Guía de diabetes Tipo 1 para el entrenador

Nota del Editor: Este contenido es parte del libro de guías de Beyond Type 1 que incluye guías para quienes tienen a la diabetes Tipo 1 en sus vidas. Revisa nuestras otras guías creadas para las disintas personas en tu vida aquí!


¿Qué es la diabetes tipo 1?

La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune que afecta el páncreas de una persona. El páncreas es responsable de producir insulina, una hormona que las personas necesitan para obtener energía de los alimentos. Nuestro páncreas, por razones que no han sido identificadas, no produce insulina. Como resultado, necesitamos inyectarnos o infundir continuamente insulina a través de una bomba y equilibrar cuidadosamente nuestras dosis de insulina con comida y actividades diarias. También debemos controlar regularmente nuestros niveles de azúcar en la sangre. La diabetes tipo 1 es un acto de equilibrio sin parar y  24/7 que debemos maniobrar todos los días. No hay forma de prevenir la diabetes tipo 1 y no hay cura (¡por el momento!).

¿Cómo se controla?

¡Lo hacemos con un poco de ayuda de nuestros amigos! Estos incluyen nuestro medidor de glucosa, insulina, agujas y monitores. El medidor de glucosa es un dispositivo que mide el azúcar en la sangre. Utilizamos un dispositivo que pincha el dedo y colocamos la muestra de sangre en una tira reactiva. A partir de ahí, el medidor lee la tira  y nos da un número en la pantalla.

Podemos proporcionarle insulina a nuestros cuerpos a través de múltiples inyecciones diarias o una bomba de insulina.

Las inyecciones se ponen en nuestros cuerpos por medio de plumas y agujas de insulina. Hay dos tipos de insulina que usamos:

  1. La insulina de acción rápida le da a nuestros cuerpos insulina de inmediato y se toma con las comidas o para corregir un nivel alto de azúcar en la sangre. La insulina de acción rápida se usa varias veces al día, dependiendo de cuándo comes.
  2. La otra es la insulina de acción prolongada, que se administra una vez al día. La insulina de acción prolongada es una insulina de liberación lenta que se administra al cuerpo en un lapso de 24 horas cuando es necesario.

Una bomba de insulina es un dispositivo que está conectado al cuerpo, ya sea por medio de un tubo o de forma inalámbrica. Con el control de un dispositivo, uno está constantemente recibiendo insulina a través de la bomba. Durante las comidas, podemos elegir la cantidad de insulina, y el dispositivo ya está en nuestra piel y listo para entregar la cantidad necesaria.

La diabetes tipo 1 y el ejercicio

Controlar la diabetes tipo 1 y el ejercicio es un acto de equilibrio constante. Cuando se añade ejercicio a la ecuación de la azúcar en la sangre y la insulina, hay que tener en cuenta algunas cosas. En primer lugar, el tipo de actividad puede afectar los niveles de azúcar en la sangre de diferentes maneras. Los ejercicios cardio de baja intensidad, como correr, trotar, caminar, andar en bicicleta o nadar, pueden bajar los niveles de azúcar en la sangre. El entrenamiento de intervalos de alta intensidad puede aumentar tus niveles de azúcar en la sangre debido a la cantidad de adrenalina y energía que tu cuerpo utiliza. Sin embargo, el cuerpo de cada persona reacciona de manera diferente. La única manera de identificar cómo reaccionará tu cuerpo a los diferentes ejercicios es constantemente estar probando tu azúcar en la sangre antes, durante y después de la actividad física para llevar el control de las tendencias y los cambios.

Un recurso fantástico para ti es el manual del atleta con diabetes: tu guía para el máximo rendimiento por Sheri R. Colberg, Ph.D. Este libro tiene toneladas de deportes, ajustes de bomba y menciona qué carbohidratos se necesitan para diversas actividades. Una sólida lectura de este libro puede darte una base para entender los fundamentos del control de la diabetes en diferentes tipos de actividades.

Tratamiento general

El día en la vida de alguien con diabetes tipo 1 implica la revisión frecuente del azúcar en la sangre y el tratamiento de insulina. El tratamiento con insulina no es una cura para la diabetes tipo 1; la insulina se usa para controlar nuestra azúcar en la sangre. Los niveles altos o bajos de azúcar en la sangre pueden ser comunes, incluso a diario. Los siguientes indicadores de nivel bajo y alto de azúcar en la sangre son pautas generales. Depende del atleta y lo que es un rango habitual para él o ella.

  • Nivel alto de azúcar en la sangre (por encima de 180mg/dL / 10mmol/L)
  • Nivel bajo de azúcar en la sangre (< 70mg/dL / 4mmol/L)

Síntomas de niveles altos de azúcar en la sangre ( hiperglucemia )

  • sed insaciable
  • boca seca
  • fatiga
  • orina frecuente
  • visión borrosa

Nivel alto de azúcar en la sangre

Dependiendo de la edad del atleta, él o ella tendrá entrenamiento con un protocolo médico a seguir o instrucciones específicas para su cuidado. La insulina o la actividad física a veces se utiliza para disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Asegúrate de revisar el plan médico que el atleta tenga en su lugar y ten presente quién es responsable de la administración de la insulina.

Síntomas de niveles bajos de azúcar en la sangre (hipoglucemia)

  • sentimiento de ansiedad
  • cambio de comportamiento similar a estar borracho
  • visión borrosa
  • sudores fríos
  • confusión
  • piel pálida y fresca
  • dificultad para concentrarse
  • somnolencia
  • hambre excesiva
  • latidos cardíacos acelerados
  • dolor de cabeza
  • náusea
  • nerviosismo
  • pesadillas
  • sueño inquieto
  • inestabilidad
  • habla limitada
  • cansancio o debilidad inusual

Nivel bajo de azúcar en la sangre

Tratar con azúcar inmediatamente (tabletas de glucosa, frutas, caramelo de fruta, gatorade o jugo)

¿Qué hacer en caso de emergencia?

“Tener un bajón de azúcar” o experimentar hipoglucemia severa es peligroso y se debe hacer algo de inmediato.

  • Si estamos inconscientes, llame a los servicios de emergencia y quizás tenga que administrar el glucagón de emergencia.
  • Si estamos conscientes, la glucosa de acción rápida debe tomarse inmediatamente. Es decir, cajas de jugo, dulces, tabletas de glucosa, o cualquier otro alimento o bebida azucarada que se pueda consumir fácilmente.

Lo que debes tener en cuenta

La imprevisibilidad de la diabetes tipo 1 podría afectar el rendimiento del atleta dentro y fuera del campo. Sin llamar al atleta fuera del grupo, ten una conversación acerca de cómo va a controlar sus niveles y haz un seguimiento de cómo se siente de antemano. Permítele tomar descansos de agua y oportunidades rápidas para revisar sus niveles cuando sea necesario. Prepárate con tener una comprensión sólida de los síntomas de la hipoglucemia y la hiperglucemia de modo que estés enterado en caso de que necesitaras intervenir.

Como entrenador, quieres empujar a cada miembro de tu equipo a su máximo potencial. No veas la diabetes tipo 1 como un obstáculo; ¡Ve a la diabetes tipo 1 como un desafío que el atleta asume todos los días en la práctica!


REFERENCIAS 

“BAJO NIVEL DE AZÚCAR EN LA SANGRE: HIPOGLUCEMIA”. HEALTHLINE


Lea: La guía de los amigos y la familia para la diabetes tipo 1