PERROS DE ALERTA DE DIABETES

¿Cuáles son los perros de alerta de diabetes (DAD, por sus siglas en inglés)?

Los perros de alerta de diabetes, cariñosamente conocidos en inglés como DAD, son los perros de servicio que están entrenados específicamente para ayudar a personas que viven con diabetes. 

Su tarea principal como perros de servicio es alertar sobre una próxima hipoglucemia o hiperglucemia (¡azúcar en la sangre baja o alta!)

Los perros de alerta de diabetes son capaces de hacer esto por su reacción a olores particulares que son emitidos por el cuerpo humano debido a los cambios químicos causados por ya sea la hipoglucemia o la hiperglucemia (que pasan sin ser detectados por una nariz humana).

Hay varias maneras en que el perro puede alertar a su humano por un nivel alto o bajo de azúcar en la sangre, todo depende de cómo se le haya entrenado. Estas habilidades requieren un riguroso entrenamiento de entrenadores profesionales de perros de servicio.

Además de estar en modo de alerta por el mal funcionamiento del azúcar en la sangre, a los perros de alerta de diabetes se les conoce por proporcionar una enorme cantidad de amor y apoyo emocional a sus propietarios, lo que da como resultado un aumento de la sensación de seguridad y equilibrio en la vida diaria de una persona con diabetes tipo 1.

¿Cómo puedo encontrar mi propio perro de alerta de diabetes?

Conseguir tu propio perro de alerta de diabetes lleva un proceso. El primer paso es encontrar una organización legítima y acreditada formada por entrenadores que te ayudarán tanto en la adquisición como en el entrenamiento de tu nuevo perro de alerta de diabetes. Como alternativa, hay escuelas para entrenamiento de perros de alerta de diabetes que ayudarán en el entrenamiento y el desarrollo del perro de tu propia elección. Después de encontrar al perro adecuado para ti, tal vez te pidan que proporciones un “kit para la recolección de aromas” para que tu perro pueda aprender la química de tu cuerpo durante su entrenamiento. Las visitas a domicilio se programan con el fin de iniciar el proceso de formar lazos de afinidad.

Organizaciones y recursos

¿Cuánto tiempo tengo que esperar por mi perro?

El tiempo de espera promedio para que tu perro de alerta de diabetes esté listo para ir a casa contigo para siempre es de aproximadamente seis meses a un año.

¿Cuánto cuesta?

El costo exacto dependerá de la organización en particular y el programa de entrenamiento seleccionado. Pero en promedio, una inversión para un perro de alerta diabética puede costar entre $ 8,000 a $ 20,000. Hay organizaciones sin fines de lucro que otorgan los perros de forma gratuita y sólo requieren que tú pagues por su entrenamiento con el perro.

Lee: ”Lenguaje canino con perros de alerta temprana” para aprender más sobre los promedios de costos por el entrenamiento.

 

Acerca de los perros de servicio

Hay muchos tipos de perros de servicio que caen en la categoría de perros de alerta médica, cada uno se entrena para ayudar a los seres humanos con sus discapacidades únicas.

  • perros guía (para ciegos, también llamados perros lazarillo)
  • perros señal (para sordos)
  • perros de servicio psiquiátrico
  • perros de asistencia en movilidad

Bajo la Ley de Estadounidenses con Discapacidades, a todos los perros de servicio entrenados y acreditados que llevaba un chaleco de servicio se les permite acompañar a su dueño a cualquier empresa de propiedad privada que sirva al público: restaurantes, hoteles, cines, tiendas, centros deportivos y mucho más. Los perros de servicio también pueden unirse a sus seres humanos en los aviones sin costo adicional. Un animal de servicio no se considera sólo un “animal doméstico”.

Una breve historia

El uso de perros de servicio se inició primero en 1863, en forma de Perros de Terapia de la Guerra Civil Estadounidense. Una Escuela de Entrenamiento Canino de Cuerpos Policiales se estableció en 1899, y en 1929, el mundo conoció a sus primeros Perros Guía.

Una mujer llamada Dorothy Harrison Eustis llevó a cabo un programa de entrenamiento en Suiza para perros guía en la década de 1920, y entrenó al primer perro guía en los Estados Unidos llamado “Kiss” (beso).

Antes de que se establecieran en los EE. UU., los programas de entrenamiento de perros guía ya se habían establecido tanto en Suiza como en Alemania.

Hoy en día, como podemos ver, lo perros de servicio se utilizan de muchas maneras diferentes, y se han mantenido como servidores leales y mejores amigos de las personas que más los necesitan.