Cómo Ajustar Tus Dosis Basales para el Entrenamiento de Ejercicios de Resistencia


 2021-12-02

Nota del editor: Encuentra más información sobre el equipo de corredores Beyond Type 1 de 2021 que participaron en el Maratón de TCS en la ciudad de Nueva York. Beyond Type Run está patrocinado por Dexcom y Tandem Diabetes Care.


Ya sea que vayas a correr 5 km o 20, aprender cómo y cuándo ajustar tus dosis de insulina es una parte fundamental de tu entrenamiento si vives con diabetes tipo 1.

El entrenamiento para cualquier tipo de deporte de resistencia, como correr, andar en bicicleta, nadar o hacer senderismo, viene con una variedad de factores que afectan tu manejo de la diabetes de manera un poco diferente al trote o caminata rápida promedio.

Aquí, hablaremos de cómo y cuándo podría ser necesario ajustar tus dosis de insulina a lo largo de tu entrenamiento de resistencia.

CUÁNDO PODRÍAS VER CAMBIOS EN TU SENSIBILIDAD A LA INSULINA

“Cuando comienzas inicialmente cualquier tipo de programa de ejercicio o de entrenamiento nuevo, tu sensibilidad a la insulina generalmente aumenta durante las primeras 2 a 4 semanas”, explica Matt Schoenherr, especialista en educación y cuidado de la diabetes y fisiólogo del ejercicio que ha vivido con diabetes tipo 1 durante casi 30 años.

“Pero esa mayor sensibilidad a la insulina no siempre se mantiene”, agrega Matt. “No te sorprendas si tu insulina requiere que vuelvas a los niveles previos al entrenamiento. Mientras te preparas para algo como un maratón, tu sensibilidad a la insulina podría aumentar y disminuir a lo largo de un ciclo de entrenamiento”.

Matt dice que es probable que seas más sensible a la insulina (y, por lo tanto, sea necesario disminuir tus dosis) durante:

  • el primer mes;
  • las primeras 2 semanas de una nueva fase de entrenamiento (agregando intervalos, distancia, etc.);
  • la fase de disminución;
  • una semana de recuperación.

Y podrías ver que tus necesidades de insulina aumentan durante:

  • la “media vuelta” de la fase de entrenamiento, cuando estás más fatigado;
  • fatiga acumulada (agotamiento) = la tensión y el estrés = resistencia a la insulina.

¿QUÉ TANTO CAMBIARÁ TU REQUERIMIENTO DE INSULINA?

Trabaja en estrecha colaboración con tu equipo de atención médica cuando hagas cambios graduales en tus dosis de insulina: ¡el cuerpo de cada persona es diferente!

Si bien las necesidades de insulina de cada persona son diferentes, las investigaciones sobre la reducción de la insulina basal o de fondo a lo largo del entrenamiento de resistencia ofrece algunas expectativas generales.

Un factor que debes tener en cuenta es tu nivel de actividad antes de entrenar para un maratón u otros eventos de resistencia. Si antes eras un ávido deportista, el cambio que verás en tus dosis de insulina probablemente será un poco menor en comparación con alguien que no hacía actividad física regularmente hasta que comenzó a entrenar.

Insulina basal o de fondo: a lo largo de tu entrenamiento de maratón y el día de un evento de resistencia competitivo, puedes tener la expectativa de que tus necesidades de insulina basal o de fondo disminuyan entre un 10 y un 25 por ciento. (Lee esta investigación aquí y aquí).

  • Por ejemplo: si usabas 25 unidades totales de insulina por día para tus necesidades basales o de fondo antes de comenzar a entrenar para un maratón, podrías disminuir de 3.75 a 6.25 unidades durante el transcurso de tu entrenamiento.
  • En una bomba de insulina: cuando hagas cambios en tus índices basales, trabaja en estrecha colaboración con tu equipo de atención médica para determinar si todos tus índices basales deben ajustarse o solo en determinadas partes del día.
  • Ten en cuenta que es probable que debas programar tu índice basal reducido al menos una hora antes de correr para reducir la cantidad de insulina a bordo cuando comiences.

Bolo de insulina o insulina para la hora de las comidas: cuando se trata de las dosis de insulina a la hora de las comidas, el mayor cambio que puedes esperar ver es en la dosis de las comidas que ingieres en las horas posteriores al entrenamiento. ¡La sensibilidad a la insulina puede aumentar especialmente en este periodo!

Es posible que requieras entre un 25 y un 50 por ciento menos de insulina para las comidas después de una sesión de entrenamiento. Esta mayor sensibilidad a la insulina después del ejercicio puede persistir durante horas. Es fundamental tomar notas para señalar cómo afecta tu cuerpo.

Dosis de corrección: La corrección de los niveles altos de glucosa en sangre antes, durante y después de las sesiones de entrenamiento debe hacerse con mucha precaución. Recuerda que el ejercicio amplificará enormemente el impacto que tenga la dosis de corrección en tu nivel de glucosa en sangre. Lo más probable es que tus dosis de corrección justo antes, durante e inmediatamente después del entrenamiento tengan que reducirse entre un 50 y un 75 por ciento.

Trabaja en estrecha colaboración con tu equipo de atención médica cuando hagas cambios graduales en tus dosis de insulina.

CAMBIOS A LARGO PLAZO EN TUS NECESIDADES DE INSULINA

Si tu entrenamiento produce cambios notables en tu físico, como aumento de masa muscular o pérdida de grasa corporal, es posible que notes más cambios a largo plazo en tus necesidades de insulina.

Por otro lado, el entrenamiento de resistencia generalmente también significa que estás comiendo más calorías para alimentar tu entrenamiento y recuperación.

Más calorías puede significar más insulina, tanto para las comidas como para las dosis basales o de fondo porque tu cuerpo trabajará más para mantener llenas tus reservas de glucógeno (azúcar almacenada en los músculos y el hígado).

Necesitar más insulina no es necesariamente algo malo. La insulina es una hormona poderosa que le permite a tu cuerpo usar la glucosa en tu torrente sanguíneo como combustible. Si le exiges más a tu cuerpo con los deportes de resistencia, tiene sentido que también necesites más insulina.

Lo más importante es saber cuánta insulina necesita tu cuerpo para mantenerte dentro del rango objetivo de glucosa en sangre.

TÓMATE EL TIEMPO PARA AJUSTAR CON PRECISIÓN TUS DOSIS DE INSULINA

“Cuando practicas cualquier tipo de deporte o ejercicio con diabetes, parte del proceso es descifrar las necesidades de insulina de tu cuerpo”, alienta Matt.

“Sí, puede haber sesiones de entrenamiento que se interrumpan debido a niveles bajos de glucosa en sangre, sin duda sucederá, pero tu seguridad es clave, por lo que es importante dar un paso atrás y examinar lo que hiciste, para saber por qué y cómo prevenirlo durante tu próxima sesión de entrenamiento”.

Matt dice que tomar buenas notas de lo que comiste, las dosis de insulina, el horario, etc. en cada sesión de entrenamiento es especialmente importante. De cuantos más detalles lleves un registro y reflexiones, más podrás determinar qué te ayuda a completar tu entrenamiento en un día determinado con la menor cantidad de fluctuaciones en el glucosa en sangre.

“Definitivamente, también debes energizarte con alimentos y bebidas durante tu entrenamiento, tal como lo harías durante el evento real”, recuerda Matt.

NO HAY UNA TALLA ÚNICA QUE SE ADAPTE A TODOS EN LA DIABETES TIPO 1

“La experimentación, el mantenimiento de registros y el ensayo y error son la clave”, dice Jacob Seltzer, quien trabajó con Integrated Diabetes Services para que lo ayudaran a aprender cómo ajustar sus propias dosis de insulina durante su primera experiencia de entrenamiento de maratón.

Durante todo el proceso, ¡pídele ayuda a tu endocrinólogo y educadores en diabetes! Lo más probable es que no seas el primer atleta de resistencia con diabetes tipo 1 con el que se hayan encontrado.

 

ESCRITO POR Ginger Vieira , PUBLICADO , UPDATED 04/22/22

Ginger Vieira es una autora y escritora que vive con diabetes Tipo 1, enfermedad celíaca, fibromialgia e hipotiroidismo. Es autora de una variedad de libros, incluidos "When I Go Low" (Cuando tengo un nivel bajo) (para niños), "Pregnancy with Type 1 Diabetes" (El embarazo con diabetes Tipo 1) y "Dealing with Diabetes Burnout" (Lidiando con el síndrome de burnout por la diabetes). Ginger también ha escrito para Diabetes Mine, Healthline, T1D Exchange, Diabetes Strong y más. En su tiempo libre le gusta saltar la cuerda, andar en monopatín con sus hijas o caminar con su chico guapo y su perro.