Equipaje de Mano: Cuidando Nuestra Tipo 1, También de Vacaciones

4/15/19
ESCRITO POR: Mariana Gómez

 

 

Ir de viaje requiere mucha planeación. Independientemente de la duración y el motivo de tu viaje, si vives con diabetes Tipo 1 sabrás que es necesario revisar la maleta más de una vez. Para poder disfrutar más las vacaciones, o el viaje, necesitaremos estar al pendiente de nuestro manejo glucémico. Nadie querría unas vacaciones estropeadas por algo relacionado con nuestra diabetes.

Equipaje de mano

En prácticamente todas las aerolíneas existe el llamado “equipaje de mano”. Este equipaje puede tratarse de una pieza (o dos) que juntas no pesen más de 10 kg (22 lb). Existen maletas que cumplen con el tamaño ideal para ser consideradas “equipaje de mano” y esta es la que generalmente guardaremos en los compartimentos superiores del avión. Otro tipo de equipaje de mano es la mochila o la bolsa de mano que generalmente colocamos debajo del asiento delantero.

 ¿Y qué tiene esto que ver con diabetes y por qué lo estamos platicando? 

Existe una lista o serie de artículos prohibidos en el equipaje de mano, entre ellos pero no exclusivamente:  globos o pelotas infladas, cañas de pescar, palos de lluvia, lanzas, dardos, macanas, herramientas para el hogar, instrumentos afilados, instrumentos quirúrgicos, vidrio, y se indica en las aerolíneas que los medicamentos con prescripción médica podrán exceder las limitaciones generales, siempre y cuando se encuentren en empaques sellados.

Pero ¿y mis insulinas, mis jeringas, mis sets de infusión y mis agujas? Aquí unas recomendaciones.

 

  1. En el equipaje de mano ¡siempre!: TODO lo que necesites para el manejo de tu diabetes DEBE ir en tu equipaje de mano. Seguramente habrás escuchado historias donde las maletas que iban a Guadalajara terminan en Siberia. ¡Son historias reales! Hay equivocaciones y no querrás poner en riesgo tu vida si se perdiera tu maleta.
  2. Plan b urgente: Si viajas por mucho tiempo (un intercambio académico por ejemplo) y la aerolínea no escucha tus razonamientos, lleva lo más posible en tu equipaje de mano y asegúrate de marcar muy bien la maleta que documentes. Lleva en tu equipaje de mano un plan b. Si usas una bomba de insulina lleva no solo reservorios y cánulas sino insulina y jeringas. Lo mismo con tu medidor de glucosa.
  3. Pero ¿y las reglas? ¡No te preocupes! Parecería que rompemos algunas reglas cuando leemos claramente no llevar instrumentos afilados (necesitamos jeringas, lancetas y otros dispositivos bastante afilados). En estos casos no tendrás problema pero hay algunas recomendaciones para evitar tardarte mucho más de la cuenta en las líneas de la seguridad aeroportuaria.
  • Lleva una carta: Es muy recomendable que lleves contigo una carta de tu médico donde se indique que debes llevar esos artículos contigo ¡en todo momento! Y que de no ser así tu vida correría peligro.
  • Lleva una bolsa ziplock: coloca las insulinas y jeringas en una bolsa ziplock e indica que las llevas por separado. Preséntalas en caso necesario junto con tu carta. Algunos de nosotros llevamos muchos años viviendo con diabetes y afortunadamente son pocas las veces que hemos tenido dificultades antes de abordar un avión.
  • Comida: Es cierto, no podemos pasar con jugos pero, hay otras alternativas que puedes llevar en tu bolso sin problemas (dulces, por ejemplo) para tratar una hipoglucemia si fuera necesario.

Por último, recuerda llevar paciencia extra

Recuerda que a menudo tendrás que dar algunas explicaciones que te parecerán innecesarias pero, no todos saben sobre diabetes. Aprovecha la oportunidad para hablar al respecto y explicar lo que sea necesario.  No te olvides de tu diabetes en los viajes y asegúrate de llevar lo que necesitas en tu equipaje de mano para que el manejo adecuado de tus niveles de glucosa en sangre te permita pasar unas vacaciones (o un viaje sea cual sea la razón) espectaculares.

 

Mariana Gómez

Mariana fue diagnosticada con diabetes Tipo 1 en el verano de 1985. Ella es psicóloga y educadora en diabetes. En 2008, Mariana comenzó un blog donde comparte su experiencia de vida con otros. Ella es vocero por la diabetes tipo 1 en América Latina. Mariana trabajó con la Federación Mexicana de Diabetes hasta 2012 y hoy en día es Gerente de Proyectos en Beyond Type 1.