Lo Que me Gustaría Que la Gente Supiera Sobre la Diabetes Tipo 2


 

¿Diabetes? Si me lo preguntas a mí, o a muchos otros, te dirán que no se trata de algo  “desconocido”. Todos tienen un amigo, un abuelo, un familiar o conocido que ha vivido o vive con esta condición de salud.

Pero ¿es el saber popular acorde con la realidad clínica? ¿Cómo la perciben las personas que viven con diabetes tipo 2? ¿Fueron o son informadas sobre qué es, cómo se trata la diabetes y sus riesgos? ¿Creen que aún, al día de hoy, existen mitos y creencias erróneas sobre la enfermedad?

Entrevistamos Adrián de México y a Juan Carlos y Andrés de España, para que nos contaran en primera persona sus vivencias y percepciones sobre la diabetes tipo 2 y también nos compartieran lo que les gustaría que la gente supiera sobre ella.

BT1: Cuéntanos sobre ti…

Adrián: Vivo en el Estado de México, por el momento estoy desempleado

Juan Carlos: Vivo en Burgos (España), tengo 62 años. Actualmente estoy jubilado. A los 40 y tras una hospitalización de 3 semanas, me diagnosticaron una vasculitis de Churg Strauss que es una enfermedad crónica y rara (de las que afectan a pocas personas y se investigan poco). El tratamiento de esta enfermedad se hizo a través de dosis altas de prednisona que mejoraban la vasculitis pero dañaban el páncreas.

Andrés: Me llamo Andrés Morón Núñez, tengo 55 años y vivo en Sitges desde hace 6 años. Ahora estoy de cuidador de mi hermana que tiene una discapacidad intelectual del 96% lo que me ocupa casi el 100% de mi tiempo, tengo diabetes tipo 2 desde los 18 años hace ya 37 años.

Mis cuidados han sido casi nulos porque nunca me concientizaron ni enseñaron a tratar la diabetes tipo 2, hasta que 33 años después fui diagnosticado con retinopatía diabética muy avanzada en los dos ojos, aquí fue cuando tomé consciencia de lo importante que es tener a la diabetes controlada. Estuve en tratamiento con láser al comienzo de la pandemia y perdí la visión del ojo izquierdo durante 4 días, al cuarto día empecé a recuperar poco a poco la visión, actualmente estoy bien y como dice mi endocrina: mis glucemias son como “una persona sin diabetes”, he pasado de tener una glicosilada de 15% a 5,6%. 

Doy gracias a los sensores de glucosa y a esa retinopatía diabética, porque desde entonces y gracias a las redes sociales he aprendido casi todo lo que sé y ahora soy yo el que intenta ayudar a los demás con mi cuenta en Instagram. No me lo hubiese imaginado nunca, como siempre digo a todos: “la clave está en conocer a tu diabetes”. He pasado 4 fases mentales con mi diabetes: la indiferencia que luego me pasó factura; el miedo cuando perdí la vista; la obsesión por estar controlado y la relajación una vez que me empoderé de la diabetes y la supe controlar. Ahora vivo con diabetes y no para la diabetes.

BT1: ¿Recibiste información suficiente sobre qué era la diabetes tipo 2 y cómo tratarla cuando fuiste diagnosticado?

Adrián: No.

Juan Carlos: Recibí información y un pequeño curso cuando después de 9 años, empecé con la insulina pero insuficiente.

Andrés: No, la información fue escasa, seguida de problemas porque no cumplía el objetivo del médico, solo se limitaban a darte una hoja con lo que podías y no podías comer… “ahora, apáñatelas tú solo”

BT1: ¿Crees que el personal médico no especializado comprende de qué se trata tu condición de salud? ¿Y la sociedad?

Adrián: La gran mayoría no, algunos no saben diferenciar entre diabetes tipo 1 y tipo 2.

Juan Carlos: El no especializado, en general, tiene conocimientos de cuando se formó pero el tratamiento de la enfermedad ha avanzado mucho y avanza muy rápido y no están actualizados.

La sociedad en general no es consciente de lo que supone esta enfermedad para el que la padece. Somos esclavos de ella y solo le damos visibilidad cuando mostramos los sensores sin pudor o nos ponemos insulina en público.

Andrés: No, no hay conciencia suficiente de la diabetes tipo 2, ni del personal médico no especializado ni de muchos endocrinólogos y de la sociedad todavía menos, los que saben algo de diabetes por algún familiar aún dicen que la diabetes tipo 2 es la fácil “lo cual me indigna mucho” mejor que no opinen.

BT1: ¿Crees que existen prejuicios y/o creencias erróneas acerca de las personas con diabetes?¿Por qué?

Adrián: Sí, porque niegan empleos que podemos realizar sin ningún tipo de problema.

Juan Carlos: Sí, por ejemplo nadie cuestiona a la persona que va perdiendo capacidad de visión a lo largo de su vida y sin embargo sí que a menudo lo hace porque el páncreas deja de funcionar total o parcialmente.

Andrés: Sí, se cree que no podemos comer casi nada y podemos comer de todo, solo hay que enseñar al paciente como hacerlo y sobre todo dar las herramientas necesarias para poder ver las glucemias y poder actuar con una hiperglucemia o hipoglucemia

También se cree que estamos limitados para hacer cosas, como deporte, conducir, ciertos trabajos, etc., y podemos hacer lo mismo o más que una persona son diabetes, “porque solemos tener mejor calidad de vida”.

BT1: ¿Qué te gustaría que todos supieran sobre la diabetes?

Adrián: Que es una condición que es perfectamente controlable y que puedes llevar una vida 100% normal.

Juan Carlos: Que siendo un inconveniente de salud serio, sirve para que nos hagamos personas con costumbres más sanas (comida, ejercicio), fortalecer nuestra mente y hacernos luchadores natos.

Andrés: Que la diabetes no es mala, el descontrol de la diabetes sí y que todos los tipos de diabetes necesitan acceso a insumos para el control, que no hay diabetes buenas o diabetes malas, hay que personalizar a la diabetes para poder tratarla en condiciones. Que sepan por qué se tiene diabetes, que no se crean que tenemos alergias o intolerancia a algún alimento o que al comerlos morimos.

BT1: ¿Cómo le explicarías a las personas, en pocas palabras, lo que SÍ es diabetes?

Adrián: Es una condición de salud que te enseña a tener un mejor estilo de vida.

Juan Carlos: Debes ocupar un espacio de tu mente de forma continua para pensar: “cómo lo haría tu páncreas”, considerar qué nivel de glucosa tienes, qué vas a comer, qué ejercicio vas a hacer, etc., todo esto 24 horas x 365 días. Y procurando no molestar a tu entorno para no generar conflictos.

Andrés: Por un error genético nuestro cuerpo no fabrica insulina, poca insulina o rechaza la insulina, por eso se tiene que personalizar la diabetes y se puede tratar sólo con alimentación, se le puede añadir fármacos orales, insulina inyectada con pluma o con una bomba de insulina.

ESCRITO POR Lucía Feito Allonca de Amato, PUBLICADO 05/01/22, UPDATED 04/21/22

Lucy lleva 30 años viviendo con diabetes tipo 1, tiene doble nacionalidad Española y Argentina y es Licenciada en Derecho por la Universidad de Oviedo. Forma parte activa de la comunidad en línea de diabetes, temática en la cual se mantiene permanentemente actualizada. También es paciente experto en enfermedades crónicas cardio-metabólicas por la Universidad Rey Juan Carlos y activista por los derechos de las personas del colectivo LGBTQ+.