El problema de los deducibles

11/9/18
ESCRITO POR: Todd ​​Boudreaux

Deducibles y primas

En un plan de seguro médico, el deducible es el monto pagado del bolsillo del asegurado antes de que comience la cobertura del seguro. La prima es el costo mensual que se paga al proveedor de seguro médico y no cuenta para el deducible. Los planes con deducibles más altos generalmente tienen primas más bajas, y viceversa. Durante las últimas dos décadas, los deducibles han aumentado constantemente y un mayor porcentaje de estadounidenses se han inscrito en planes de salud con deducibles altos.

 

¿Qué cuenta para tu deducible?

Los servicios cubiertos por el deducible varían según el plan de salud. La mayoría de los planes de seguro médico cubren servicios preventivos sin costo para el asegurado. Los servicios preventivos incluyen exámenes anuales, exámenes de detección, inmunizaciones, asesoramiento y más. Para algunos planes de seguro médico, los costos asociados con todo lo que no sean servicios preventivos van hacia tu deducible. Otros planes eximen algunos servicios del deducible, generalmente servicios que requieren copagos, como visitas al médico. Algunos deducibles cubren el costo de los medicamentos recetados, y algunos planes tienen un deducible separado solo para recetas.

¿Qué es un plan de salud con deducible alto?

El Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) define un plan de salud con deducible alto como cualquier plan con un deducible de al menos $1,350 para una persona o $2,700 para una familia. Los planes de salud con deducible alto (HDHP, por sus siglas en inglés) generalmente tienen primas más bajas y, por lo tanto, pueden ser los más accesibles para las personas que buscan una opción más barata para el seguro médico. Los gastos de bolsillo se limitan a un máximo de $6,650 para una persona y $13,300 para una familia con los planes de salud con deducible alto. Los planes con deducible alto son una forma de cobertura catastrófica, destinada a cubrir solo enfermedades catastróficas, en lugar de visitas constantes al médico o resurtidos de recetas. Como una forma de compensar el costo de un planes con deducible alto, un consumidor puede contribuir a una Cuenta de Ahorros para la Salud (HSA, por sus siglas en inglés) que le permite separar los ingresos antes de impuestos que se pueden gastar en la atención médica.

¿Vale la pena el riesgo?

El porcentaje de trabajadores inscritos en planes de salud con deducible alto ha aumentado constantemente desde 2004, cuando solo el 4 por ciento de los trabajadores aprovechó de este tipo de planes. En 2016, el número había aumentado a 29 por ciento. Un estudio reciente de la USC descubrió que las personas inscritas en planes de salud con deducible alto tenían un riesgo significativamente mayor de problemas financieros, especialmente aquellos que tienen bajos ingresos o que viven con una enfermedad crónica1. En 2015, uno de cada cinco trabajadores tenía un deducible de $2,000 o más. Los activistas que abogan por las personas inscritas en planes de salud dicen que cuando los consumidores tienen que afrontar los costos ellos mismos, es más probable que se cuiden y eviten procedimientos médicos innecesarios y visitas a los médicos.

Hay varios problemas con la suposición de que los consumidores con deducibles altos serán más discriminatorios en sus decisiones de atención médica. Cuando los costos iniciales son altos, las personas pueden evitar buscar tratamiento para problemas de salud hasta que se conviertan en emergencias. 43 por ciento de los pacientes asegurados dijeron que retrasaron o saltaron las pruebas o el tratamiento recomendados por el médico debido a los altos costos asociados. Los médicos incluso informaron que los pacientes con cáncer habían renunciado a tratamientos para salvar sus vidas al final de un año calendario porque no podían pagar su deducible, que se restablecería en enero.

Deducibles altos y la diabetes

Para las personas que viven con diabetes Tipo 1, los altos costos médicos son una realidad de la vida. Con el seguro, las personas con Diabetes Tipo 1 gastarán en promedio más de $10,000 al año en el manejo de su condición médica2. Y sin seguro, los costos para una persona con diabetes Tipo 1 pueden alcanzar hasta $45,000 por año3. Si tienes un deducible alto y diabetes Tipo 1, maximizar tu deducible es inevitable. Si tienes una condición crónica, elegir un plan con un deducible bajo es casi siempre la mejor manera de afrontarlo. Es importante consultar con tu compañía de seguros antes de inscribirte para ver si tus medicamentos y dispositivos actuales están cubiertos. Si usas una bomba específica, un MCG (medidor continuo de glucosa) o una marca de insulina y no deseas hacer un cambio, es posible que debas permanecer en tu compañía de seguros actual. Para informarte más sobre los planes de seguro médico, consulta la guía de Beyond Type 1.

Para conseguir recursos sobre cómo lidiar con seguros si tienes diabetes Tipo 1, haz clic AQUÍ.


  1. https://ajmc.s3.amazonaws.com/_media/_pdf/AJMC_04_2018_Zhang%20final.pdf
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2901386/
  3. https://www.thediabetescouncil.com/the-cost-of-having-a-child-with-diabetes/

Todd ​​Boudreaux

Todd fue diagnosticado con diabetes Tipo 1 en 2000 y desde entonces ha trabajado en abogacía informal por la diabetes Tipo 1 durante los últimos 18 años. Antes de unirse al equip de trabajo de Beyond Type 1, Todd se encargaba de la redacción y producción de shows televisivos para Discovery Channel, Travel Channel y Animal Planet. Cuando no está en la oficina puedes encontrarlo en un juego de baseball, viajando o dibujando en su Etch A Sketch. Puedes seguirlo en instagram @toddboo