Capacidad de Adaptación para Afrontar Mejor la Diabetes Tipo 1

 

Nota del editor: Este contenido fue producido originalmente por JDRF (Fundación para la Investigación de la Diabetes Juvenil, por sus siglas en inglés), compartido aquí como parte de la Alianza JDRF – Beyond Type 1. Puedes encontrar más contenido valioso sobre salud emocional con diabetes Tipo 1 en el sitio web de JDRF.

 

Vivir con diabetes Tipo 1 no siempre es fácil. Es posible que experimentes estrés debido a tu exigente rutina de manejo, los costos de la insulina y otros suministros o la estigmatización percibida de tener una enfermedad crónica. Los efectos sociales y emocionales de la diabetes Tipo 1 son muy reales y pueden hacer que las personas experimenten el síndrome de burnout por la diabetes, depresión y ansiedad. A pesar de las frustraciones y los obstáculos, muchas personas con la enfermedad pueden lograr resultados positivos tanto en el manejo de la diabetes como en su vida personal.

La capacidad de superar estos retos y recuperarse de los puntos bajos se llama capacidad de adaptación. Algunas personas tienen una capacidad de adaptación natural que les permite hacer frente productivamente, o incluso prosperar, frente al estrés. Pero la buena noticia es que este no es un rasgo fijo: ¡cualquiera puede desarrollar su propia capacidad de adaptación!

Desarrollar la capacidad de adaptación es una combinación de aprovechar tus fortalezas individuales únicas y utilizar los activos externos y los sistemas de apoyo que te rodean. Tener una disposición tolerante puede ayudarte a mantener la calma a pesar de los factores estresantes existentes. Los rasgos como la confianza o la creatividad pueden permitirte mantenerte motivado en la búsqueda de tus metas o idear nuevas estrategias para superar tus retos.

Cómo desarrollar la capacidad de adaptación

Todos tenemos fortalezas personales que podemos identificar y cultivar en nuestras iniciativas para adaptarnos mejor. Por ejemplo, alguien que sea muy organizado podría canalizar ese rasgo hacia un enfoque más estructurado para la afrontación y el manejo. Eso podría implicar establecer metas y planificar el futuro. Pruébalo tú mismo, estas son algunas preguntas que puedes hacerte para identificar tus propias fortalezas:

  • ¿Qué te gusta hacer?
  • ¿Qué haces bien?
  • ¿Cómo puedes aprovechar estas fortalezas para ayudar a superar los retos del manejo de la diabetes?

Los médicos, los cuidadores, los familiares y los amigos también pueden ser parte del fomento de la capacidad de adaptación. Los padres y los hermanos pueden ofrecer apoyo y compasión. Los amigos y los colegas pueden informarse sobre la manera en que pueden responder en una emergencia hipoglucémica. Las parejas y otros cuidadores de la diabetes pueden acompañarte a tus citas con el médico y asegurarte que no estás solo.

Los psicólogos, los trabajadores sociales y otros médicos pueden trabajar contigo para aumentar tu capacidad de adaptación. Reunirte con un profesional para desarrollar mecanismos de afrontamiento saludables y abordar la ansiedad o la depresión asociadas con tu diabetes Tipo 1 puede ayudarte a alcanzar tus objetivos de manejo de la enfermedad.

Las redes sociales también pueden ser una fuente de apoyo que les permite a las personas con diabetes Tipo 1 conectarse entre sí. Las plataformas como TypeOneNation de JDRF (Fundación para la Investigación de la Diabetes Juvenil, por sus siglas en inglés) pueden ayudarte a encontrar compañeros que hayan tenido experiencias similares y con los que puedas sentirte identificado. Hacer conexiones a través de una comunidad de diabetes en línea se ha asociado con niveles más bajos de glucosa en la sangre que aquellos que no las hacen, lo que en sí mismo es una causa de menos estrés.

Tecnología y capacidad de adaptación

El desarrollo de la capacidad de adaptación puede provenir de adentro, y quienes te rodean pueden ayudar, y esto también puede involucrar los recursos y las herramientas que utilizas para manejar tu enfermedad. Las tecnologías como los medidores continuos de glucosa (MCG) y las bombas de insulina pueden simplificar tu rutina de manejo de la diabetes, mejorar tu calidad de vida y ayudarte a hacerte sentir que tienes más control. La tecnología de manejo de la diabetes puede ser más beneficiosa para desarrollar la capacidad de adaptación de algunas personas que de otras, si no has pensado en incorporar esta tecnología en tu estilo de vida, ¡este podría ser el momento de explorarla!

Busca comunicación de apoyo

Cuando te acerques a otras personas en busca de apoyo, es importante que estas conversaciones sucedan con un enfoque alentador y productivo en mente, en lugar de un enfoque prejuicioso o crítico. Estos son algunos ejemplos del lenguaje crítico comparado con el lenguaje de apoyo en las pláticas que podrías tener. Si notas que tus amigos y tus seres queridos con frecuencia hacen comentarios que se asemejan a las frases de la izquierda, es una buena idea encontrar un momento para hablar del refuerzo positivo y compartir estos ejemplos con ellos.

Crítico

“Tus niveles de glucosa son muy altos. Necesitas cuidar mejor de ti”

“Si no controlas tu glucosa en sangre estarás mucho peor más adelante.”

“Anímate, tu diabetes podría estar mucho peor.”

De apoyo

“Se que el manejo de los niveles de glucosa en sangre son un trabajo difícil. ¿Hay algo en lo que pueda ayudarte?”

“¿Qué puedo hacer ahora para ayudar en tus metas y objetivos para el manejo de tu diabetes?

“Si necesitas platicar sobre cualquier cosa o necesitas desahogarte estoy aquí para escucharte.”

 

Además de ofrecerse a ayudar o escuchar, también puede ser eficaz que otros reconozcan el esfuerzo y los avances de las personas con diabetes Tipo 1. ¡Este reconocimiento de tu progreso puede proporcionar un refuerzo positivo que te ayude a mantenerte motivado!