10 RAZONES PARA LA HIPERGLUCEMIA DURANTE EL ENTRENAMIENTO FÍSICO

11/28/16
ESCRITO POR: PHIL GRAHAM (BSC, CISSN)

Nota del editor: Phil Graham (BSc, CISSN) es un nutricionista certificado y fisiculturista competitivo. Infórmate más sobre sus consejos para el entrenamiento físico en su sitio Diabetic Muscle and Fitness.


El nivel elevado de azúcar en sangre  es uno de los mayores obstáculos para mejorar la salud, ponerse en forma y tener un buen rendimiento. Quiero analizar las 10 razones principales por las que los niveles de glucosa en la sangre tienden a subir (hiperglucemia) en las personas que viven con diabetes. Ten en cuenta que las diabetes tipo 1 y 2 son diferentes y deben manejarse de manera diferente. Los factores clave incluyen: el tipo de medicamento, los niveles de actividad física, el volumen de entrenamiento físico, la masa muscular, otras enfermedades y la susceptibilidad al estrés de la vida.

Hipoinsulinemia

Uno simplemente no tiene suficiente insulina en el torrente sanguíneo para facilitar el transporte de la glucosa a los tejidos que la necesitan. Como resultado, tus niveles de glucosa en la sangre permanecen altos, lo que aumenta el riesgo de una cetoacidosis diabética (CAD), que exacerba la hiperglucemia.

Esto puede deberse a haberse pasado por alto una dosis, comer demasiados carbohidratos o una producción incontrolada de glucosa en el hígado durante momentos de estrés.

  • Solución: administra cantidades apropiadas de insulina u otra mediación para la diabetes específica para tu nivel anormal de glucosa en la sangre. Esto sólo se debe hacer bajo la estrecha guía y supervisión de un equipo profesional de atención médica.

Desconexión prolongada de la bomba

Similar a lo anterior. La falta de insulina en el torrente sanguíneo significa sólo una cosa para la persona con deficiencia de insulina: un nivel de glucosa en la sangre alto.

  • Solución: asegúrate de que la bomba esté bien conectada en todo momento, especialmente si has pasado el día haciendo trabajos manuales. Ten en cuenta que el uso de un cinturón de ejercicio, para levantamiento de pesas y fisiculturismo, puede provocar incomodidad debido a la bomba y puede desconectarse durante el entrenamiento, lo que puede dar como resultado un alto nivel de glucosa en la sangre.

Mal funcionamiento de las agujas

Si tu aguja te falla, no podrás administrar la insulina con precisión, o en absoluto.

  • Solución: prueba el funcionamiento de la aguja haciendo que chorree algunas unidades de insulina por la aguja. Si está atascada, cámbiala de inmediato. Siempre lleva repuestos. Confía en mí, no hay nada peor que una aguja que funciona mal.

Uso excesivo de estimulantes

La cafeína, la efedrina, la yohimbina y otros suplementos de fisiculturismo populares son estimulantes. Estimulan una respuesta simpática (lucha o huye) dentro del cuerpo, que aumenta la producción de hormonas elevadoras de glucosa.

En aquellas personas que tienen deficiencia de insulina o no la producen, el uso excesivo de estimulantes puede aumentar los niveles de glucosa en la sangre y, si se deja sin atención, puede producir hiperglucemia. No es bueno que pase esto antes del entrenamiento físico.

  • Solución: mide tu respuesta de glucosa en la sangre a los estimulantes populares. Ten en cuenta que la insulina circulante y la actividad física pueden influir en tu respuesta. Personalmente, pruebo mi respuesta en ayunas cuando otras variables no son tan influyentes.

phil-graham-2

Ejercicio anaeróbico

El ejercicio de alta intensidad es una forma estresante de entrenamiento que tiene el potencial de aumentar los niveles de glucosa en la sangre porque los niveles de insulina no aumentan y compensan el aumento en la producción de hormonas elevadoras de glucosa en alguien que tiene diabetes.

Está muy bien establecido que las personas con diabetes que participan en levantamiento de pesas y entrenamiento de estilo fisiculturismo aumentan la producción de dichas hormonas elevadoras de glucosa, lo que aumenta la producción de glucosa del hígado y limita la eliminación de glucosa.

En las personas sin diabetes, el aumento de la producción de hormonas elevadoras de glucosa y la hiperglucemia se compensan con un aumento en la secreción de insulina, generalmente al final del ejercicio.

  • Solución: monitorea de cerca la glucosa en la sangre y corríjela de acuerdo con la administración adecuada de insulina cuando sea necesario y si se produjera una hiperglucemia . El hecho de no responder a un alto nivel de glucosa aumenta la pérdida muscular, reduce el rendimiento y aumenta la posibilidad de complicaciones relacionadas con la diabetes.

Ejercicio aeróbico muy vigoroso

Esto incluye ejercicios aeróbicos muy difíciles, como montañismo, boxeo, artes marciales o ciclismo de montaña que tienden a incluir períodos intermitentes de trabajo anaeróbico.

Similar a lo anterior: las elevaciones en las hormonas que aumentan la glucosa aumentan la glucosa en la sangre. La capacidad de las personas con diabetes para lograr el control glucémico se ve obstaculizada si no se administra la dosis adecuada de medicamento.

  • Solución: controla la respuesta de tu glucosa en la sangre a ciertas formas de ejercicio. Identifica cuándo y dónde fluctúa la glucosa en la sangre. Observa los patrones y reacciona adecuadamente a medida que te familiarizas cada vez más con la respuesta de tu cuerpo.

 Demasiados carbohidratos

Los carbohidratos de los alimentos y las bebidas tienen el mayor efecto sobre los niveles de glucosa en la sangre sobre cualquier otro macronutriente ingerido. Todos los carbohidratos se descomponen en glucosa que ingresa al torrente sanguíneo como combustible para uso inmediato o almacenamiento para uso futuro. La glucosa es un combustible esencial para el cuerpo, especialmente para el cerebro.

Uno de los distintivos de la diabetes es la dificultad para procesar carbohidratos. Con frecuencia se sugiere que se mantenga un consumo bajo de carbohidratos como un medio para mejorar el control. Si bien este enfoque dietético puede ser una forma legítima de mejorar el control de la glucosa en la sangre en personas sedentarios, las personas que entrenan físicamente de forma regular pueden necesitar más carbohidratos para alimentar su volumen de entrenamiento.

Una mayor ingesta de carbohidratos aumenta el potencial de hiperglucemia, especialmente si se pierde la secreción de insulina.

  • Solución: dosis adecuadas. Los cursos de educación diabética especializados en el Reino Unido como DAFNE (Ajuste de dosis para la alimentación normal, por sus siglas en inglés) son una excelente forma de controlar los niveles de glucosa en la sangre en personas con diabetes tipo 1. Los cursos capacitan a las personas para que tengan las habilidades necesarias para calcular la dosis de insulina necesaria para acomodar la cantidad correcta de carbohidratos que se encuentran en las comidas.

Estrés

El estrés físico y emocional tiene la capacidad de aumentar los niveles de glucosa en la sangre en personas que tienen todo tipo de diabetes.

Si deseas averiguar si el estrés mental está afectando negativamente tu control de la glucosa, anota tu nivel de estrés en una escala de 1 a 10 (siendo 10 el peor) y correlaciónalo con tu nivel de glucosa en la sangre.

Si correlacionas de manera repetitiva los altos puntajes de estrés con los niveles de glucosa en la sangre más allá de donde deberían estar, si es que la insulina se dosifica con precisión de acuerdo a los alimentos ingeridos, obtendrás una idea clara de lo sensible que eres al estrés.

Esta es una preocupación común para los fisiculturistas con diabetes, los levantadores de pesas y los atletas que compiten. El estrés de competir puede elevar los niveles de glucosa en la sangre hasta el punto que el rendimiento y la apariencia (en el fisiculturismo) se ven afectados. Recuerdo lo sensible que era al estrés mental en mis días competitivos de fisiculturismo teniendo diabetes. La hiperglucemia fue una batalla constante los días de espectáculos.

  • Solución: tu percepción del estrés es importante. Aprender a responder en lugar de reaccionar ante el estrés de la vida es una buena habilidad para tener, ya que la mayor parte del estrés con el que uno se encuentra son “trucos autoimpuestos”. Por el contrario, si te encuentras bajo una amenaza real, ya sea un león o una exesposa, trasládate. Demasiado estrés, insuficiente recuperación, y te colocas en una posición privilegiada para una lesión, una enfermedad o algo peor, ¡agotamiento! He descubierto que la meditación y el desarrollo personal son excelentes formas para mejorar mi tolerancia al estrés de la vida.

Infecciones o enfermedades

El estrés de las enfermedades en el cuerpo junto con ciertos medicamentos puede hacer que aumenten los niveles de glucosa en la sangre, haciendo que estos niveles sean difíciles de controlar en las personas con diabetes tipo 1. Los altos niveles de azúcar en la sangre debilitan el sistema inmunitario, mientras que las complicaciones de la salud relacionadas con la diabetes, como el daño a los nervios y la reducción del flujo sanguíneo a las extremidades, aumentan la vulnerabilidad del cuerpo a las infecciones. El resultado: las enfermedades y las infecciones empeoran.

  • Solución: prueba tus niveles de glucosa en la sangre con más frecuencia y administra la cantidad necesaria de medicamento correctivo para normalizar los niveles de glucosa en la sangre. Haz lo mejor que puedas para mantenerte hidratado y, si sufres de pérdida de apetito, considera complementar con nutrientes esenciales, en particular proteínas, ácidos grasos esenciales y una multivitamina.

Insulina desnaturalizada

Si dejas tu insulina en el sol o la congelas accidentalmente, debes hacer de cuenta que no funcionará. La insulina es una hormona peptídica, compuesta de diferentes aminoácidos. Las fluctuaciones extremas de temperatura pueden desnaturalizar la secuencia peptídica, comprometiendo la estructura y la función de la hormona. La insulina que no funciona correctamente es inútil y provocará una hiperglucemia.

  • Solución: mantén la insulina en un lugar fresco, seco y oscuro; así de simple

Lee más sobre la hiperglucemia y cómo tratarla y cómo desarrollar músculos con diabetes por Phil Graham.

PHIL GRAHAM (BSC, CISSN)

Renombrado nutricionista deportivo y, autor y ficulturista competitivo Phil Graham (un nutricionista deportivo certificado) se ha establecido como uno de los principales educadores de fitness, coaches y entrenadores personales del Reino Unido. Phil es coach de miles de entrenadores personales cada año por medio de sus seminarios y talleres. Él escribe activamente para muchas de las principales publicaciones de acondicionamiento físico, es presentador del popular Podcast Elite Muscle Radio y recientemente ha publicado el primer libro sobre acondicionamiento de músculo y pérdida de grasa para personas que viven con diabetes: “The Diabetic Muscle and Fitness Guide” (Guía para músculos y fitness para gente con diabetes). Conoce más sobre el trabajo de Phil: www.diabeticmuscleandfitness.com.