Todo sobre las cataratas en las personas con diabetes


 

Es probable que la palabra cataratas sea un término que hayas escuchado para describir una afección ocular en personas mayores, pero como persona con diabetes tienes un riesgo mucho mayor de desarrollarlas a una edad más temprana.

Como la mayoría de las complicaciones oculares de la diabetes, puedes reducir el riesgo de desarrollar cataratas si manejas niveles saludables de glucosa (azúcar) en sangre y una A1c del 7.0 por ciento o menos.

¿Qué son las cataratas?

Una catarata es una nubosidad en el cristalino del ojo. Los cristalinos saludables de tus ojos desvían los rayos de luz para ayudarte a ver con claridad. Al igual que las gafas de sol manchadas o empañadas, las cataratas bloquean la visión y hacen que ver sea muy difícil.

¿Qué causa las cataratas?

Las cataratas son comunes en las personas mayores porque los cristalinos de los ojos se vuelven menos flexibles, menos transparentes y más gruesos a medida que envejeces.

Para las personas con diabetes, los niveles crónicamente elevados de glucosa (azúcar) en sangre pueden afectar el bienestar de tus cristalinos del mismo modo que afectan a muchos otros aspectos del ojo, acelerando los efectos naturales del envejecimiento.

Los factores que aumentan el riesgo de desarrollar cataratas incluyen:

  • El tiempo que has vivido con diabetes
  • Los niveles crónicamente altos de glucosa (azúcar) en sangre
  • El edema macular
  • Fumar cigarrillos
  • Los antecedentes familiares
  • Las lesiones
  • Las cirugías oculares
  • Las inyecciones o esteroides oculares
  • La exposición excesiva al sol sin gafas de sol con protección ultravioleta

Síntomas de las cataratas

Si notas alguno de estos síntomas en tu vista, comunícate con tu optometrista:

  • Visión nublada o borrosa
  • Ver doble en un ojo
  • Ver aureolas alrededor de las luces
  • Ser muy sensible a la luz y al resplandor
  • Tener problemas para ver bien por la noche
  • Los colores brillantes parecen desvanecidos

Tratamiento para las cataratas

La gravedad de las cataratas determina cuánto afectan tu capacidad para ver y manejar la vida cotidiana.

Consejos para tu vida cotidiana con cataratas:

  • Usa iluminación brillante siempre que sea posible
  • Usa anteojos con graduación antirreflejo
  • Usa lentes de sol con protección UV
  • Usa lupas para leer y ver detalles pequeños
  • Asegúrate de actualizar la graduación de tus anteojos con regularidad

Cirugía de cataratas

La cirugía puede reemplazar el cristalino nublado con una versión artificial que se convierte en una parte permanente del ojo.

En una breve visita ambulatoria, tu oftalmólogo te adormecerá todo el ojo con gotas o una inyección. Aunque estarás despierto durante la cirugía, en realidad no sentirás la extracción del cristalino original ni cuando te coloquen el cristalino artificial.

Si bien es un procedimiento indoloro, debes considerar unas horas de tiempo de recuperación después del procedimiento.

Recuperación después de una cirugía de cataratas:

  • Usa gotas para los ojos con frecuencia mientras tus ojos se curan
  • Evita tocarte o frotar los ojos
  • Usa lentes de sol para proteger tus ojos
  • Ten paciencia durante algunas semanas mientras tus ojos se adaptan al nuevo cristalino

Este contenido sobre Salud Visual fue hecho posible a través de ADA x BT1 Collab.

ESCRITO POR Ginger Vieira , PUBLICADO 05/26/21, UPDATED 05/26/21

Ginger Vieira es una autora y escritora que vive con diabetes Tipo 1, enfermedad celíaca, fibromialgia e hipotiroidismo. Es autora de una variedad de libros, incluidos "When I Go Low" (Cuando tengo un nivel bajo) (para niños), "Pregnancy with Type 1 Diabetes" (El embarazo con diabetes Tipo 1) y "Dealing with Diabetes Burnout" (Lidiando con el síndrome de burnout por la diabetes). Ginger también ha escrito para Diabetes Mine, Healthline, T1D Exchange, Diabetes Strong y más. En su tiempo libre le gusta saltar la cuerda, andar en monopatín con sus hijas o caminar con su chico guapo y su perro.