Nuestra Vida: Experiencias de un Campamento

5/2/19

Estos somos nosotros

¡Hola! Soy Alejandra, soy diseñadora y divido mi tiempo entre ser mamá y trabajar en casa.

En palabras de Lorenzo para nuestros lectores: Soy Lorenzo, tengo 7 años, me gusta mucho patinar y me gustan mucho los legos

El diagnóstico de Lorenzo

El diagnóstico de Lorenzo fue a mediados de diciembre, los síntomas se presentaron un viernes (mucha sed, cansancio) el sábado nos comunicamos con el pediatra para comentarle los síntomas y que sospechábamos que se trataba de diabetes (sabía de la diabetes porque mi hermana conoció a una niña pequeña que había sido diagnosticada, pero en realidad sólo sabía los síntomas). El médico y mandó hacer estudios pero por ser fin de semana tuvimos que esperar hasta el lunes. Cada día que transcurría Lorenzo, estaba lucía más deteriorado. Los resultados salieron el miércoles por la tarde e inmediatamente el pediatra se puso en contacto con nosotros para indicarnos que ya teníamos cita con una endocrinóloga y que nos esperaba en su consultorio. Después de casi 4 hrs de curso intensivo fue que nos dieron la bienvenida al club, salimos con insulinas, libretas y hasta cuentos infantiles, con manos llenas de información, pero con el alma quebrada.

En palabras de Lorenzo para nuestros lectores: Mi diagnóstico fue en la tarde, fui con una doctora, me pusieron insulina y me picaron pero yo ni cuenta me di porque estaba casi inconsciente.

Cómo explicar a una mamá el significado real del diagnóstico en nuestros hijos

Si tuviera que explicarle a otra mamá le diría que es una oportunidad de aprender sobre nuestra fortaleza y la de nuestros hijos, que aunque se sienta que el mundo se cae, el equilibrio vuelve, y que no se reprochen nada.

En palabras de Lorenzo para nuestros lectores: La diabetes es cuando tu organismo produce insulina pero los glóbulos blancos van y atacan la insulina y no la puedes procesar. Lo más difícil es tener que medirme y ponerme insulina cuando voy a comer o cuando mi glucosa está alta.

Nuestros retos y el campamento

El reto más grande ha sido la educación en su entorno, enfrentarnos con la ignorancia y los prejuicios. Afortunadamente en la escuela de Lorenzo realizan campamentos cada año, y sabemos el avance en los chicos cada vez que asisten a uno. La autonomía y crecimiento que alcanzan es grande. Al enterarnos que había campamentos especializados de diabetes México, supimos que ayudaría a Lorenzo a entender qué pasa con su cuerpo, cómo hacerse cargo de su condición (que no seamos sólo mamá y papá, la voz que dice que es mejor) y sobre todo la convivencia entre pares. Eso fue lo que nos motivó para hacer que asistiera.

En palabras de Lorenzo para nuestros lectores: Pensé que ir de campamento era  divertido y sí fue así,  ir con otros niños con mi misma condición. Aprendí muchas cosas y que hay otros niños con diabetes y se saben cuidar bien.

Del aprendizaje

Lorenzo tuvo grandes avances, pensamos que logró la aceptación, regresó menos enojado, más cooperador a la hora de hacer cosas relacionadas con el manejo de su “diabetes”

Cuando volvió me encontré con un  Lorenzo responsable de su condición, fortalecido para poder contestar todas las preguntas de sus compañeros de clases, un Lorenzo sin pena que ya no se esconde para medirse o pincharse

Mamá en casa, pequeños en campamento

Debo confesar que al estar lejos de Lorenzo estaba  muy nerviosa, pero a la vez tranquila ya que su endo viajaba con él, sin embargo en la semana lejos de casa (nunca había estado tanto tiempo lejos) escuchaba la bomba sonar,  pero al verlo regresar tan empoderado supe que esta experiencia debía repetirse cada año.

En palabras de Lorenzo para nuestros lectores: Yo había ido a otros campamentos con mi escuela y no sentí nada, aunque fue muy largo el tiempo que estuve lejos de mi casa.

Mis recomendaciones como mamá para ti padre o cuidador de un pequeño con diabetes

Estoy agradecida con los campamentos y la comunidad al rededor por sumar esfuerzos y realizar este tipo de actividades que hacer LA DIFERENCIA, podemos charlar con ellos, hacernos cargo de su condición, hacerles más ligera la carga, pero nada va ayudarlos más a que aprendan ellos mismos, que conozcan su cuerpo y que tomen decisiones por ellos mismos en un futuro.

En palabras de Lorenzo para nuestros lectores: Tienen que ir, se van a divertir muchos es una experiencia muy padre .


Lorenzo es uno de los asistentes a Vive Camp que se lleva a cabo en Morelos, México del 18 al 22 de Julio. Para mayor información haz click aquí