Sabes que tienes diabetes Tipo 1 cuando


 

1. La gente siempre puede encontrarte… porque dejas un rastro de tiras reactivas donde quiera que vayas.

[Me encontraron. No sé cómo lo hicieron, pero me encontraron]

 

2. Oyes la palabra basal, y no te quedas en la luna preguntándote de qué están hablando.

3. Te han preguntado “¿Estás seguro de que puedes comerte eso?”.

4. Odias las matemáticas pero de algún modo te ves obligado a intentar ser un matemático.

5.  Te emocionas mucho cuando ves a alguien más con un MCG (medidor continuo de glucosa), una bomba o un medidor en la naturaleza. ¡UNO DE LOS MÍOS!

[UNO DE LOS MÍOS]

 

6. Comprendes la lucha ocasional de tratar de sacarte sangre del dedo sin importar cuántas veces te pinches.

7. Has escuchado a alguien decir: “¿Tienes diabetes? Pero no eres gorda”.

[Estoy rodeado de idiotas]

 

8. Has sentido el dolor de tener que despertarte de un sueño muy profundo para tratar un nivel bajo de azúcar en la sangre.

9. Una caja de jugo te ha salvado la vida.

10. Empacar para un viaje es doblemente difícil porque no puedes olvidar ningún medicamento. O tus reservas. O más reservas.

11. Te han dado una bebida regular en lugar de una dietética en un restaurante y has sufrido las consecuencias.


[—¡Me mentiste! ¡Me envenenaste! —Sí, lo hice]

12. Has buscado en la basura tratando de encontrar la información nutricional en el paquete de algo.

13. Has olvidado si ya te has administrado tu insulina o no.

[No recuerdo nada de esto]

14. Tu lanceta se cambia con la frecuencia de un eclipse lunar.

[No me gusta el cono de la vergüenza]

15. Te has convertido en un profesional poniéndote inyecciones en un vehículo en movimiento.

16. Solo te queda una tira reactiva y tu medidor muestra un error.

17. Te han dicho que puedes curar tu diabetes con col rizada o algo parecido.

18. Te emocionas cuando alguien sabe la diferencia entre la diabetes Tipo 1 y la Tipo 2.

19. Te has administrado insulina por algo de lo que no sabes cuántos carbohidratos contiene y mágicamente terminas con una glucosa en la sangre perfecta.

20. Te has administrado insulina por algo de lo que no sabes cuántos carbohidratos contiene y fallaste miserablemente.

[Ni siquiera estoy pensando. Es el puro modo de supervivencia]

21. Sabes lo agotador que es vivir una vida con una enfermedad que es como un trabajo de tiempo completo, pero te ha hecho más fuerte de lo que alguna vez pensaste que podrías ser.


Esto fue publicado originalmente en Love, Light and Insulin (Amor, luz e insulina) .

 

ESCRITO POR MIchelle Auerbach, PUBLICADO 10/06/17, UPDATED 04/24/19

Michelle tenía 12 años cuando le diagnosticaron diabetes Tipo 1. Su madre también tiene diabetes Tipo 1. Su pasión es difundir la conciencia sobre la diabetes Tipo 1 y otras enfermedades invisibles en las redes sociales. Por lo general, la encontrarás con su gato que ha rescatado y es su secuaz, Big, tomando las cosas día a día y luchando por un futuro increíble. ¡Puedes encontrarlos en Instagram @ehmichelle!