LO BÁSICO PARA MOCHILEROS: CONSEJOS DE LOS EXPERTOS EN CONNECTED IN MOTION

8/9/17
ESCRITO POR: JEN HANSON

Las solicitudes para el equipo Connected in Motion Adventure cierran el viernes 2/23. ¡Haz tu solicitud aquí! ¡O si un retiro de fin de semana es más para tu velocidad, regístrate en Slipstream

En Connected in Motion (conectados en movimiento), nos encanta conectar a las personas en torno a las aventuras. Nos encanta el intenso sentido de comunidad creado por un grupo de personas que exploran el borde de sus zonas de confort y saltan a lo desconocido. Nos encanta encontrar maneras de permitir que las aventuras nos permitan redefinir la vida con la diabetes tipo 1.

En agosto pasado,  13 miembros de la comunidad de diabetes tipo 1 emprendieron un viaje épico de 60 kilómetros (casi 40 millas) a través del extremo norte de la isla de Vancouver, Columbia Británica, Canadá. En el Sendero de la Costa Norte, se encontraron con teleféricos, escaleras, cruces de ríos, caminatas por la playa, barro hasta las rodillas y rápeles de cuerda en cualquiera día dado. Créelo o no, ¡lo estamos haciendo voluntariamente!

Las solicitudes llegaron de todo el mundo de aquellos que querían ir más allá de sus límites y experimentar lo que es viajar en el slipstream (rebufo) del otro. Como una bandada de gansos volando en forma de V, todos se turnan en la parte delantera, impulsándonos hacia adelante y facilitando las cosas para el grupo en general. También nos turnamos para ir detrás, uniéndonos para el viaje y sintiendo el poder del rebufo (slipstream): la metáfora sobre la cual Connected in Motion fue construido. Cuando nos unimos como grupo, logramos mucho más de lo que podríamos lograr por nuestra cuenta, que es exactamente lo que haremos en el Sendero de la Costa Norte.

Muchos meses de planificación nos prepararon para el éxito en una aventura como esta. Ahora estamos llegando a nuestra última semana, dando los últimos toques: ajustando las recetas para lograr la cantidad ideal de especias en nuestras comidas tailandesas (¡es verdad!), limpiando nuestros filtros de agua para una hidratación higiénica y perfeccionando los Planes A, B.  Quería compartir un poco más sobre lo que encontrarás en nuestras mochilas, así como sobre lo que pensamos para nuestro tiempo en el sendero.

Lo básico de empacar

Cualquiera que haya ido de mochilero o incluso en una fiesta de pijamas, no se sorprenderá al saber que la diabetes ocupa aproximadamente un tercio de nuestro espacio al empacar. Cada miembro del equipo lleva una mochila de 60 litros (o más grande) llena de equipo personal y equipo grupal. Cuando empacamos sitios de bombas, plumas, insulina (más un mecanismo para mantenerla fresca), kits para mediciones, tiras reactivas adicionales y bancos de energía (para aquellos con equipo recargable), siempre hemos encontrado que necesitamos usar 1/3 de nuestro espacio de empaque personal para que todo quepa.

Estos son algunos trucos de Connected in Motion para usar nuestro valioso espacio de manera eficiente:

Vigilamos nuestros artículos comunales. ¡Definitivamente no usaremos 13 tubos de pasta de dientes ni 13 botellas de protector solar!
¿Te ha pasado que cuándo saldrás para un viaje de fin de semana lanzarás una, dos o incluso tres sudaderas con capucha adicionales, por si acaso? ¡No sucederá en esta aventura! Planificamos qué llevar para cada día: un conjunto de ropa de senderismo (que se puede mojar y secar rápidamente), un conjunto de ropa de campamento que cambiaremos en el lugar, y algunas capas adicionales (para dormir y para protección contra la lluvia y los fríos vientos costeros).

Como regla general, llevamos el doble de suministros para la diabetes que lo que necesitaremos. Cambio los sitios de mi bomba cada tres días. En lugar de llevar solo dos sitios de bombas para una aventura de seis días, llevaré cuatro.

Los paquetes de enfriamiento de la marca frio tienen una sustancia dentro que se enfría y mantiene todo lo que llevas a una temperatura uniforme y constante. Los llevamos para que no tengamos que preocuparnos de que algo se caliente demasiado mientras estamos bajo el sol.

Ubicación del sitio y el CGM (medidor continuo de glucosa, por sus siglas en inglés)

En el camino, levantamos nuestras mochilas y nos las quitamos, ajustamos nuestras cinturillas con fuerza y ​​luego las aflojamos, y nos quitamos las capas antes de volver a ponerlas. Pensamos en dónde ubicar nuestra bomba y los sitios de CGM antes de seguir el camino, evitando áreas en nuestros estómagos que puedan rozar las cinturillas y áreas de nuestros brazos que probablemente se enganchen al cargar un paquete pesado.

Planes de respaldo para la diabetes

No solo el Plan A está listo para funcionar, sino que también estamos listos con un Plan B y C, por las dudas.

Plan A: El plan de “todo va viento en popa”!
¡La mayoría de las veces, toda nuestra preparación diligente significa que todos pueden apegarse al Plan A! Sabemos cuántos sitios de bombas o tapas de plumas necesitaremos. Sabemos cuántas tiras reactivas usaremos en un día. Sabemos cuántas veces recargaremos nuestras bombas. Pero a veces, necesitamos un

Plan B: el plan “¡Oh, no, algo salió mal!”
¡Una bomba href=”http://esbeyondtype1.wpengine.com/fallas-en-los-dispositivos-para-la-diabetes-tipo-1-y-que-hacer falla ¡Las cetonas comienzan a causar estragos! Escribimos e impermeabilizamos nuestras dosis basales, proporciones entre insulina y carbohidratos y factores de corrección, junto con un plan de respaldo para lo que sucedería si tuviéramos que cambiar de una bomba a insulina de acción prolongada mientras vamos por el sendero. De esa forma, si algo sale mal, estamos listos. Incluso si eso significa recurrir a un.

Plan C: El plan “Vaya, ¡esto NO lo esperábamos!”
¡Una botella entera de tiras reactivas termina en el océano! Una mochila se desabrocha y se va a nadar río abajo … ¡y luego una ballena se la come, tachando cualquier esperanza de rescate! ¿Ahora qué? Todos tenemos un compañero con diabetes en el camino. Sabemos quién usa la misma insulina, las mismas tiras reactivas y los mismos sitios de bomba. Si ocurre un desastre, ¡sabemos que el equipo está ahí para nosotros!

Si toda esta preparación ha despertado tu interés, podrás seguir nuestra aventura por la costa siguiendo nuestro dispositivo de rastreo GPS SPOT ¡También puedes compartir palabras de aliento! Únete a nuestro grupo de Facebook de Support Crew y Cheering Squad (equipo de apoyo, escuadrón de animadores) para interactuar con el equipo, ver fotos del recorrido (¡cuando la señal lo permita!), y recibir actualizaciones en los días previos y posteriores a la caminata.

Nos encantaría saber de ti y acerca de tus propias aventuras. Lo mejor de todo es que lo haremos todo de nuevo el año que viene: la misma idea, una nueva ubicación. ¡Te veré allí!¡


 

 

JEN HANSON

Los comienzos de Jen como amante de las fogatas, atrapa bichos, salta charcos de barro, trepa árboles, encendió su amor por la aventura que se ha fomentado y se ha convertido en una pasión por todo lo que ocurre al aire libre. Ella ha estado viviendo con diabetes casi toda su vida, y cuando puedes localizarla, ella opera desde Toronto, Ontario. Es una Kinesióloga Registrada, una Profesora Certificada, una Guía de Aventura especializada en Educación en Diabetes Experimental y al Aire Libre, y una Educadora de Diabetes certificada recientemente. Ella es la Directora Ejecutiva de Connected in Motion y miembro del Consejo Mundial de Embajadores de Beyond Type 1.