta productoras de insulina en el páncreas. El MonoPeptide es un pequeño fragmento de proteína que se encuentra en esas células beta llamadas proinsulina. La idea es que cuando se introduce el MonoPeptide en el sistema inmune de un paciente, su sistema inmune ya no lo verá y ya no identificará la proinsulina como una molécula extraña para atacar.

Los investigadores notaron por primera vez las diferentes trayectorias de la insulina en los dos grupos a los tres meses del estudio. La tendencia continuó. Los expertos dijeron que el descubrimiento, si el tratamiento se demuestra en ensayos adicionales, algún día podría liberar a aquellos con diabetes Tipo 1 de las inyecciones diarias.

“Estamos viendo un medicamento que podría usarse en cinco a 10 años, si todo va bien”, dijo Mark Peakman, profesor del King’s College London que trabajó en el proyecto.

El ensayo se centró en personas recién diagnosticadas con diabetes Tipo 1 que todavía tenían aproximadamente una quinta parte de sus células beta pancreáticas restantes. Si bien la retención de esas células restantes facilitaría el manejo de la diabetes Tipo 1, el objetivo final sería la prevención. En teoría, la droga se les daría a los niños o adultos jóvenes que comienzan a desarrollar diabetes Tipo 1. Se podría potencialmente dar a personas con un alto riesgo genético de diabetes Tipo 1, agregaron los investigadores.

Es poco probable que la terapia ayude a las personas que fueron diagnosticadas con diabetes Tipo 1 hace años.

“En esa etapa”, dijo Peakman, “la mayoría de las células beta se han ido y no encontramos, con terapias probadas, ninguna evidencia de regeneración”.

Este es un ensayo clínico en fase inicial, pero los resultados iniciales son prometedores. Por primera vez, la inmunoterapia parece ser una opción de tratamiento potencialmente viable para combatir y potencialmente detener la diabetes Tipo 1. El informe fue publicado el miércoles pasado en la revista Science Translational Medicine.


¿Deseas contribuir a los esfuerzos de Beyond Type 1 en la investigación para la cura de la diabetes Tipo 1? ¡Haz tu donación hoy!

 

 

 

GREG BROWN

Greg Brown es un escritor independiente que vive en las montañas del oeste de Maine. Ha escrito para Consumer Reports Magazine, Consumer Reports Online, The New York Times y Chicago Tribune, entre otras publicaciones. Él se puede encontrar en línea en: www.yellowbarncreative.com.