Alcanzar las metas para tu cuerpo sin obsesionarte con el peso

12/14/16
ESCRITO POR: Christel Oerum

Si deseas reducir tu cintura, tu primera inclinación es, probablemente, comenzar a hacer dieta y controlar tu progreso por medio de pisar la báscula en el baño semanalmente, o incluso a diario.

Como entrenadora personal, y especialmente como entrenadora personal que se especializa en ayudar a las personas que viven con diabetes a alcanzar sus objetivos de acondicionamiento físico, siempre recomiendo un plan de acondicionamiento físico de fortalecimiento sobre un plan de dieta simple. Apuntar a ser “fuerte en lugar de delgado” también significa cambiar el enfoque del número en la escala para mejorar tu condición física y el control de la diabetes. Hay muchas razones por las cuales un plan de entrenamiento de resistencia es superior a una dieta simple, aquí estos son algunas.

“Tonifica”

Creo que la mayoría de la gente estaría de acuerdo en que estar “tonificado” o “en forma” es más atractivo que ser “flaco”. La cuestión es que no se puede tonificar sin antes desarrollar algo de masa muscular. Si no lo haces, simplemente te convertirás en una versión más pequeña de ti mismo cuando hagas dieta, y, a menos que seas naturalmente musculoso, no te verás “tonificado”.

Se mejora el manejo de la diabetes Tipo 1

Agregar entrenamiento de resistencia a tu rutina de ejercicios no solo te ayudará a lograr ese aspecto tonificado, sino que también puede facilitar el manejo de tu diabetes. ¡Sí, escuchaste bien! El entrenamiento de resistencia puede mejorar tu sensibilidad a la insulina hasta 72 horas después de una buena y exigente sesión. Eso significa que necesitarás menos insulina, y si combinas eso con una buena dieta de carbohidratos complejos, proteínas magras y grasas saludables, tienes una receta increíble para buenas lecturas de azúcar en la sangre.

Se queman más calorías

El entrenamiento de resistencia también mejorará de forma permanente la forma en que se queman las calorías. Aunque el ejercicio cardiovascular (por ejemplo, salir a correr) te hará quemar energía durante tu carrera, agregar músculos a tu estructura hará que quemes más calorías las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Debido a que restringir tus calorías (dieta) hace que tu cuerpo queme menos calorías para compensar las pocas calorías que come, agregar entrenamiento de resistencia es una gran manera de mantener tu metabolismo alto y saludable.

Se reduce el riesgo de hipoglucemia

Desde la perspectiva de la diabetes, también puede ser más fácil controlar el nivel de azúcar en la sangre durante el entrenamiento de resistencia en comparación con las sesiones de cardio. La mayoría de las personas verán que su nivel de azúcar en la sangre disminuye rápidamente mientras realizan ejercicios cardiovasculares, lo que aumenta el riesgo de hipoglucemia inducida por el ejercicio. Por supuesto que hay maneras de reducir ese riesgo, pero si esto es algo con lo que luchas, el entrenamiento de resistencia puede ser el tipo de entrenamiento perfecto para ti.

Para la mayoría de las personas, el entrenamiento de resistencia no disminuirá el azúcar en la sangre, incluso podría aumentar un poco, pero esto es algo que tendrás que probar por ti mismo. El tipo de entrenamiento, los carbohidratos consumidos, el nivel de estrés, la hora del día, etc. influirán en cómo reacciona tu cuerpo ante el entrenamiento de resistencia.

Cambia la apariencia del cuerpo

A medida que trabajas en tu fuerza y ​​desarrollas un poco más de músculo, podrás notar que tu peso permanece igual o incluso sube un poco. Sin embargo, comenzarás a ver cambios en el aspecto de tu cuerpo y, con un poco de suerte, dejarás de preocuparte por los números en la báscula.

He visto grandes ejemplos de personas en las que el peso permanece igual, pero su composición corporal cambia por completo.

La razón por la que puedes ver que la báscula se mueve muy poco en comparación con el progreso que ves en el espejo es que el músculo es más denso que la grasa. Por lo tanto, incluso si pierdes un mayor volumen de grasa que el volumen que ganas de músculo, tu peso puede permanecer igual.

Aunque hay más que eso, esta es la razón principal por la cual el número en la báscula en el baño no debe ser el determinante definitivo de si tu programa de acondicionamiento físico es exitoso.

Por supuesto, también necesitas un buen plan de nutrición para ver los resultados deseados, pero en lugar de simplemente empezar a seguir la dieta de moda, aprende cómo encontrar tu necesidad calórica diaria y asegúrate de comer lo suficiente para mantener su metabolismo y alimentar tus entrenamientos. ¡No tienes que morir de hambre para ver resultados!

 


Lee el artículo de Christel Empezar a ejercitarte con diabetes Tipo 1) o visita el sitio web de Christel: Diabetes Strong para obtener más información sobre nutrición y ejercicio.

Christel Oerum

Christel es bloguera, entrenadora personal, defensora de la diabetes, campeona de acondicionamiento físico en bikini y personalidad del acondicionamiento físico. Ella ha estado viviendo con diabetes Tipo 1 desde 1997 y vive bajo el lema "No hay nada que no puedas hacer con la diabetes, si tienes la atención, la tecnología y la mentalidad correctas". Christel escribe Diabetesstrong.com con su esposo. Ella bloguea sobre salud, condición física y cómo estar en forma con diabetes. Sige a Christel en www.diabetesstrong.com. También puedes enviarle un correo electrónico directamente a Christel@DiabetesStrong.com.