ACEITES ESENCIALES Y CÓMO EQUILIBRAR LOS NIVELES DE AZÚCAR EN LA SANGRE


 

Nota del editor: Este es un relato personal y de ninguna forma está diseñado para tratar, curar o ser un sustituto del medicamento recetado. Caroline Potter es profesional en terapia nutricional y autora del libro de cocina All American Paleo Table.

Los aceites esenciales o los compuestos aromáticos extraídos de las plantas han existido durante siglos. La primera mención registrada sobre cómo producir aceites esenciales estuvo a cargo de un físico y químico andaluz en el siglo doce. Durante cientos de años, sabemos que los aceites esenciales y las hierbas se utilizaron con fines medicinales para usos que van desde la anestesia hasta la relajación.

Por suerte, la medicina moderna ha avanzado mucho desde entonces (y agradezco bastante el hecho de que me salve la vida todos los días). Sin embargo, por muy agradecida que esté por la medicina moderna, también sé que otros factores entran en juego, los cuales afectan no solo nuestros niveles de azúcar todos los días, sino lo más importante, nuestra salud en general. Factores como el manejo del estrés, dormir bien por la noche, la risa, la comida saludable, la meditación, el ejercicio y las relaciones positivas pueden tener un impacto en cómo nos sentimos.

Personalmente, busco tener un equilibrio en todo: encontrar moderación en comer de manera saludable, eliminar el estrés y elegir mantenerme positiva a pesar de mis circunstancias. También he encontrado ese equilibrio al incorporar los aceites esenciales en mi rutina diaria. He encontrado que esto me ayuda en términos de mejorar mi energía (gracias a que tengo un sueño profundo por la noche), a fomentar la desintoxicación de manera natural y a apoyar mi sistema inmune (¡porque no es nada bueno padecer de diabetes tipo 1!). Hoy me emociona compartir con ustedes mi experiencia con los aceites esenciales, cuáles disfruto usar particularmente y por qué.

 

caroline_potter_7Limón

Me encanta el limón por sus propiedades naturales desintoxicantes y lo uso todos los días en la mañana para ayudar a deshacerme de las toxinas. Ayudar a tu hígado con una desintoxicación simple y natural también beneficiará tus niveles de azúcar en sangre.

El limón también es conocido por sus propiedades naturales de purificación y ¡puede limpiar el aire, la piel o las superficies en tu casa! Al igual que la mayoría de los aceites cítricos, el limón también puede animarte y fomentar un espíritu alegre y una buena concentración.

Canela

Este aceite esencial ha sido utilizado desde hace mucho tiempo para ayudar a equilibrar los niveles de azúcar en la sangre, ya que puede moderar dichos niveles, ayuda al páncreas y fomenta un peso saludable. Además, el aceite de canela tiene un alto contenido de antioxidantes y es muy antiinflamatorio, algo importante para la inmunidad general y la salud.

Toronja

Definitivamente es uno de mis favoritos, además de que me encanta el olor. El aceite de toronja, como la mayoría de los aceites cítricos, puede mejorar tu estado de ánimo y calmar tus emociones debido a sus propiedades para levantar el ánimo. Principalmente, el aceite de toronja es conocido por fomentar un metabolismo/peso saludable, al disminuir los antojos de alimentos dulces y ayudar a tener un apetito equilibrado. A menudo, en las tardes tenemos tanto un bajón de energía como esos lindos antojos de algo dulce. Me encanta añadir dos gotas de aceite de toronja a un vaso de agua mineral con un toque de jugo de limón para beber algo que me levante el ánimo, ¡libre de azúcar o endulzantes!

Lavanda

Realmente los usos para este aceite son interminables, además de que huele delicioso. Ha sido utilizado y apreciado durante siglos por su incomparable aroma y sus muchos beneficios terapéuticos. La lavanda a menudo se utiliza para ayudar a suavizar las irritaciones de la piel y para ayudar a que la piel se recupere rápidamente de quemaduras o cortes. También se ha demostrado que ayuda a reducir la tensión muscular y los dolores de cabeza.

Inhalar lavanda promueve la relajación y un buen descanso por la noche, lo que lo convierte en un aceite ideal para utilizar antes de acostarse, especialmente para los niños, y cuando los niveles de estrés son altos. Personalmente, he encontrado que duermo mejor y ¡me despierto sintiéndome tan refrescada! Me gusta rociar aceite de lavanda y naranja silvestre, ¡y la combinación huele delicioso! Cuando duermes bien por la noche, tu cuerpo se recupera, descansa y se desintoxica, algo tan importante para ayudar con los niveles de azúcar en la sangre, la inmunidad y la salud general.

Orégano

El orégano es un poderoso antioxidante y ayuda al sistema inmunológico. Me gusta mantener este aceite a la mano, especialmente cuando viajo, para utilizarlo ante la primera señal de un resfriado o cuando nos sentimos mal de salud. El aceite de orégano es un agente limpiador muy poderoso, ya que fomenta una respuesta respiratoria saludable, así como también ayuda a tu sistema inmunológico.

Naranja silvestre

Este es un aceite divertido para usarlo con niños, al igual que ¡porque casi a todos les gusta el olor de las naranjas o el jugo de naranjas fresco! Las naranjas silvestres te pueden subir el estado de ánimo, darte energía y promover la relajación al mismo tiempo. Esto lo convierte en una excelente opción para aplicarlo durante situaciones estresantes o para promover un sueño profundo.


Para informarte más, envíale un correo electrónico a Caroline, escucha su seminario gratis o visita su sitio web. Además, lee el artículo 5 alimentos que siempre debes mantener en tu refrigerador, por Caroline Potter.

 

 

ESCRITO POR CAROLINE POTTER, PUBLICADO 07/05/16, UPDATED 05/16/18

Caroline Potter es profesional en terapia nutricional y autora del libro de cocina All American Paleo Table y del blog Colorful Eats. Vive en Pearl Harbor en Hawái con su esposo, Stephen, y su esponjoso Golden Retriever, Libby. A Caroline ¡le encantan las actividades al aire libre, los capuchinos calientes y hacer parrilladas los fines de semana!