5 razones por las que no uso una bomba de insulina


 

 

Me lo dicen con mucha frecuencia: “¿Qué? ¿Por qué no usas una bomba de insulina?”

A la gente le sorprende que elija inyecciones diarias múltiples (y ahora, insulina inhalada) en lugar de usar una bomba de insulina que esté pegada en mi piel las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Para muchas personas, una bomba de insulina ofrece libertad, flexibilidad, menos estrés y mejores niveles de azúcar en sangre. Para mí no es así. ¡Ni siquiera durante dos embarazos!

He vivido con diabetes tipo 1 durante 23 años y he usado una bomba de insulina exclusivamente durante al menos siete de esos años. La última vez que traté de volver a usarla, probando la bomba sin tubo, la dejé en unas semanas.

He descubierto cómo hacer que las inyecciones diarias múltiples funcionen para mí de una manera que me permita alcanzar mis objetivos de azúcar en sangre, ser muy activa físicamente, llevar una dieta flexible y mostrarle a mi diabetes quién manda a diario.

Esta es la razón por la qué no uso una bomba de insulina.

  1. A mi A1c no le importa…

En realidad, mi A1c es significativamente más baja ahora que cuando usaba una bomba, pero esto se debe a mi edad, no a mi método de administración de insulina. A finales de mi adolescencia y principios de mis 20 años, mi A1c estaba entre los 6 y un poco más que 7. Hoy en día, mantengo un A1c de más que 5 a un poco más que 6, y ese es mi rango objetivo de A1c.

En los últimos 15 años, he dedicado gran parte de mi energía a aprender a manejar los niveles de azúcar en sangre más estrictos, sin importar cómo me administre la insulina. Sí, ¡usar un MCG tuvo un papel muy importante en esto!

Pero la tecnología por sí sola no mejora el A1c. Ya sea que use una bomba o me administre insulina por medio de una inyección o insulina inhalada, aún tengo que esforzarme, tomar decisiones meditadas sobre la comida, manejar el impacto del ejercicio diario y medir mi nivel de glucosa en sangre a lo largo del día para hacer malabarismos con los muchos otros factores que influyen en la diabetes.

Sin duda, las bombas de circuito cerrado de hoy pueden cambiar las reglas del juego para aquellos que aprecian ese tipo de apoyo. Para mí, usar un dispositivo de administración de insulina en mi piel las 24 horas del día, los 7 días de la semana crea más estrés y reduce mi sensación general de libertad en la vida con diabetes Tipo 1.

  1. No me gusta usar una bomba, y a mi piel tampoco

¿Existe la “claustrofobia por tecnología de la diabetes”? Para mí, definitivamente sí. Simplemente, me siento atrapado.

No me molesta llevar un MCG en la piel, es mucho más sencillo. No mete nada en mi piel, lo que significa que el impacto que tiene en ella es significativamente más leve. Y si falla repentinamente o se sale accidentalmente, realmente no es un gran problema o un asunto urgente. Sí, debo reemplazarlo, pero cuando falla una bomba de insulina, es un problema muy urgente.

Tampoco me gusta tener que usar una bomba de insulina en mi cinturón o en mi bolsillo. No me gusta tener que lidiar con eso durante las duchas, el sexo o el ejercicio. Ay, o dormir. (¡No te metas con mi hora de dormir!)

Además, tengo una piel muy sensible. A mi piel simplemente no le gusta recibir una infusión constante de insulina.

  1. Las fallas en el sitio de la bomba me estresan

Me resulta muy estresante la rapidez con la que se pueden desarrollar cetonas moderadas o simplemente niveles de azúcar en sangre superiores a 300 mg/dL solo porque el sitio de la bomba falló o hay una torcedura en la cánula.

Usar insulina de acción prolongada para mis necesidades de insulina basal o de fondo significa que nunca tendré que preocuparme por esto, nunca. Claro, hay otras razones, como un terrible virus estomacal o un estrés extremo, que pueden provocar cetonas o un gran aumento inesperado en mi nivel de azúcar en sangre, pero son poco comunes.

Con una bomba de insulina, las fallas en el sitio son parte del curso. Se espera que sucedan. Son una de las cosas con las que simplemente tienes que lidiar para recibir otros beneficios de usar una bomba.

Como madre de dos hijos, también me resulta extremadamente estresante preocuparme por un 300 mg/dL porque la insulina no pasa correctamente por un nuevo sitio de infusión que simplemente administrarme mi insulina por medio de inyecciones diarias múltiples y saber sin lugar a dudas que recibiré lo que necesito.

No quiero lidiar con fallas en el sitio. Elegiría los factores estresantes de las inyecciones diarias múltiples sobre las fallas en el sitio de la bomba en cualquier situación.

  1. Las bombas son caras

Durante muchos años, cuando tenía poco más de 20 años, no tenía seguro médico. Pagar los suministros mensuales de la bomba de insulina de mi bolsillo hubiera sido imposible. ¡Esos años sin seguro médico también me hicieron bastante ahorrativa en lo que respecta al manejo de la diabetes! Es difícil deshacerse de esa sensación de no saber nunca si podrás conseguir lo que necesitas, cuando lo necesites.

Hoy en día, tengo un seguro médico maravilloso por medio de mi empleador, pero el costo de usar una bomba de insulina aún sería significativamente mayor que el de las inyecciones diarias múltiples.

Aprecio la simplicidad de las inyecciones diarias múltiples. Si puedo lograr mis objetivos de azúcar en sangre a un costo menor, también lo haré. (¡Esta mentalidad ahorrativa es la misma razón por la que busco el salvado de avena de mi novio en el Centro de Liquidación de Vermont antes de comprarlo en el supermercado! Me gusta ahorrar dinero).

  1. Las inyecciones diarias múltiples apoyan mi estilo de vida personal y mis metas de disciplina

Con una bomba de insulina, puedes presionar algunos botones en cualquier momento y administrarte una microdosis de insulina para cubrir la mini barra de chocolate que acabas de comer impulsivamente cuando caminabas por la cocina.

Aprecio que no puedo hacerlo tan fácilmente con las inyecciones diarias múltiples. Si bien he descubierto cómo administrarme pequeñas microdosis de insulina de acción rápida inyectada, aún es mucho más difícil cubrir 8 gramos de carbohidratos.

Aprecio que debo ser intencional con mis comidas, cuándo hago ejercicio y cuánto como. Aprecio que las inyecciones diarias múltiples me obligan a ser cuidadosa con estas decisiones si quiero mantener mis niveles de azúcar en sangre dentro de mi rango objetivo.

En conclusión…

Es bueno que tengamos opciones, porque lo que funciona para mí y siento que es libertad no va a ser lo que funciona para todos los demás. ¡No hay problema! Qué bien: ¡nosotros podemos elegir! E incluso podrías pasar por una fase temporal de la vida en la que las inyecciones diarias múltiples te funcionen mejor que la bomba, o viceversa.

Debemos tener opciones. Estoy agradecida de que existan estas bombas de insulina, pero no quiero usar una. Estoy agradecida de tener esa opción.

ESCRITO POR Ginger Vieira , PUBLICADO 11/12/21, UPDATED 11/12/21

Ginger Vieira es una autora y escritora que vive con diabetes tipo 1, enfermedad celíaca, fibromialgia e hipotiroidismo. Es autora de una variedad de libros, incluidos "When I Go Low" (Cuando tengo un nivel bajo) (para niños), "Pregnancy with Type 1 Diabetes" (El embarazo con diabetes tipo 1) y "Dealing with Diabetes Burnout" (Lidiando con el síndrome de burnout por la diabetes). Ginger también ha escrito para Diabetes Mine, Healthline, T1D Exchange, Diabetes Strong y más. En su tiempo libre le gusta saltar la cuerda, andar en monopatín con sus hijas o caminar con su chico guapo y su perro.