CONTANDO CARBOHIDRATOS NIVEL PRO- GUÍA PARA PADRES
8/28/17
ESCRITO POR: MARINA CHAPARRO, RDN, CDE, MPH

Contar carbohidratos de forma precisa es tanto una ciencia como un arte. Es algo que toma mucho tiempo, práctica y arduo trabajo. Cuando los padres dominan el conteo de carbohidrato se convierte en algo menos complejo para el resto de la familia y puede ayudar a un mejor manejo de los niveles de glucosa en sangre del niño con diabetes.

Para algunos papás, el conteo de carbohidratos puede tener un costo emocional. Es un recordatorio constante de que el niño no puede “sólo comer” y ser niño. En su lugar, los niños y los papás deben convertirse en dietistas expertos y matemáticos para contar cada migaja de alimento y aplicar insulina con base en el estimado. Y ¡vaya que es complicado! Incluso yo, a pesar de ser educadora en diabetes certificada y de vivir endo con diabetes tipo 1 necesito recordatorios constantes sobre conteo de carbohidratos.

De hecho, la investigación nos demuestra que la mayoría de las personas con diabetes realiza un conteo de carbohidratos poco preciso. Un estudio publicado en Clinical Diabetes Journal, investigó la precisión del conteo de carbohidratos en personas con diabetes haciendo un examen de conteo de carbohidratos en 18 alimentos distintos. El resultado fue interesante. La calificación promedio de los participantes fue de 59% de 100%- ¡una calificación reprobatoria!

A pesar de los avances en tecnología, nuevos análogos de insulina y mejores tratamientos, el conteo de carbohidratos sigue siendo el mismo desde 1920. Aún necesitamos contar carbohidratos para calcular la dosis de insulina. Pero déjame recordarte por qué es tan importante hacerlo con precisión.

¿Por qué es tan importante?

  • Algunos estudios demuestran que aquellos que tienen mejores habilidades en conteo de carbohidratos tienen mejor manejo de su diabetes. Tanto la precisión como la constancia son importantes.  
  • El conteo de carbohidratos es la mejor forma de mantener niveles de glucosa en sangre bajo control en lugar de limitar azúcares, contar calorías o utilizar un sistema de alimentos equivalentes.
  • El conteo de carbohidratos poco preciso puede llevarnos a niveles bajos de glucosa en sangre o hiperglucemia por el mal cálculo de insulina antes de los alimentos.
  • Los adolescentes con mejores habilidades en conteo de carbohidratos tuvieron mejores resultados de glucosa en sangre y resultados A1c inferiores.

Papás, de ustedes depende casi todo el trabajo. Por ahora o al menos hasta que tu hijo sea capaz de comenzar con el conteo de carbohidratos y a realizar cálculos por sí solo. Los niños, a partir de los 6 años pueden ser introducidos al concepto de carbohidratos: qué alimentos contienen carbohidratos y los tamaños de porción. Pero no esperes que hagan el cálculo de insulina y carbohidratos sino hasta que sean mayores.

Existe una tendencia entre padres de familia de limitarse a ciertos gramos de hidratos de carbono por tiempo de comida. En otras palabras, veo a padres contando los mismos gramos por comida que los que contaban tras el diagnóstico de su hijo. La realidad es que la cantidad en gramos de hidratos de carbono por tiempo de comida va sufriendo cambios a medida que los niños crecen. Algunos días, la ingesta de carbohidratos será mayor o menor según la actividad del niño. Este es uno de los beneficios del conteo de carbohidratos, permite más flexibilidad en las comidas y no es un régimen fijo.

El conteo de carbohidratos impreciso se relaciona con niveles más altos de glucosa en sangre. Si los niveles son persistentemente por encima del rango tras los alimentos quizá sea buena idea recibir asesoría por parte de un educador en diabetes. A pesar de que es imposible convertirse en experto en conteo de carbohidratos puedes ser muy bueno en el cálculo.

7 estrategias sencillas para dominar el conteo de carbohidratos

  1. Lee la etiqueta– Esta es la forma más útil y práctica para contar carbohidratos. Recuerda centrar tu atención en el número total de carbohidratos y no los azúcares (Las azúcares son un tipo de carbohidrato que se incluye en el conteo total de carbohidratos). No caigas en la trampa de la etiqueta y no consumas solamente alimentos con etiqueta por miedo a realizar mal tu conteo de carbohidratos. Puedes omitir algunos nutrientes importantes en alimentos no empacados como los que se encuentran en las frutas, leguminosas, y vegetales. No tengas miedo de intentar otros alimentos y aprender otras formas de contar carbohidratos.
  2. Ten tazas para medir en los tiempos de comida o alimentos.– Utiliza tazas para medir como cucharas o utensilios para servir. Tener una taza para medir dentro de la caja del cereal puede fungir como nota mental para medir los alimentos a medida que los sirves. También puedes realizar revisiones mensuales y pedir a tu hijo (a) colocar una porción de cereal o pasta en su plato y luego colócala en la taza medidora para calcular el tamaño real de porción.
  3. Utiliza una báscula  – Por mucho, este es el método más preciso para conteo de carbohidratos. Es grandioso para estimar alimentos difíciles que no siempre vienen acompañados por una etiqueta como frutas, granos y algunos productos horneados. Simplemente hay que pesar el alimento y se multiplica por el factor de carbohidrato individual. Afortunadamente, hay actualmente básculas que generan una etiqueta nutrimental y sólo se necesita realizar la búsqueda del alimento. Tener esta herramienta en la mesa del comedor facilita que realicemos el conteo antes de los alimentos.
  4. Crea tu propia base de datos – La mayoría de los niños consumen alimentos similares todos los días. Crea tu propia base de datos y ten a la mano un cuaderno donde anotes tu desayuno típico, snacks favoritos y combinaciones como guisados, sopas y otros.
  5. Ten post-its a la mano – Para los niños que apenas inician en el aprendizaje de conteo de carbohidratos, coloca post-its o etiquetas visuales en las bolsas de lunch escolar o en alimentos sin etiquetas como panques echos en casa, frutas y mezcla de frutos secos.
  6. Confía en la tecnología – Afortunadamente hay nuevas aplicaciones que facilitan el conteo de carbohidratos. Puedes incluso buscar en google cualquier alimento para encontrar la información nutrimental. Sin embargo debes tomar en cuenta que no toda esa información es precisa. Intenta utilizar aplicaciones como , Calorie King, My Fitness Pal, Fooducate, Figwee para ayudarte con este conteo.
  7. ¡Practica, practiva y practica! – Sí, puedes convertirte en un gran lector de herramientas nutrimentales pero ¿qué tal útil es cuando vas a un restaurante y no tienes ni idea de cómo calcular los alimentos?. En diabetes, la aplicación de la práctica es a veces más importante que la teoría. Practica en casa, donde puedas medir los alimentos o usa artículos de tu casa para entrenar tus ojos en el cálculo de porciones. Después de algún tiempo, ganarás confianza y harás el mejor cálculo posible. Después de todo, el conteo de carbohidratos nunca es perfecto pero puede acercarse a su objetivo y ¡eso es lo que importa!

REFERENCIAS

  1. MEADELT, RUSHTON WE. ACCURACY OF CARBOHYDRATE COUNTING IN ADULTS. CLINICAL DIABETES 2016 JUL; 34(3): 142-147. HTTPS://DOI.ORG/10.2337/DIACLIN.34.3.142
  2. BISHOP FK, MAAHS DM, SPIEGEL G, ET AL. THE CARBOHYDRATE COUNTING IN ADOLESCENTS WITH TYPE 1 DIABETES (CCAT) STUDY. DIABETES SPECTRUN 2009;22:56–62.

 

MARINA CHAPARRO, RDN, CDE, MPH

Marina es experta en nutrición pediátrica y diabetes. Es vocera para la Academia de Nutrición y Dietética y fundadora de Nutrichicos, un centro de nutrición bilingüe para niños y familias con base en Miami. Marina ha vivido con diabetes tipo 1 desde los 16 años.