EL CALOR Y LA DIABETES TIPO 1

Nota: Este artículo forma parte de nuestra biblioteca de recursos de la Vida Diaria. Para obtener más información sobre las muchas cosas que afectan tu salud y manejo diario de la diabetes  Tipo 1, visita aquí.


En este momento que estamos en los meses de verano es importante resguardarse del calor, y los diferentes efectos que puede ocasionar en nuestros cuerpos. ¿Alguna vez has notado que tus niveles de azúcar suben o bajan rápidamente en temperaturas severas? Varias personas con diabetes tipo 1 (DT1) tienen este problema y se preguntan por qué. ¡El calor puede causar mucho más impacto en los niveles de glucosa de lo que te puedes imaginar! Mantener vigilado tu nivel de glucosa en la sangre es más importante en áreas con altas temperaturas.

Estas son algunas posibles explicaciones del papel que juego el calor en las fluctuaciones del nivel de la sangre, ¡y algunos factores que se deben tomar en cuenta mientras disfrutas del verano con DT1!

Niveles altos de azúcar en la sangre

El calor puede elevar los niveles de azúcar fácilmente si no estás debidamente hidratado. Cuando el cuerpo se deshidrata la glucosa en la sangre se concentra más debido al reducción de flujo de sangre por los riñones. Lo que hace más difícil que los riñones eliminen cualquier exceso de glucosa por la orina.

¿Cómo resolverlo? Ajusta las dosificaciones de insulina recetadas por tu doctor y lo más importante ¡bebe mucha agua!

Niveles bajos de azúcar en la sangre

Es bien conocido que los niveles de azúcar en la sangre suben con el calor, especialmente combinado con el ejercicio. ¿Por qué sucede esto?

El calor causa que los vasos sanguíneos en el cuerpo se expandan, lo cual incrementa la absorción de insulina y podría causar la hipoglucemia. Esto puede empeorar con el ejercicio debido al incremento de flujo de sangre en ciertas áreas, especialmente si la insulina se inyecta en las piernas.

Calor seco vs. humedad

Es importante estar hidratado y monitorear de cerca los niveles de glucosa en la sangre en climas húmedos y secos. Sin embargo, el sudor se evapora muy fácilmente en el calor seco permitiendo que el cuerpo se enfríe naturalmente, mientras que en la humedad el sudor se evapora lentamente. El calor se siente exagerado en climas húmedos debido a la variación en los índices de calor.

No todas las bebidas son iguales

La mejor opción para mantenerte hidratado en altas temperaturas es el agua, algunas bebidas como el té de hierbas descafeinado son efectivas también.

Las bebidas que actúan como diuréticos o con altos niveles de cafeína o sodio pueden deshidratarte (lo cual provoca alteraciones en la glucosa en la sangre)

Algunos ejemplos son:

  • alcohol
  • gaseosas y la mayoría de bebidas energizantes
  • café
  • leche
  • té cafeinado

Las bebidas deportivas como el Gatorade son efectivas, pero cuídate por su alto contenido de azúcar y reserva esas bebidas de carbohidratos pesados para utilizarlas cuando tengas niveles bajos de azúcar.

Síntomas similares

Los síntomas del cansancio provocados por el calor y la hipoglucemia (nivel bajo de azúcar) ¡pueden sentirse muy similares! Es importante revisar los niveles de glucosa incluso si piensas que son los efectos del calor.

Los síntomas en ambos escenarios incluyen:

  • sudoración
  • temblor de cuerpo
  • mareos
  • letargo
  • visión borrosa
  • hambre
  • irritabilidad

El calor puede causar alteraciones en los medicamentos

Si la insulina se expone al calor por un período largo ya no es funcional lo cual ciertamente causará niveles altos de azúcar en la sangre. El calor también puede alterar la eficacia de los suministros como las tiras de prueba y los medidores de glucosa en la sangre Asegúrate de revisar las especificaciones de todos tus suministros en cuanto a los requisitos específicos de temperatura.


Lee Recorriendo la parrillada con diabetes tipo 1  y La guía para los festivales musicales con diabetes tipo 1.