El arte y la cocina: mis herramientas

3/28/19
ESCRITO POR: Sari Ameca

 

Hola, mi nombre es Sari y soy de México, he vivido con diabetes Tipo 1 desde que tenía 18 años. Me diagnosticaron durante un viaje a EUA, mientras trabajaba como interna en una asociación. Aunque vivía rodeada de amigos y gente de confianza, me sentí siempre sola y no me atreví a mencionar cuando los primeros síntomas aparecieron en mí. Fue una lástima que esperé tanto tiempo. Todo el tiempo tenía hambre, sed y ganas de orinar y por lo general soy una persona muy amable y feliz, pero por alguna razón todo el tiempo me sentía molesta.

En mis altas y en mis bajas

Así pasé cerca de 4 meses en donde todos podían notar mi evidente pérdida de peso y mal estado, hasta que un día ya no desperté para ir a trabajar. Hoy sé que me encontraron inconsciente y me llevaron a la unidad de cuidados intensivos, en donde desperté 4 días después de lo que recuerdo. Mi glucosa era de +500, lo cual me condujo a una cetoacidosis severa y a un coma diabético. Mis Drs. Hicieron volar a mis papás desde México esperando que pudieran verme por última vez. Cuando desperté, gracias a Dios, ellos estaban ahí y desde entonces siempre han estado como nadie más. Mis amigos estaban preocupados por mí, orando, visitándome y preguntando por mi estado. Mis Drs. Dijeron que nunca habían visto a una chica tan enferma como yo recuperarse como yo lo hice. Le doy gracias infinitas a Dios por haberme cuidado desde ese momento hasta hoy, en mis altas y bajas.

De los años con diabetes 

Estos años con diabetes no han sido fáciles, pero hoy entiendo que es lo mejor que me ha pasado porque me ha hecho crecer y madurar en maneras que no imaginaba. Siempre he sido sensible al arte y las cosas que puedo expresar a través de mis manos en general, es por eso que me convertí en una artista visual. Disfruto de pintar, hacer textiles, decorar y hornear como parte de mi trabajo y sé que en cada faceta difícil de mi vida con DT1, esas muestras de arte han sido el consuelo que Dios le ha dado al malestar que a veces atravieso.

He tenido tiempos en los que la neuropatía me ha quebrado y limitado de maneras en las que no quiero dejar mi cama por las mañanas. Pero he descubierto que trabajar en mi telar, en contacto con fibras y textiles me produce un placer y paz enormes, lo cual me ayuda a olvidar el dolor en mi cuerpo. Pintar tiene el mismo efecto en mí y mi técnica favorita es la acuarela.

De los hallazgos en mi vida

Otro hallazgo especial para mí fue el hornear postres artesanales saludables. No es un secreto que amo los postres y los dulces, pero por evidentes razones me limito en su consumo, es por eso que siempre busco alternativas saludables. Un día probé una nueva receta, de unos cupcakes caseros y estaban tan ricos que cada vez que alguien venía a visitarme les horneaba algunos y poco a poco mis amigos los probaron y empezaron a preguntar si podían hacerme pedidos; para mí era un placer horneárselos, hasta que más gente los empezó a probar, incluso en el gimnasio, en restaurantes locales y pronto se extendió a otras ciudades. Fue cuando investigué sus propiedades y me dí cuenta de que los cupcakes que ingenuamente estaba horneando en un inicio para mí, elevaban muy poco mi glucosa, contienen cerca de 110cal. Y 30 grs de carbohidratos, son excelentes como snack antes o después de entrenar, estimulan la oxidación de grasa y a la hormona del crecimiento. Empecé a venderlos a otras personas con diabetes, personas a dieta o quienes se ejercitan, hipertensos, con problemas de colesterol y triglicéridos y demás. Amo prepararlos y yo misma entregarlos, porque eso me permite visitar a mis clientes y preguntarles cómo se han sentido, cómo van sus niveles de glucosa, su dieta, sus malestares y eso ha creado una gran empatía y compasión en mí por personas que como yo todos los días viven con diabetes.

El arte y la cocina: mis herramientas

Dios ha usado esta enfermedad en mí para acercarme a herramientas como el arte y la cocina para poder ser un puente de ayuda a personas que necesitan de una palabra de ánimo, de un consejo sobre nutrición o ejercicio, las cuales han sido cosas que yo atravesé los últimos diez años y ahora puedo compartir desde mi experiencia.

Gracias por tomarse el tiempo de leer, espero ser útil y de ánimo para muchos. Con amor, Sari Ameca.   

 

Sari Ameca

Redes sociales: FB e IG- Sari Ameca