¿POR QUÉ DEBO SOLICITAR EL ESTADO DE DISCAPACIDAD EN LA UNIVERSIDAD?

5/20/16
ESCRITO POR: RILEY JENKINS

Si eres estudiante universitario y tienes de diabetes Tipo 1, experimentarás cosas que otros estudiantes simplemente no experimentarán, pero esto no debe tener un impacto en tu capacidad de tener éxito en la universidad. Todos los estudiantes, independientemente de sus antecedentes, deben tener las mismas oportunidades para alcanzar el éxito. Tener una enfermedad crónica como la diabetes Tipo 1 te hace elegible para disfrutar de ciertos arreglos especiales a fin de asegurar que tu experiencia en la universidad sea tan buena como la de cualquier otra persona.

PERO, si te pareces a mí, no te gusta que te den un trato especial por tu enfermedad. Incluso podrías sentirte tímido al respecto, y sin duda no quieres que nadie sienta lástima por ti o piense que te estás aprovechando del sistema. Entonces, podrías no solicitar los arreglos especiales, pero te digo que sería un error.

 

El Centro de recursos para personas con discapacidad

Antes de empezar la universidad, mi mamá investigó un poco y descubrió el Centro de recursos para personas con discapacidad de la Universidad de Georgia. Después de lidiar con algunos maestros difíciles en la escuela, ella tenía todo el derecho a sentirse preocupada por cómo me iría en la universidad. Vio que los estudiantes como yo podían inscribirse para recibir servicios por discapacidades y disfrutar de ciertos arreglos como inscripción temprana, permiso para hacer los exámenes, cartas de los profesores y más. También descubrió que había opciones de acomodaciones.

Yo me sentía escéptica. Lo primero que pensé sobre la opción de acomodaciones fue “No lo merezco. Le estaría quitando el espacio a alguien que lo merezca más que yo: alguien en silla de ruedas, alguien con una discapacidad física. Todos se darán cuenta y se reirán de mí o me odiarán por haberle quitado el espacio a alguien que lo merece más que yo”. Este no es el caso. Mi mamá me explicó cómo funciona el proceso. Dijo que presentas la solicitud, y las personas que necesitan las acomodaciones porque usan silla de ruedas u otro equipo, porque las puertas son más amplias y  las duchas tienen acceso para personas con discapacidad, tienen la prioridad, pero que las personas como yo no están menos calificadas para usar la habitación. Ah, y si no se presentan suficientes solicitudes y si no se llenan las habitaciones, las asignan a cualquier otra persona que viva en los dormitorios. Aún no estaba segura, pero mi compañera de habitación también tenía diabetes Tipo 1 y estaba de acuerdo con lo que mi mamá decía, así que conseguimos las cartas de nuestros doctores y las presentamos.

Me dieron las acomodaciones y no pude haber estado más feliz de que mi mamá me convenciera de hacerlo. Además de contar con la oportunidad de tener más privacidad y un ambiente más estéril para cosas como cambios de sitios, más espacio para las grandes cantidades de suministros médicos y un mini congelador, mi enfermedad fue validada. Lo merecemos.

En cuanto a los servicios por discapacidad, realmente recomiendo inscribirse para disfrutar de arreglos especiales en la universidad. Cada universidad tiene que ofrecer arreglos especiales para los estudiantes que estén registrados para dichos servicios.

 

Cartas de profesores

En UGA, tenemos cartas de profesores que explican tus arreglos especiales que aseguran que tu profesor sabe de una forma profesional y legítima, que tienes diabetes Tipo 1. De esta forma, no experimentas una reacción negativa si tienes que comer en clase, si te tienes que ir o necesitas arreglos para hacerte pruebas. Puede ser que no todas las universidades lo ofrezcan, pero siempre puedes solicitarlos o desarrollar tus propios arreglos. Las cartas de los profesores son importantes, porque dependiendo del tamaño de tu universidad y de las personalidades de tus profesores, podrías necesitar ayuda para explicar por qué necesitas de arreglos específicos.

 

Arreglos para exámenes

Los arreglos para los exámenes son geniales, pero tienes que decidir qué funciona para ti. Conozco a algunas personas que solo hacen sus exámenes en los servicios para personas con discapacidad, y eso está bien. Pero en mi caso, solo hago algunos exámenes ahí. Normalmente programo hacer un examen en un centro de servicios para personas con discapacidad por las siguientes razones: si tengo un profesor particularmente difícil, si haré el examen con un grupo grande que quizá esté controlado por auxiliares que no me conocen personalmente o para mis exámenes finales. No habría nada peor que el hecho de que me llamaran la atención frente a todos al momento de hacer el examen por sacar mi bomba debido a que el auxiliar piensa que estoy usando el teléfono, así que evito la situación del todo y hago mis exámenes de química orgánica  en el centro de servicios para personas con discapacidad.

 

Inscripción temprana

Si puedes llevarte un consejo de este artículo, sería que te inscribas en el centro de servicios para personas con discapacidad de tu universidad para la inscripción temprana como mínimo. Cada universidad debe tener la opción de que te inscribas para tus clases un poco antes que el resto de tus compañeros, junto con atletas, estudiantes del cuadro de honor y otros estudiantes que estén inscritos para recibir arreglos especiales. De nuevo, hablo solo por la UGA, pero definitivamente es una opción que vale la pena considerar.

La inscripción temprana es algo vital porque quienes tenemos de diabetes Tipo 1, tenemos una necesidad especial de, por ejemplo, desayunar, almorzar, dormir y hacer tiempo para asegurarnos de que nuestros niveles estén bien. No hay nada peor que no programar un tiempo para almorzar en la universidad. Piensa en lo irritable que puede estar una persona cuando tiene hambre. Solo no pases por eso. Inscríbete en los servicios para personas con discapacidad.

 

Otros consejos:

Primero que nada, debes saber que no te estás aprovechando de nada ni de nadie al inscribirte para poder disfrutar de estos arreglos especiales. La diabetes Tipo 1 es una enfermedad difícil, así que debes saber y creer que no te estás aprovechando del sistema o recibiendo un trato especial e innecesario. Eres digno de recibir todas estas cosas, así que no permitas que nadie te haga sentir lo contrario. En mi caso, fue difícil aceptarlo porque soy una persona independiente y no quería que nadie sintiera lástima por mí, pero te agradecerás a ti mismo cuando tengas una semana de niveles alterados antes de un examen importante, un profesor que sencillamente no parece entender la situación o si solo estás lidiando con el estrés de la vida en la universidad. Podría no ocurrir nada malo, y yo he sido lo suficientemente afortunada como para no haber faltado a una clase, no he tenido que reprogramar un examen ni he tenido que presentar una excusa por haber faltado a clases debido a la diabetes Tipo 1, pero conozco a varias personas que sí lo han hecho. ¡Debes estar preparado!

 

Buenas ideas:

¡Y diviértete! Tener éxito en la universidad es totalmente factible si tienes diabetes Tipo 1.


College Diabetes Network (CDN) es una organización sin ánimo de lucro cuya misión es brindar programas innovadores basados en pares, los cuales conectan y empoderan a los estudiantes y a los profesionales jóvenes para que tengan éxito con la diabetes. Para conectarte con otros adultos jóvenes u obtener más información, inscríbete AQUÍ.


Lee Por qué desearía haber conocido sobre College Diabetes Network cuando estaba en la universidad  por Mary Lucas.

 

 

RILEY JENKINS

Riley es una estudiante de segundo año del área metropolitana en la Universidad de Georgia que estudia ciencias biológicas y nutrición, y espera cumplir su sueño de convertirse en dentista. Fue diagnosticada a los 11 años en 2007 y ha sido activa en la defensa y la educación desde entonces. Actualmente es la vicepresidenta de Dawgs for Diabetes en UGA. Le encanta pintar, comer comida mexicana, ponerse al día con el programa más reciente de Netflix y estar con su guapo novio (y honorario paciente que tiene diabetes Tipo 1) de más de 5 años. ¡Puedes seguirla en Instagram @rileyajenkins!