Vino y diabetes

Nota del editor: Este contenido forma parte de  la Guía de alcohol y diabetes.Este contenido ha sido verificado por Marina Basina, MD, a Profesor Clínico Asociado en la Universidad de Stanford. Ella es endocrinóloga clínica e investigadora con enfoque en manejo de la diabetes y tecnología para el manejo de la diabetes. La Dra. Basina es miembro activo  en varias juntas y consejos médicos y organizaciones comunitarias de diabetes. Además, ella es miembro del Consejo Científico de Beyond Type 1.


El vino es una elección popular entre los adultos. Si vives con diabetes Tipo 1 o diabetes tipo 2 puedes tomar alcohol pero debes estar consciente de las características particulares de esta bebida alcohólica y cómo podría tener efecto en tus niveles de glucosa en sangre. Siempre consulta con tu médico si tu salud es lo suficientemente buena como para poder consumir alcohol sin problemas.

El contenido de alcohol en el vino va de 12-15%, y, por esta razón el tamaño de porción o trago es de menor medida 5 oz (147 ml aproximadamente).

La mayoría de los vinos rojos tienen menos de 5 gramos de carbohidratos por porción. Sin embargo, una copa de 3.5 oz de vino del postre puede llegar a tener hasta 14 gramos de hidratos de carbono.

Revisa la tabla de bebidas de Beyond Type 1 

No bebas con el estómago vacío

No sólo el alcohol te emborrachará más rápido sino que después de un pico inicial tu glucosa en sangre descenderá rápidamente. Consumir algunos hidratos de carbono evitará que sientas que vas en picada como me pasó en Vernazza.

Hidrátate

Esto es importante para todos, no sólo para quienes vivimos con diabetes Tipo 1. Tomar agua, digamos 8oz, un vaso de agua por cada vaso con alcohol, ayudará a que este se diluya en tu torrente sanguíneo. Si estás bebiendo algo azucarado como vino blanco barato, el agua ayudará a que tus niveles de glucosa en sangre no se eleven demasiado.

Monitorea frecuentemente tu glucosa en sangre

El alcohol podrá elevar tu glucosa, quizá la baje, pero sea como sea, el alcohol hará cosas extrañas en tu sangre. Para mantenerse a salvo de estos cambios, revisa tu glucosa en sangre con mayor frecuencia.

Siempre acompañado

Asegúrate de estar con alguien que pudiera ayudarte en caso necesario y de que conozca dos o tres cosas de diabetes Tipo 1. Tu acompañante deberá ser capaz de identificar los signos de hipoglucemia y deberá saber cómo ayudarte si tu glucosa baja demasiado.

No te excedas

El alcohol es una neurotoxina, así que trátalo de la misma manera como tratarías una serpiente venenosa o de plano aléjate de él. Cualquier exceso es una acción tonta y lo es aún más para quienes vivimos con diabetes que además tendremos que lidiar con niveles de glucosa impredecibles.

El vino tiene mucha mitología a su alrededor y ocaisonalmente encontrarás titulares como “Beneficios del vino rojo: 10 razones por las que necesitas tomar un vaso ahora mismo” en tu facebook. No parece existir evidencia de que el consumo diario moderado de vino pueda ayudar a estabilizar tus niveles de glucosa en sangre ni desestabilizarlos


Regresa a Guía de Alcohol y Diabetes  de Beyond Type 1