Aislamiento Social, Lecciones Aprendidas

4/3/20
ESCRITO POR: Mila Ferrer

 

 

Estamos siendo testigos de una de las peores crisis de salud en la historia moderna, nuestra vida como la conocíamos dio un giro de 360 grados y nos hemos visto obligados a permanecer en nuestros hogares. Sí, acepto estoy llena de temor y preocupaciones por el futuro que nos depara y los grandes retos que este traerá. Pero, aún en medio de toda esta pandemia la única manera en la que puedo mantener la cordura y la fe es aprendiendo a valorar lo que el aislamiento social nos ha devuelto. 

Nuestra familia lleva muchos educando a nuestros hijos en casa, eso no suponen cambio drástico, trabajo desde mi casa, eso no ha cambiado… Pero ante el bombardeo mediático es necesario sentarse a analizar lo mucho que tenemos que agradecer y lo afortunados que somos. 

Quedándonos en casa

Soy mamá de tres varones, todos jugadores de béisbol. La llegada del COVID-19 canceló sus temporadas de béisbol; ¿lo sufrimos? Claro que sí, sin embargo no han permitido que esta situación interfiera con sus metas. Ahora practican en casa, se ayudan unos a otros y mientras lo hacen pasan horas al aire libre en nuestro patio. Muchas veces mudo mi oficina a la terraza de nuestra casa y escuchar sus carcajadas, bromas y voces me llenan de alegría. Me da alegría saber que están saludables, que aunque en ocasiones se aburran; entienden que para poder retomar nuestras y rutinas en un futuro es necesario quedarse en casa. 

He aprendido a hacer de nuestra terraza ese lugar de escape donde la brisa fresca y los rayos de sol son capaces de animarnos. ¿Cuándo fue la última vez que te sentaste en tu terraza sin tu móvil, sin ruidos y te dedicaste a escuchar el cantar de los pájaros y a observar todas las pequeñas criaturas que allí viven? Es ahí donde te das cuenta de lo maravilloso que es nuestro universo y nosotros los humanos somos solo una parte pequeña de esta gran comunidad. 

El aislamiento social me ha enseñado que aislarse físicamente no significa que perdemos contacto con nuestra familia y amigos. En lo personal he hablado mucho más con esos seres queridos a quienes no puedo ver a diario o que viven lejos, pero la necesidad de saber cuestan bien nos lleva a llamarlos por videollamada. Si es tu caso, cuando pase toda esta crisis, no rompas los lazos de comunicación, TODOS necesitamos de TODOS. 

Observar y modificar

Estos días en casa también nos han servido para observar y modificar el manejo de diabetes tipo 1 de mi hijo Jaime, poco a poco vamos dándole a él las riendas de su manejo ya que pronto se irá a estudiar a la universidad. 

Por favor usa el tiempo para tener conversaciones en la que ambas partes (padre e hijo) puedan sentirse igualmente escuchados. Tal vez nosotros como padres tenemos nuestros métodos de hacer algunas cosas, pero no pongas en duda la capacidad de tu hijo/a cuándo él o ella proponen nuevas maneras para manejar su diabetes. Créeme nuestros hijos están más listos de lo que muchas veces pensamos. 

Una de las frases que he leído recientemente y me impactó de manera positiva es la que dice; “Quédate en casa para cuando podamos reunirnos no nos falte nadie.” Y aunque es una dura realidad, es muy cierto. Piensa en las familias que perderán seres queridos, convierte eso en motivación para hacer de este tiempo en familia uno de valor. Que estamos locos por salir de paseo, retomar espectáculos artísticos, deportes, escuela, pues si; pero no todavía no. 

Las lecciones importantes

Mi mayor lección luego de esta crisis es que me prometí que saldría siendo una mejor persona y mis prioridades cambiarían. Cada lección de vida debe ser abono para nuestro crecimiento y esta mis queridos amigos es una de las lecciones más importantes que tendremos. Valora lo realmente importante, tu familia, tu salud y sobretodo a ti. 

Bajo ningún motivo quiero que piensen le resto importancia a las diferentes situaciones que millones atraviesan o atravesarán una vez esto pase. Mucha gente perderá empleo, hogares y peor aún familiares; pero el mensaje es claro UNIDOS pero a DISTANCIA podemos salir de esto. 

Si necesitas hablar, ¡aquí estamos! Esto pasará…


Lee más sobre el coronavirus y la diabetes Tipo 1 aquí.

Lee más artículos publicados por Mila Ferrer aquí

 

 

Mila Ferrer

Mila comenzó su blog de diabetes Tipo 1, en julio de 2011, 5 años después del diagnóstico de diabetes Tipo 1 de su hijo menor Jaime, a la edad de tres años. Es una de las blogueras más leídas en Estados Unidos, México, América Latina y España y muy conocida entre los padres de niños que viven con diabetes Tipo 1 en la comunidad Latina por medio de su blog. Reconocida como “Líder de la Diabetes” por la Federación Internacional de Diabetes (IDF), y como una de las principales influyentes Latina Blogger por LATISM. Durante su tiempo libre disfruta ver a sus hijos jugar béisbol, compartir con su esposo y es amante del café.